Anécdotas: Leonardo Cuellar. Excentricidad y exilio.

Publicado: 4 noviembre 2010 de Damián García en Anécdotas, Atletas Campesinos, Futbolistas, Pumas
Etiquetas:, ,

Fashionista, le decimos hoy.

En la época de los setentas el club de la Universidad Nacional se separó de la misma casa de estudios en lo que se refiere a su mantenimiento y renació como sociedad civil, ese cambio alivió a la escuela de gastos y le permitió a los pumas hacerse de recursos como el resto de los equipos. Con dicha transformación empezaron a llegar títulos y figuras, en aquellos tiempos arribaron el máximo artillero de todos los tiempos Cabinho, su compatriota Spencer Cohelo, el peruano Juan José La Cobra Muñate y el nacional Leonardo Cuellar.

Éste último se convirtió en toda una figura del balompíe nacional, era el favorito de los medios y para el primer título de copa -1975- era ya el alma de medio campo tras haber jugado apenas 5 años. Siendo un dínamo en la ofensiva y un jugador altamente creativo, ayudó también a ganar el trofeo campeón de campeones del mismo año y el primer campeonato de liga universitario en la 76/77 (que no se celebró en casa para apoyar una de las huelgas estudiantiles de los setentas). Incluso años antes del mundial de Argentina ’78 ya se consideraba un experimentado mediocampista con roce internacional, pues había jugado los olímpicos de Munich ’72 en los que marcó dos goles.

Duelo de cabelleras

A su debut era un jugador tímido de pelo corto, pero para cuando consiguió aquellos títulos ya lucía una inolvidable cabellera afro, estudiaba en la Universidad y era el jugador más cotizado del campeonato. Su impresionante estilo de juego y su estilo de vida eran tal para cual; se casó con una americana llamada Tammy que conoció en Acapulco, tuvo un negocio de ropa moderna en aquel puerto, tenía en su casa de San Jerónimo diez perros afganos (dicen que cada perro se parece a su dueño) un chow-chow, un gato siamés y una leona. Aún siendo tomado por poeta y loco su trato con los medios era ideal, pues daba entrevistas con calma y sinceridad, aunque siempre con una visión ganadora y sin pelos en la lengua, de tal forma que se convirtió en la principal insignia de la selección mexicana rumbo a la justa mayor. (Incluso hoy en día es el símbolo del blog hermano Queridos Futbolistas, por ejemplo).

Para ese mundial la prensa estaba por primera vez emocionada con la posibilidad de obtener un buen resultado, pues apenas la selección acababa de obtener el subcampeonato del juvenil de Túnez y había arrollado a todos los rivales de la zona en las eliminatorias, lo cual era un gran logro, luego de que El Tri hubiera sido eliminado en esa misma región para la pasada copa de Alemania ’74. Además contaba con otras figuras como Alfredo Tena, Victor Rangel o el novel delantero Hugo Sánchez. Así la selección llegó a Argentina con un sorteo que en ese entonces ya se consideraba bueno (Alemania, Polonia y Túnez) pero regresó con 12 goles en contra y 2 a favor, posicionado en el vergonzoso último lugar del torneo.

Decepcionados, medios y aficionados buscaron culpables y la figura de Cuellar se debilitó. Aún así jugó la 78/79 y su equipo llegó a la final contra Cruz Azul, aunque no alcanzó el titulo. Tras esos dos traspiés y un coqueteo con el Atlético de Madrid que no se concretó, Leonardo emigró a Estados Unidos, en ese entonces a la NASL, en la que compartió liga con míticos como Cruyff, Pelé y Beckenbauer. Allá fue figura de los San Diego Sockers y llegó a la final de conferencia en las tres temporadas que militó, pero en los medios nacionales su partida fue considerada como un auto-exilio luego del estrepitoso fracaso nacional, aunque bien es cierto que en una entrevista previa al ’78 el mismo dijo:

(…) El plan es irnos juntos a los Estados Unidos (él y su esposa) (…) después del mundial de Argentina. Todo dependerá de la actuación que tenga con la selección mexicana y de las ofertas que pudieran escucharse. (Revista Leones Negros, 1978)

El que no lo ubique ...

Luego de tres temporadas volvió a México, tentado por los casi recién ascendidos Atletas Campesinos de Querétaro para la 81/82, la última que vivió aquel equipo que en la camiseta portaba un tractor que parecía publicidad, en una época en que aquello estaba prohibido. El club se mudó a Tampico luego de aquel torneo y Cuellar se volvió a los EEUU, ahora con los San Jose Earthquakes hasta 1985, cuando ya serían llamados Golden Bay Earthquakes. Allá combinó sus esfuerzos con el futbol de salón y el tradicional, que en esos gringos días iban de la mano. Cuando la liga se disolvió en el ’85 pasó un último año profesional por los San Jose Nomads durante la temporada ’86 de la también extinta WSA y finalmente colgó los botines.

Allá, en el vecino del norte, Cuellar no perdió nunca su tono estrafalario y también es recordado por los cuatro o cinco fanáticos del futbol soccer norteamericano de los ochentas como El León de la Metro, por su parecido con el felino de la casa productora Metro Goldwyn-Mayer, apodo que se ganó en México junto al de Cyrano de las Canchas, en referencia a su nariz. Ambos motes le fueron otorgados por el grande -y ya fallecido- comentarista Ángel Fernández.

En los Sockers con un brother y Hugol, que allá jugó también.

Su exilio duró muchos años más y Leonardo se quedó a vivir en la hippie California, donde completó estudios en psicología y trabajó catorce años entre la Universidad Internacional de San Diego, la Universidad Estatal de California y el club de soccer Flyers, dirigiendo equipos juveniles de las ramas femenil y varonil. Así, en el lejano 1998, se le rescató y se le ofreció el puesto de seleccionador femenil para el cual presentó en ese entonces, un ambicioso proyecto que pretendía mejorar la especialidad al cabo de doce años, los cuales se cumplieron hace un par de meses. Si lo ha logrado o no, se los dejo a su criterio.

Lo que es cierto es que la selección de mujeres que antes era menos que amateur ha asistido a un sólo mundial en ese periodo pero ha conseguido en cambio; presupuesto, dos cuartos de final en competencias internacionales, tres medallas de plata y tres de bronce en competencias americanas. Extravagante como polémico, Leonardo ha tenido algunos coqueteos con la Primera División y peleas con todas las grandes figuras femeniles a su cargo durante este mandato que ya parece porfiriato, dígase Fátima Leyva, Maribel Domínguez o recientemente Charlyn Corral. Genio y figura hasta la sepultura, dicen.

Aunque esto es parte de la sección de anécdotas, porque supongo que todos sabíamos qué fue de él, les dejo un video mudo de su época en Pumas, un gol que hace al centrar* y en el que se alcanza a mirar su explosividad desde el círculo central, además de su natural frenesí al festejar.

Ya en serio: ¿me estoy pasando de largo en estos artículos? Hablen ahora o … mañana o pasado, que este blog es suyo, siempre.

Anuncios
comentarios
  1. Axl Tale dice:

    De hecho quien hace el gol porta el dorsal 9, mientras que Leo utilizaba el 10.

    • M. Damián dice:

      *Hola Axl: Tienes razón, hace el gol pero es que el cabezazo no toca el balón y era él el del centro al área que se le coló al portero.

      ¡Gracias, saludos!

    • paccotv dice:

      aqui cabe mencionar que leonardo cuellar fue el primer jugador que uso zapatos blancos, e aquella epoca no se usaban al igual que ahora casi no se usan los negros

  2. locogus dice:

    soy de argentina, y si hay algo q me quedo en el recuerdo del mundial del 78, fue este jugador, que pese a la mediocridad de Mexico por aquellos tiempos me deslumbro su actitud y estilo de juego pese a q no tenia compañia.
    Vale aclarar q me refiero a aquellos tiempos, porque hoy futbolisticamente crecieron un monton.
    un saludo

    • M. Damián dice:

      Hola Locogus: Sí, aunque fue una pena esa Selección por lo menos fue de las últimas que sufrió tanto, de hecho en una entrevista el mismo Leonardo decía: Aún no hay cracks mexicanos, aunque el era casi uno en nuestra liga, poco después salió Hugo Sánchez y esperemos que algún día tengamos otro como ellos para dar el salto de nivel que le falta a nuestra selección.

      ¡Saludos!

    • Iván V dice:

      Es que aquella selección promediaba 22 años de edad, con muchos jugadores que no tenían ni los cien partidos jugados en Primera. De hecho Cuellar, de la Torre y Vázquez Ayala eran el pie veterano de aquel conjunto donde tenían de delanteros a un Hugo Sánchez, de 20 años, y un Victor Rangel, de 21, con un puñado de partidos como profesionales. Cuando Toño de la Torre falló aquel mano a mano contra Túnez estando 1-1 ese equipo de imberbes se derrumbo como un castillo de naipes.

  3. Gerardo Ayala dice:

    Alguien me pudiera dar el correo electronico de Leonardo Cuellar

  4. uncle T dice:

    Leyendo este post, recorde una entrevista que le hicieron a la golfista Helen Alfredsson donde menciona su paso por la Universidad de San DIego y su primera impresion de Cuellar, saludos:

    …”The last suspension came after coach Severson learned that she was romantically involved with the school’s men’s soccer coach, Leo Cuellar, a fanner World Cup player from Mexico, who was 13 years her senior and in the process of getting divorced. “I saw this guy with tight pants, shirt open to here, and all these gold chains,” recalls Alfredsson. “I said to myself, ‘You got to be crazy,’ but then I thought, ‘Well, why not?’ We had a great time”…

    http://sportsillustrated.cnn.com/vault/article/magazine/MAG1138343/index.htm

    http://www.guardian.co.uk/sport/2007/sep/09/golf.news

  5. el tambien jugo en el leon un año alla como en el 82

  6. Ana Lidia dice:

    en mis años de secundaria fui la más fiel de sus fanáticas, siempre pensé (y lo sigo haciendo hasta ahorita) que ha sido uno de los jugadores más completo que ha tenido México. No recuerdo la fecha ni exactamente el nombre del premio, pero si la memoria no me falla, la FIFA lo nombró el jugador más caballeroso del mundo.

  7. Mara Delgado dice:

    Hola, está muy completa la información de tu blog, estoy buscando información sobre éste jugador, me ha servido mucho. Sólo una pregunta sabes si él alguna vez dijo ésta frase “Pumas transmite tantos valores que jugar ahí es como cursar una carrera universitaria………… en la Facultad del Futbol”, agradecería tu pronta respuesta. Saludos.

    • francisco dice:

      hola saludos a todos por este espacio muy interesante alguien sabe quien de pumas dijo esta frase? “Tenía la oportunidad de representar a millones de universitarios. El compromiso era mucho más allá del campo de futbol”

  8. Gabo Cash dice:

    Yo era muy pequeño pero vagamente recuerdo que esa Selección del 78′ generó gran expectativa y a nivel comercial los veías anunciando por ejemplo pantalones LEVI’S (con el slogan de “no hay… no hay… no hay.. como Levi’s”) y la Coca Cola lanzó un futbolito de mesa donde una suerte de botón era el balón y en las parte interior de las corcholatas aparecían las fotos a todo color de los seleccionados… y claro el carismático Leo Cuellar era de los preferidos

  9. Edgar Abdalá Arteaga dice:

    cual era el sobrenombre de Leonardo Cuellar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s