Archivos de la categoría ‘Atlas’

Este post sale de una idea de David Ricardo, que ni lee el mugre blog, pero bien que opina. (Lo que sea de cada quien, fue buena idea).

La prensa escrita.

Los Cachirules son tal vez, el momento más vergonzoso del futbol mexicano en Copas del Mundo. Tratándose de un país que ha tenido que levantarse de ser el primer equipo en caer derrotado en un mundial, de tardarse 24 años para marcar el primer gol, 28 para hacer el primer punto y 32 para obtener la primer victoria, el escándalo llegó cuando todo parecía haberse superado; se había logrado el sub-campeonato juvenil de Túnez ’77, la Selección Mexicana de Argentina ’78 era la primera en partir con verdaderas esperanzas de victoria y aunque aquello no salió bien y además nos habíamos quedado fuera de España ’82, el desempeño de México ’86, el de Hugo Sánchez en Madrid, así como el de una gran generación de futbolistas, combinados con el gusto de haber sido la primera nación en repetir mundial en casa, parecían augurar un futuro brillante para El Tri.

Pero no fue así. El proceso se retrasó ocho años debido a un problema del que ya todos hemos oído; la FIFA mandó un comunicado advirtiendo a las selecciones juveniles sobre alinear jóvenes mayores a veinte años, en México se armó una selección juvenil con fechas de nacimiento alteradas, luego se regaló a la prensa un anuario oficial que traía las verdaderas, así un periodista -Toño Moreno- se fijó y lo denunció, luego todos empezaron a hacer reportajes y editoriales, finalmente la CONCACAF se dio cuenta y suspendió a la selección sub-20 por dos años. Luego, como acá no se dejaban de vender periódicos por el escándalo, nadie supo bien que hacer y en Zurich decidieron que el castigo lo ampliaban a la selección mayor. México se quedó sin mundial, sin olímpicos y con harto resentimiento.

Si la culpa es de la prensa, de la federación mexicana o la internacional, no viene al caso. El episodio ya se ha analizado varias veces y en junio de cada año que termine en ocho se hará un nuevo reportaje y se entrevistará a los federativos, que nunca dicen gran cosa, a los periodistas, que siempre hablarán de responsabilidad periodística y a los jugadores, que dirán que ellos eran muy chicos y que además, era una práctica de lo más común. Pero hay algo que yo si quiero rescatar; ¿Qué fue de esos 4 que oficialmente fueron cachados como cachirules?

Esta era la alineación titular del Cachirulazo.

Aurelio Rivera Bueno El Coreano: Fue el que tuvo la carrera más larga de los cuatro, incluso merecedora de un post aparte. Había debutado un año antes del escándalo en Tampico, en la 86/87 y ya empezaba a ganarse un lugar en el equipo titular. Tenía ya 23 años cuando jugó las eliminatorias para Arabia Saudita ’89 y era el capitán de la juvenil. Luego del cachirulazo regresó a La Jaiba, en donde continuó jugando por una temporada más. Consiguió luego su traspaso a Cruz Azul donde fue constante en la defensa durante dos años, hasta la 90/91. De ahí pasó a Puebla y en su primer año se consolidó como central, incluso llevando la banda de capitán de vez en cuando, acompañando al equipo hasta la final contra León, que lamentablemente perdería La Franja, en tiempos extras, con autogol del mismo Coreano y gol de Carlos Turrubiates.

En Puebla ganó una final de CONCACAF en la 91/92 y siguió siendo titular hasta la 93/94, cuando lesionó a Missael Espinoza por una fuerte entrada mañosa que le costó casi un año de suspensión. Luego de aquel incidente regresó al equipo y volvió a ser considerado, hasta la 95/96, cuando a mediados de la temporada atropelló a dos maratonistas mientras iba conduciendo en estado de ebriedad, por lo que fue enviado a la cárcel por casi dos años y aunque durante su tiempo en prisión era ridículamente ofrecido en el Draft, después de cumplir sentencia logró reincorporarse al Puebla de cara al Invierno ’97. Allá siguió jugando hasta Verano ’99 y para el próximo torneo reforzó a los Lobos BUAP, en donde se retiró al final del Verano ’01. Desde entonces ha colaborado en el Instituto del Deporte de Puebla, ha sido director técnico de Alacranes de Durango (1raA) y Ángeles de Comsbmra (2nda), auxiliar técnico en Guerreros de Tabasco (3ra) entre otros cargos como estratega, todos ellos enlistados como masajista o utilero, pues no tiene las credenciales correspondientes.

José de la Fuente Guzmán. Tenía 22 años durante las eliminatorias, había debutado en la 86/87 para Rayados de Monterrey, aunque había jugado pocos partidos en la defensa. La 88/89 fue su mejor temporada, disputando 20 encuentros, pero para la 90/91 tan sólo vio acción cuatro minutos, sin embargo en ese tiempo logró disputar cuatro clásicos regiomontanos, en los que Rayados ganó dos, perdió uno y empató otro. En uno de ellos salió expulsado aunque el partido lo ganó Monterrey 3-1. Durante su estadía allá le apodaban el Chorro y su hermano, Mario de la Fuente Guzmán, también tuvo un paso breve por el futbol. Luego de esa última temporada anduvo de regreso en inferiores y finalmente se quedó sin equipo. Actualmente no se le ha visto vinculado al futbol.

José Luis Mata Santacruz. Llegó directamente al Atlas en 1985 de donde saltó rápidamente a los entrenamientos del primer equipo, pasó un año por el Tepic de Segunda División y regresó para debutar en la 87/88 jugando algunos minutos. Tenía también 22 años cuando les descubrieron las actas de nacimiento apócrifas. Al regresar a Guadalajara continuó su ascenso y en la 88/89 logró marcar su primer gol contra el Atlético Potosino. La 89/90 fue su campaña más activa y marcó 5 goles en 30 juegos, aunque no logró consolidarse en la delantera. Siguió jugando con Los Zorros hasta la 92/93 y después pasó por Pachuca en la Segunda División, aunque allá tampoco logró impactar debido a las lesiones, por lo que finalmente optó por retirarse. En esos días se ganó un apodo que aún conserva: El Cachi, por obvias razones.

Luego de su retiro regresó a Atlas, en calidad de visor. Entrenó en varias divisiones inferiores de Los Zorros y completó el curso de entrenador, su experiencia en la dirección técnica lo llevó a dirigir en Querétaro (1raA), Cuervos Negros de Zapotlanejo (2nda) y el Mérida, también de Segunda División, donde ganó el ascenso a Primera A. Luego de aquellos equipos regresó a Atlas, en donde ha dirigido a Académicos, ha sido Auxiliar Técnico e incluso fue Técnico Interino y debutó en el máximo circuito antes de la llegada de Benjamín Galindo. Esta temporada se mantiene entre el plantel de entrenadores.

Gerardo Jiménez Cantú. Era uno de los más talentosos juveniles, tenía pasados los 20 años cuando ocurrió el desastre, incluso había anotado el último gol con el que la Sub-20 se ganó el boleto al Mundial de la especialidad. La carrera del Shaggy empezó también en Rayados de Monterrey, cuando decidió dejar la carrera de medicina para jugar en las inferiores. Ahí debutó en Primera durante la 86/87 aunque sólo disputó un partido contra Atlético Potosino. La siguiente temporada ganó algunos partidos más y luego del escándalo continuó su desarrollo, jugando de cambio, e incluso marcándole un gol al América.

Así continuó en Monterrey hasta la 93/94, que fue su mejor temporada, pues disputó 14 juegos como titular, otros 10 como cambio y respondió con 3 goles. Ese desempeño le ganó un lugar para reforzar al Tampico en la 94/95, aunque allá no dio los resultados que se esperaban y tras ese único año recaló en Pachuca, de Primera A. Con Los Tuzos tampoco encontró suerte y se fue cedido al extinto Atlético Hidalgo, donde también duró una temporada y después paró un año. Intentó volver con los Correcaminos UAT, pero jugando en Victoria se lesionó del pubis y se quedó fuera otro año. Antes de retirarse, en 1998, entrenó con Coyotes de Saltillo, pero optó por dejar el futbol por la paz.

Después del retiro fue invitado a un torneo mundial de reservas y de ahí pasó a las inferiores de Rayados, donde se encargó de la Sub-17 que disputó la Copa Dallas. Luego se fue a Cobras de Ciudad Juárez, también al mando de las reservas y después de la aventura fronteriza regresó a Rayados de Primera A, donde ha sido Auxiliar y Director Técnico. También debutó como interino en el máximo circuito durante el Apertura ’07, pasó por Veracruz en la Liga de Ascenso y actualmente conforma el cuerpo técnico de los Xoloitzcuincles de Tijuana, que bajo la dirección de Joaquín del Olmo defienden este torneo su corona de campeón del Apertura ’10 y su medio boleto a la Primera División.

El Coreano llegó a ser imagen del Puebla.

 

Video. No supe insertarlo, jeje. Les dejo un reportaje payaso y mamón de ESPN, que parece que dirigió el cuate que hacía Misterios Sin Resolver. Lo interesante son los primeros segundos, en los que se ven algunas imágenes del último partido que jugaron antes del castigo y el gol de Gerardo Jiménez.

Hay que hacer click acá para ver la primera parte.

Y acá para ver la segunda.

Anuncios

Atlas ha sufrido mucho para acercarse al titulo, ha jugado apenas una final luego del campeonato conseguido hace ya casi sesenta años y por lo tanto su afición recuerda con cariño a la plantilla que alcanzó el último partido del Verano ’99, que lo hiciera como líder general y desplegando muy buen futbol. Aquel equipo era una balanceada mezcla de jugadores mexicanos despuntando como grandes estrellas, un técnico al que todavía no se le botaba la canica (por completo) y algunos futbolistas extranjeros que aportaron la experiencia necesaria para conseguir el subcampeonato. Entre ellos el de hoy; un defensor férreo, gran consumidor de tarjetas amarillas, alto, que marcaba goles de vez en vez y que sobretodo era un rojinegro por convicción: Pablo Hernán Lavallén Castagneris.

¿Quién fue? Un defensa central nacido en Buenos Aires, que estuvo activo durante los noventas y hasta hace algunos años.

¿Porqué se le recuerda? Por su rápida adaptación al club, por su cariño a la camiseta y por ser parte de aquella generación dorada.

¿Cómo fue su carrera? La inició jugando torneos de barrios en su ciudad natal, así logró brillar en el Torneo Juvenil Latinoamericano de Futbol, entró a las inferiores Club Atlético River Plate, vistió la camiseta de Argentina en el mundial sub-17 de Escocia ’89 y finalmente debutó en la 90/91 con el mismo River. Para los millonarios jugó hasta 1996 y su juego ayudó conseguir tres títulos de liga y la copa Libertadores ’96, jugando a la par de grandes figuras como Hernán Crespo y Ariel Ortega. Para el Invierno ’96 se intercambió su carta por la de Eduardo Berizzo y llegó a Atlas.

En su primer torneo se afianzó como titular y casi no se perdió ningún partido, al siguiente año y con la llegada de LaVolpe, se mantuvo en la defensa central acompañando a Rafa Márquez. Para el Verano ’99 -ya como un líder del equipo- jugó la final por el título, aquella que Atlas perdió en penales contra Toluca. El siguiente torneo lo comenzó igual, pero a la mitad del mismo, en un partido contra Monterrey, sufrió una fuerte lesión que lo alejó por un año de las canchas. El Verano ’00 ni siquiera estuvo registrado y regreso hasta el 2001. Luego de su fractura volvió a las canchas por tres torneos y tras regresar de las vacaciones de Invierno ’01 se encontró despedido y sin equipo, por lo que tuvo que fichar con Veracruz para el Verano ’02.

Ahí empezó un desatinado nomadismo final. Luego de ese torneo en el puerto jarocho se fue a Argentina para enrolarse con Huracán, regresó a México para jugar tres torneos con San Luis y luego del Clausura ’04 jugó una temporada en Huracán de Tres Arroyos, también en la primera argentina. Para el Apertura’05 volvió una vez más a nuestro país, ahora con los Coyotes de Sonora en la Primera A. Luego de jugar allá por dos torneos, al finalizar el Clausura ’06 y estar algún tiempo sin equipo se incorporó al Platense de Primera B argentina, en donde colgó los botines por falta de garantías al finalizar la 07/08.

¿Qué fue de él? Apenas está listo para regresar al futbol, hizo el curso de técnico en la escuela José Urben Farías y su nombre sonó recientemente para dirigir a Defensa y Justicia de Argentina, aunque finalmente se decidieron por otro entrenador.

Algunos Datos: Hasta la fecha está entre los 10 jugadores extranjeros que más torneos han jugado con un mismo equipo, lista que encabezan Alex Aguinaga y Gabriel Caballero.

En alguna entrevista respondió que hubiera cambiado hasta dos títulos con River por uno con los Zorros y que si el mundo se acabara si el Atlas levantaba el campeonato hubiera valido la pena.

Como les decía, su juego no era lo que se dice Fair Play, en su carrera en México acumuló 87 amarillas más otras 7 en la Primera A, aunque se quedó lejos del récord, que pertenece a Antonio Sancho que lleva 179 y contando.

El récord que si tiene es el de expulsiones, con 12, lo comparte con Darío Franco y quien fuera considerado uno de los jugadores más violentos del futbol nacional, Isaac Terrazas.

Antes de contratarse con Veracruz se tuvo que entrenar por su propia cuenta, en el Bosque de los Colomos de Guadalajara.

En su época coincidió con otro argentino de Buenos Aires; Javier Lavallén, un portero que en Pumas dejó muchos dolores de cabeza, aunque no estaban relacionados.

Fue parte de la selección de la liga Bimbo’s All Stars ’03 en Los Ángeles, que quien sabe como quedó y no me interesa saber.

En aquel mundial juvenil de Escocia ’89 el campeón fue ni más ni menos que Arabia Saudita, Argentina no avanzó de la primera ronda y en esa competición a Pablo le tocó marcar a Luis Figo.

Aunque su cariño por Atlas era leal, antes de su segundo regreso a México comentó que añoraba la tranquilidad de nuestra liga, pues días antes los aficionados de Huracán habían incendiado su casa en represalia. Así pos’ sí.

Estadísticas. En Primera División jugó 219 partidos, completó 201, marcó 18 goles, acumuló 87 amarillas y 12 rojas. Clubes: 1990-1996 River Plate, Invierno ’96 a Invierno ’01 Atlas, Verano ’02 Veracruz, 2002 Huracán, Clausura ’03 a Clausura ’04 San Luis, 2004-2005 Huracán de Tres Arroyos, Apertura ’05 y Clausura ’06 Coyotes de Sonora, 2007-2008 Platenense.

Video. Acá un gol en el clásico tapatío, metió varios en esa instancia, es el tercero, está cortito el resumen.

¿Te recordó otro jugador, un partido o algún poster en la recámara de tu hermana? ¡Comenta!

Aunque no se ha retirado aún, el de hoy está muy lejos de su mejor versión que ofreció, cuando quiso, a los Tecos de la UAG y bastante lejos además, de nuestro futbol. Nuestro protagonista era un jugador talentoso, con buen toque de balón, que si no brilló más en la liga fue porque simplemente no quería. El que fue por momentos capitán de los ahora Estudiantes solía llegar tarde a las concentraciones o se escapaba de los entrenamientos argumentando lesiones al principio de la semana que mágicamente desaparecían cuando se acercaban los partidos. Aún así estuvo varios años en nuestro balompié donde dejó, al aficionado, buenos goles y a los directivos, muchos dolores de cabeza. Con ustedes: Roberto Carlos Palacios Mestas El Chorrillano.

¿Quién fue? Un mediocampista originario de Lima, Perú, activo desde principios de los noventas hasta la fecha.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en los barrios de Lima, jugando para equipos y selecciones regionales. De ahí encontró lugar y debutó con el Club Sporting Cristal de Perú, uno de los grandes de aquella liga. Allá fue campeón 4 veces y constante de su selección nacional desde 1992. Estuvo con ese equipo hasta la 95/96, cuando fue traído al Puebla para jugar el Verano ’97. Tras aquel torneo de regular actuación fue adquirido por los Tecos, sin embargo el jugador se rehusó a irse a Guadalajara y se quedó casi sin actividad durante seis meses, aunque fue prestado al Cruzeiro para jugar la Copa Intercontinental ’97.

Al finalizar su fugaz contrato en Brasil decidió aceptar la oferta de la UAG y ahí se mantuvo durante 7 torneos condicionando varias veces su contrato, con altas y bajas en su juego y compromiso, pero siempre como un elemento importante. Al finalizar el Verano ’01 y tras una destacada participación en la Copa América de aquel año El Chorrillano no regresó a Tecos, esperando emigrar al futbol europeo con el que ya había tenido acercamientos que no se concretaron por falta de apoyo de la directiva. Una vez más no pudo partir al viejo continente y salió a préstamo al Sporting Cristal durante la 01/02 para regresar a los tecolotes en el Apertura ’02.

Tras un buen torneo no aceptó seguir en el equipo y salió a préstamo al Morelia, con quien jugó un buen Clausura ’03 pero no llegó a un arreglo a final del año. De ahí pasó -tras largas negociaciones y haber rechazado ofertas de otros equipos- a Atlas para el Apertura ’03, en donde no tuvo un buen desempeño y se la pasó en pleitos con la directiva. Al siguiente torneo volvió para un último periodo con los monarcas, con quienes ya no jugó tanto. Ttras otra excelente Copa América, al finalizar la liga, paró unos meses -por más desacuerdos- y se fue cedido, otra vez, ahora al Deportivo Cali. En ese equipo tampoco encontró lo que buscaba, así que prefirió parar otra vez y dejarles botado un contrato de 2 años para firmar con el LDU de Quito en la 05/06.

¿Qué fue de él? Tras esa última aventura internacional regresó a su club de siempre, Sporting Cristal, donde juega desde 2007 y cada receso de liga continúa afirmando que tiene ofertas de muchos equipos para dejar a los de Lima. Hasta el año pasado jugó en la selección de Perú -donde siempre rinde a tope- y vio acción en las últimas eliminatorias mundialistas.

Algunos Datos: En su país es muy querido y es considerado pieza clave de los marineros (representativo nacional) por lo que se dio el lujo de renunciar un par de veces a la selección, aunque le volvieron a tomar en cuenta. ¿No les recuerda eso a algún habilidoso jorobadito?

Su apodo lo obtuvo porque, dentro de Lima, es originario del distrito de Chorrillas.

Es el peruano con más llamados a la blanquiroja, con 127 participaciones internacionales.

Nunca ha jugado un mundial. La última vez que Perú llegó a dichas instancias fue en 1982, con un equipo en el que destacaba Julio Cesar Uribe, quien fuera su director técnico en Tecos durante algún tiempo.

Con Uribe también coincidió en el Sporting, de hecho su debut lo hizo entrando de cambio por él en 1991.

Ha sido varias veces colaborador de la UNICEF en eventos en pro del bienestar infantil.

En la liga de Ecuador formó parte de una descomunal bronca entre Quito y Barcelona, por la cual recibió una suspensión de un año, aunque la FIFA finalmente le otorgó una amnistía.

De México le gusta mucho el Squirt (sí, el refresco quita sed).

Su máximo galardón como seleccionado es el campeonato de la Copa Kirin, que es un cuadrangular cuasiamistoso que se juega en Japón con tres selecciones invitadas. En 2005 Perú tuvo el honor de alzar la copa, compartiendola con los Emiratos Árabes Unidos.

Estuvo muy cerca de firmar para Deportivo la Coruña y Newcasttle United, pero no logró arreglarse con Tecos.

En su país la gente acostumbra llamar Chorrigolazos a sus tantos. Como les decía, es ridículamente idolatrado, preferido aún sobre talentos como Claudio Pizarro. Hasta tiene web oficial.

Estadísticas: En México marcó 29 goles en 201 apariciones. Además acumuló ¡48 tarjetas amarillas y 6 rojas! (1 cada 4 partidos). En total ha marcado 132 goles en clubes y 19 a nivel internacional. Clubes: 91/92 a 95/96 CS Cristal, Verano ’97 Puebla, 1997 Cruzeiro, Verano ’98 a Verano ’01 Tecos UAG, 01/02 CS Cristal, Apertura ’02 Tecos UAG, Clausura ’03 Morelia, apertura 03 Atlas, Clausura ’04 Morelia, 2004 Deportivo Cali, 05/06 LDU Quito, 07/08 a la fecha CS Cristal.

Video. Uno de la televisión peruana en homenaje por su última despedida. Acá podrán ver, con fotos de chamaco y música sentimentalona porque le añoran tanto en Perú y porque en Tecos nunca estuvieron conformes con su desempeño, puro golazo el que hacía con la de raya.

¿Haz recordado a otro jugador? ¿Tienes alguna anécdota? ¿Tampoco entiendes porque en inglés esa canción se llama así y en español Por Ti Volaré? ¡Comenta!

El protagonista de esta tarde es un mexicano que dejó sus mejores momentos en los potros, con ellos alcanzó un campeonato y se hizo de un nombre que le permitió jugar por casi una década más en varios equipos, aunque nunca volvió a brillar con tanta intensidad como en aquellos años de azulgrana. Corría por las bandas y con pases y tiros llevaba el peligro a la portería rival, además traía un look que sólo las mejores estrellas de serie de comedia noventera se cargaban. Con ustedes: Roberto Fernando Andrade García.

¿Quién fue? Un mediocampista chilango que estuvo activo en los noventas y principios de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por ser parte de una generación de jóvenes mexicanos que armaron un equipo sólido con pocas incorporaciones y alcanzaron la gloria en la 92-93, con Atlante.

¿Cómo fue su carrera? Empezó su carrera en el Cuautla de segunda B, de ahí pasó a Potros Neza de la segunda división y después de que ese equipo lograra el ascenso para convertirse en Veracruz él, con la mayoría de los jóvenes, se quedó en Atlante, donde nuevamente ascendería al máximo circuito para la 91/92. Ese mismo año debutó jugando casi todos los partidos y convirtiéndose en pieza clave de los superlideratos conseguidos y del campeonato de la 92/93. Se quedó en los potros de hierro hasta la 95/96 en la que ya jugó menos.

En el Invierno ’96 pasó al América que pretendía reforzarse fuerte de cara al primer torneo corto, sin embargo su aportación sería casi nula y disputó sólo 3 partidos. El siguiente torneo fue cedido al Zacatepec de Primera A. Después de esa liga se iría al Celaya, donde no hizo tan mal las cosas y alternaba la banda con Filiberto Fulgencio. Con los toros se mantuvo hasta el Invierno ’99, torneo que jugó con mejor desempeño, el cual le ganó el traspaso al Atlas en el V00, que le reencontraría con su técnico campeón, Antonio La Volpe.

Con los rojinegros pasó tres torneos donde no logró mostrar un nivel meritorio aunque alineó varios partidos y finalmente el técnico se cansó de él en el Verano ’01. Su próximo destino serían los Potros de Zitácuaro de la liga de ascenso durante un torneo. Regresó al primer equipo del Atlante para el Verano ’02 donde se reencontró con Miguel Herrera, compañero durante el campeonato. Ahí se mantuvo con pocos minutos hasta el final del Clausura ’03, en el que ya no vivió ningun encuentro y finalmente se retiró.

¿Qué fue de él? Para el Apertura ’03 se adhirió al cuerpo técnico de Miguel Herrera como auxiliar y lo acompañó también en Monterrey durante los torneos que dirigió el piojo. En el Clausura ’05 incluso volvió a alinear en un par de partidos, pues los rayados se quedaron sin jugadores para registrar tras la lesión de Diego Ordaz y echaron mano del -en esos días- auxiliar técnico. Actualmente se encuentra activo jugando, adivinen, juegos de veteranos.

Algunos Datos: Fue yerno de LaVolpe, estuvo casado con la hija de éste -Deborah- y es padre de un pequeño, Mauro Andrade LaVolpe, a quien su abuelo quiere muchísimo.

Durante su estancia en Guadalajara con Lavolpe se criticó bastante su lazo familiar, pues alineaba con frecuencia a pesar del bajo nivel futbolístico que mostraba con los rojinegros. Sin embargo salió finalmente de Atlas cuando el técnico ya no requería sus servicios, poco después se divorció de su esposa, que pronto se unió con otro exfutbolista, Flavio Davino.

Dicen que su retoño, a pesar de su abuelo, es fan de Cuauhtémoc Blanco, pues en un entrenamiento se le vio haciendo la cuautheminha.

También en sus últimos años con Atlante se le acusó de jugar por preferencias pues es gran amigo de Miguel Herrera desde sus primeros años en los potros y el entonces técnico también lo alineaba mucho más de lo que parecía adecuado.

Es gran aficionado de la fiesta taurina y se le veía con regularidad en las corridas de toros de la Plaza México cuando vivía en la capital.

Durante un partido al que no llegó Miguel Herrera por un accidente, Andrade y Verdirame fueron registrados como técnicos del Monterrey.

A pesar de su experiencia de dirección, ha declarado que no quiere ser técnico, prefiere ser auxiliar porque de esa manera juega y enseña en los interescuadras.

Cuando la selección infantil del capi Ramírez Perales y Luis García se iba ir a China a jugar el mundial juvenil de 1985 él jugó -con varios juveniles más- contra ellos en el Estadio Azteca, como sparring de entrenamiento de aquella selección. Como mera anécdota ese combinado de fuerzas básicas infantiles usó la playera del Necaxa como jersey.

En una entrevista comentó que es normal que los jugadores reciban dinero de directivas externas como incentivos para ganar un juego. En la temporada 88/89 él recibió esa gratificación de parte de la dirctiva del Cruz Azul, con tal de que ganaran un partido contra el Tampico-Madero, que involucraba a la máquina en el descenso.

Jugó tres finales y las ganó todas, en Primera A con los Potros Neza ganó el ascenso contra Yucatán, con Atlante lo hizo contra Pachuca y el campeonato de Primera División lo hizo contra Monterrey.

Por las greñas, por el genio, por la velocidad o por el olor (en realidad no sé) en sus buenos días le apodaban el Demonio y en días menos portentosos le decían el Beto.

Estadísticas. En México jugó 210 partidos y marcó 15 goles en Primera División. Clubes: 88/89 Potros Neza, 89/90 a la 95/96 Atlante, I96 América V97 Zacatepec, I97 a I99 Celaya, V00 a V01 Atlas, I01 Potros Zitácuaro, V02 a C03 Atlante. (Monterrey C05).

Video. Les dejo un golazo en la temporada del campeonato contra Necaxa en cuartos. El pase es una genialidad del argentino Roberto Massacessi.

¿Les recordó a otro jugador, tienen una anécdota del Beto Andrade, su look les recuerda la serie de Papá Soltero? ¡Comenten!

Hoy quiero recordar a un recomendado de nuestro buen lector Arpeno, un delantero mexicano homónimo del argentino de Tigres, Damián Ariel Álvarez, quien también debe estar próximo a desaparecer de los reflectores, esperemos, con mejor fortuna. Nuestro jugador de hoy, aunque desaparecido, tuvo sus momentos de gloria; jugó en Chivas y América, fue seleccionado, compartió cancha con grandes figuras, era considerado promesa nacional y anduvo por infinidad de equipos, además de haber jugado en el vecino país del norte. Sin más, aquí está Damián Álvarez Arcos.

¿Quién fue? Un delantero mexicano, originario de Boca del Río, Veracruz que tuvo sus mejores momentos en la época de los noventas y que siguó activo gran parte de ésta.

¿Porqué se le recuerda? Por su gran habilidad, por ser de aquellos atacantes gambeteros que con facilidad recortaban, giraban jalando el balón o hacían una bicicleta, pero sobretodo por no rendir tanto como se esperaba de él.

¿Cómo fue su carrera? Inició su carrera en la cantera del Atlas y debutó en el primer partido de la 91/92, fue seleccionado sub-23 en Portugal ’91 (marcó contra Suecia) y en los olímpicos de Barcelona ’92 cuando El Tri fue eliminado en la fase de grupos con tres empates. Se quedó con los zorros hasta la 94/95 y se fue al León donde estuvo dos años, al final del V97 su carta la compró el Dallas Burn de la MLS donde jugó el final de la temporada americana y fue prestado a las Chivas del Guadalajara durante el I97 y V98, alternando con los de Dallas para tener mayor continuidad, de ahí fue transferido al New England Revolution de la MLS donde jugó sólo 2 partidos y fue cedido a préstamo al América en donde militó por 4 torneos.

En 1997 estuvo en algunos encuentros con la selección de Bora Milutinovic que buscaba el pase al mundial de Francia ’98. Al final del V00 salió de las águilas después de un par de torneos sin goles y empezó su peregrinar desatinado por Pachuca, Yucatán, Atlante, Toluca, San Luis y Zacatepec. En todos ellos jugó únicamente un torneo con muy malas actuaciones; en Toluca jugó 20 minutos en total y en San Luis debutó fallando un penal, por ejemplo. En el Apertura ’03 Necaxa lo registró en sus filas pero no jugó partido alguno, al siguiente torneo se mudó a los extintos Trotamundos de Tijuana y con ellos se retiró en el Clausura ’03 después de una mala experiencia por falta de pagos y buenas condiciones.

¿Qué fue de él? Intentó un regreso fallido con los Tecos de Primera A en el Clausura 08, que se quedó en un juego y 8 minutos disputados.  Durante su retiro intentó poner un par de negocios, que en propias palabras del futbolista no han ido muy bien, tuvo una pequeña liga amateur de futbol en Guadalajara, juega amistosos y ayuda en una academia de futbol. Sin embargo en entrevista aseguró que se mantiene viviendo al día, pues nunca tuvo un ahorro y gastó todo lo que ganó sin pensar a futuro, él mismo se considera un ejemplo de lo que no se debe hacer en el futbol profesional.

Algunos Datos: Durante su primer estancia en la MLS le fue bastante bien, anotó varios goles y uno de ellos fue nominado a mejor gol de la temporada ’98. Además cuando debutó en el Burn fue designado jugador de la semana.

Es hijo de otro futbolista profesional; Pedro Damián Alvarez, quien jugara para León, Monterrey ,Veracruz y fuera ídolo en las Chivas. Actualmente su padre tiene un par de escuelas de futbol para niños de comunidades rurales, en es proyecto colaboran Damián y otro jugador grande de los setentas, Gustavo “Halcón” Peña.

Después de su última temporada en León, en 11 torneos no volvió a anotar ningún gol en primera. De esas 11 ligas sólo jugó los noventa minutos completos de 1 partido.

Entre el 97 y 98 fue transferido dos veces en dos ligas de países diferentes, cambió de Guadalajara a América en México y del Burn al Revolution, las transacciones se hicieron en un periodo de una semana.

En los EEUU jugó en la misma liga que grandes figuras de talla mundial como Zenga, Valderrama, Donadoni o Etcheverry.

El destino evitó que enfrentara a su homónimo en la cancha. En 2001 ,cuando él seguía activo en Primera División La Chilindrina se negó a vestir la casaca de Rayados que había comprado su carta, el argentino aceptó venir a México hasta el Clausura 2003 -con Morelia- cuando el mexicano ya militaba en la Primera A.

Estudió hasta el tercer cuatrimestre de la Licenciatura de Comercio Internacional, en Guadalajara.

De su paso por León guarda especial cariño a Carlos Reinoso, técnico del que recordó: Me dejó tantas enseñanzas que me regañaba más que mi papá y opinaba, con razón, que nunca jugó tan bien como en esa época.

Estadísticas. Estuvo en 184 partidos de Primera División, empezó 90 de ellos y completó 31. Anotó 18 goles y puso 12 asistencias. Clubes: De la 91/92 a la 94/95 Atlas, 95/96 a V97 León, 97 Dallas Burn, I97 y V98 Chivas, 98 Revolution, I98 a V00 América, I00 Pachuca, V01 Yucatán, I01 Atlante, V02 Toluca, A02 San Luis, C03 Zacatepec, A03 (necaxa), C03 Trotamundos de Tijuana, (C08 Tecos Primera A).

Video. Acá les dejo un resumen del único partido que jugó completo después de su andar por el León, muy grande en las primeras dos jugadas y en las últimas tres. ¡Era un crack!, una lástima que la indisciplina y la inconsistencia pesaran más.

¿Les recordó a otra promesa rota, tienen alguna anécdota? ¿Prefieren el Té Chai al Té Thai? ¡Comenten!

Hoy toca uno de esos delanteros piedras, troncos y burdos que le sacaron canas verdes a la afición, especialmente a la de Pumas que como siempre le gritó de todo. Un argentino que sin embargo despachó varios goles en algunas rachas y que por momentos se apuntó entre las listas de goleadores. Carlos Fedrico Lagorio Anselmi.

¿Quién fue? Un delantero originario de San Nicolás, Buenos Aires que jugó en México un par de años a finales de la década pasada.

¿Por qué se le recuerda? Generalmente por fallar varios goles cantados, en Atlas porque a su primera campaña casi alcanza el liderato de goleo y en Pumas porque a pesar de empezar bien, terminó señalado por la afición como pésima contratación.

¿Cómo fue su carrera? En Argentina inició su carrera desde los 15 años en Gimnasia y Esgrima la Plata y allá consiguió su mayor logro, el subcampeonato del 95. Vino a Atlas para el 98 y en su primer campaña anotó 12 goles, a la siguiente se fue en ceros y fue transferido a Pumas donde jugó dos torneos, salió prestado a un club de media tabla de Portugal. Luego de un año regresó a la máxima división argentina con el Newell’s Old Boys y después de un año se fue al Ferrocarril Oeste de Primera B donde tampoco destacó. Los siguientes dos años los jugó en Bolivia y Perú, donde se retiró en el Cenciano de Perú en 2006.

¿Qué fue de él? A su retiro trabajó preparando jóvenes de las inferiores de Gimnasia y Esgrima, después se convirtió en auxiliar técnico de Jorge El Negro Almirón (con quien coincidió en Atlas) y en 2009 dirigieron al Defensa y Justicia de la primera B argentina. La temporada pasada también estuvieron frente al Veracruz durante siete fechas, hasta que renunciaron por malos resultados.

Algunos datos curiosos: Estuvo cerca del campeonato de goleo Invierno 98, sin embargo se quedó a 4 tantos de Cuauhtemoc Blanco, a quien reencontraría en su breve paso por Veracruz.

Sus dos entrenadores en México fueron los archienemigos Ricardo LaVolpe y Hugo Sánchez. El primero le dijo en rueda de prensa que por favor se retirara del futbol pues no servía para nada, del segundo declaró que lo sacó del equipo por cuestiones extradeportivas. Algo tenían en común al final de todo.

Está casado con una ex jugadora de voleibol, también del club de Gimnasia y Esgrima Lla Pata.

Aunque su desempeño también fue malo en todos los clubes que militó después de México, se las ingenió para anotar 3 goles en un partido con el Marítimo contra el Bénfica de Portugal y 4 en un juego con el Ferro Oeste, contra el Gimnasia ER de la liga B.

En su paso por el Veracruz siguió dando muestras de sus errores en tierras mexicanas, cuando en un partido estuvo a punto de sacar de cambio a Diego Chávez pues anotó el número 17 en lugar del 7, que era el jugador que querían sacar. Chávez anotó un gol después del error que casi lo saca del terreno.

Aunque estuvo presente en el subcampeonato de Atlas contra Toluca sólo jugó 18 minutos en la liguilla.

En Torneos cortos en Atlas sólo el brasileño Robert de Pinho ha hecho más goles que él (16), pues Carlos María Morales solamente le empató la marca.

En el Draft del 2000 lo adquirió el Zacatepec de Primera A, pero logró acomodarse en Portugal, antes de emigrar con los cañeros.

Estadísticas. En México anotó un total de 24 goles en 64 partidos jugados, con 55 como titular. Clubes: Gimnasia y Esgrima La Plata 1993-1998, Atlas de Guadalajara 1998-1999, Pumas de la UNAM 1999-2000, Club Sport Marítimo 2000-2001, Newell’s Old Boys 2002-2003, Club Ferro Carril Oeste 2003-2004, Club Blooming Bolivia 2005, Club Deportivo Universidad César Vallejo 2005, Club Sportivo Cienciano 2006.

Video. Acá un par de goles que le hace al que también sería su club. Atlas – Pumas del Invierno 98.

¿Sabes algo de Lagorio, aún estás enojado con él, te acordaste de algún otro jugador? ¡Comenta!

No estoy convencido con el nuevo diseño del blog, les cuento. Pero entre que si son peras o son manzanas me he dado tiempo de recordar a un grande del futbol mexicano, un cuatro veces campeón, un defensa duro e inolvidable, un  héroe de mil batallas, un ídolo en Águilas y Rayos. Un jugador con tantas anécdotas que no cabrían en un sólo post pero ni modo: Efraín Herrera González, El Cuchillo.

¿Quién fue? Un defensor chilango, de la colonia Balbuena, de la década de los ochentas y noventas.

¿Porqué se le recuerda? Por ser un defensa recio, con fama de jugador sucio, por formar parte del Necaxa que hizo época en los noventas, por jugar en la selección mayor y por haber sido especialmente longevo, con 21 torneos.

¿Qué fue de él? En 1998, después jugar para Curtidores, Atlas, América, Necaxa y Toluca encontró acomodo únicamente en el Pachuca de primera A, sin embargo la revancha de primera división llegaría pronto con el acenso de los Tuzos en su primera temporada ahí. Jugó con ellos en el máximo circuito, sin embargo se retiró en la jornada 12 de esa temporada, después de ser expulsado por una riña. De ahí el Cuchillo se dedicaría a la visoría profesional de talentos a lo largo del país, a la dirección en la Tercera División, a impartir clínicas de futbol, a jugar en varios homenajes y amistosos. En el 2009 fue parte del cuerpo técnico de José Antonio Luna en los Xoloitzcuintles de Caliente Tijuana, al que calificarían a la semifinales. Sin embargo para esta temporada las riendas las lleva Joaquín del Olmo.

Algunos datos: Aquella expulsión que lo orilló al retiro fue en un vistosísimo Pachuca 4 – Atlas 6, en aquel partido El Cuchillo le ganó el balón al ahora capitán de la selección Rafa Márquez, quien le jaló la camiseta y se ganó un par de puñetazos de Herrera, quien fue expulsado inmediatamente y ya en el vestidor decidió que su carrera había llegado a un fin.

Como les decía fue campeón dos veces en el Necaxa de los noventas a lado de Ivo Basay, Sergio Zárate y Alex Aguinaga. Además otras dos veces con el América y ganó un acenso con el Pachuca.

Su apodo lo ganó cuando un locutor de radio le elogió diciendo que robaba balones “como cuchillo en mantequilla” sin embargo tendría otra connotación y es que literalmente le pasarían cuchillo infinidad de veces: más de 20 operaciones, diez en cada pierna, dos en los pómulos y dos costillas rotas, entre otras.

Dejó la carrera de Educación Física, su sueño de ser guitarrista y la Ciudad de México, para dedicarse totalmente al futbol y emigrar a León donde encontraría la oportunidad en el curtidores de León, invitado por “La Tota” Carbajal.

Antes de esa oportunidad estuvo a punto de debutar para Pumas, pero su técnico en ese entonces lo consideró demasiado joven.

Estuvo cerca de ir al mundial de 1986, pero se quedó fuera por sus lesiones. En el de 1990 estaba en su mejor condición, lamentablemente la selección sería descalificada de esa competencia.

Entre sus cientos de aficionados se encuentra Martín Gramática, pateador de la NFL, que alguna vez se probó en fuerzas básicas del Necaxa y le guardó especial cariño.

Una de las promesas que descubrió fue “el Talachitas” Vázquez, al que llevó al Titanes de Tulancingo de segunda división. Habrá que esperar a ver si el Cuchillo le atinó.

Fue parte de una batalla campal que algunos aficionados de León recordarán contra Curtidores, en 1979, donde incluso el argentino Alberto Jorge salió en camilla victima de un botellazo en el cráneo.

Trayectoria. En primera división jugó 450 partidos, 421 de titular con 4 goles anotados. Salió expulsado 14 veces. Debutó en Curtidores y jugó ahí desde la 78-89 hasta la 80-81, en Atlas de la 81-82 a la 84-85, América de la 86-87 a la 88-89, en Necaxa de la 89-90 a la 94-95, en Toluca el Invierno 96 al Verano 97, en Pachuca del Invierno 97 al Invierno 98. Estuvo en 12 convocatorias de selección mayor y jugó la misma cantidad de partidos.

Video. Les dejo la final de Necaxa contra Cruz azul, no sale en primer plano, pero se le puede ver en la alineación y en los festejos del final, además verán un equipo grande repleto de figuras y una final trepidante.

¿Tienes alguna anécdota más del Cuchillo Herrera, te acordaste de algún otro jugador? ¡Comenta!