Archivos de la categoría ‘Celaya’

Época de grandes peinados.

El otro día un buen lector, Cempazúchitl, hacía una pregunta bastante correcta: ¿porqué la mayoría de nuestros jugadores fracasaron o acabaron pobres? Tengo que decir que la intención del blog no es dejar fuera a los triunfadores, sino darle espacio a los olvidados, cuya gran mayoría son relegados porque sencillamente fracasaron o no llegaron al estrellato y además, siendo honesto, generan más entradas al blog. Por ejemplo; nuestro jugador más buscado es Filiberto Fulgencio. Pero sí hay casos distintos. El de hoy fue un rematador con suerte y olfato de gol, que ganó una liga, tuvo cuatro torneos a gran nivel, jugó en selección, fue a un mundial y lleva varios años como directivo de uno de los clubes más regulares y exitosos de nuestra liga. Con ustedes: Luis Miguel Salvador López.

¿Quién era? Un delantero espigado, chilango, activo profesionalmente durante los noventas.

¿Porqué se le recuerda? Por sus años en los Potros de Hierro del Atlante, cuando su generación se acercó al estilo del Futbol Total, que injustamente llamarían Lavolpista. También por ser uno de esos delanteros desesperantes en la Selección y otros equipos, pues aunque hacía goles se ganó abucheos en todos los equipos que militó

¿Cómo fue su carrera? Como gran parte de su generación empezó su carrera en Potros Cuautla (o simplemente Cuautla), que jugaba en Segunda B bajo las riendas de Victor Manuel Vucetich como parte del sistema de reservas del Atlante. De ahí viajó a la recientemente adquirida franquicia de Potros Neza en la 88/89, que jugaría en lugar de los Correcaminos UAT en Segunda División. Junto a otros azulganas como Roberto Andrade fue campeón en su primer temporada, dirigido también por El Vuce, aunque no llegó con Neza a Primera División porque la franquicia fue vendida a Veracruz. Así se quedó en la banca de Atlante y debutó en la 89/90, aunque aquel equipo que tenía a figuras como Carlos Alberto Seixas, terminó por descender ese mismo año.

En la 90/91 los Potros confiaron en sus jóvenes campeones y de la mano de ellos obtuvieron una vez más el campeonato de Segunda contra Pachuca y regresaron al máximo circuito. La directiva buscó a Ricardo Lavolpe para su regreso y la experiencia de Ruben Omar Romano en la media y de Daniel Guzmán para la delantera, aunque Luis Miguel empezó a ganrse su lugar y marcó 11 tantos para olvidarse del descenso y alcanzar los Cuartos de Final. La 92/93 fue donde todo cuajó, Salvador cobraba los penales y hacía goles, luchó por el campeonato y cerró su cuenta en 25 tantos, aunque se perdió varios partidos al principio y final de la temporada. Aportó dos más en Cuartos de Final y jugó los 180 minutos de la final contra Monterrey.

Tras conseguir el campeonato superó su marca de goles con 27 tantos, aunque también perdió encuentros por las eliminatorias del mundial de USA ’94, en las que marcó 8 goles en 13 partidos. Llegó a la Copa del Mundo y disputó únicamente 10 minutos contra Irlanda, pues los titulares era Hermosillo, Zague y Luis García, además de que en la banca estaba Hugo Sánchez. Tras la temporada 94/95 salió de Atlante como gran contratación a Monterrey. Allá su rendimiento no fue el esperado y aunque su primer temporada fue el segundo mejor artillero, por detrás de Sergio Verdirame, en los primeros dos torneos cortos marcó sólo 6 tantos y se fue al Atlético Celaya para el Invierno ’97. Ahí fue una vez más el segundo mejor, aunque fuera con 4 goles por 6 de Emilio Butragueño. Continuó en Toros hasta el Invierno ’99, cada vez con menos goles y menos minutos, por lo que el Verano ’00 regresó a Atlante, jugó casi como titular y como al final no fue requerido para continuar, se despidió del equipo de sus amores con dos goles.

¿Qué fue de él? No duró más de un año sin trabajo y para el 2001 ya era vicepresidente del Club Monterrey. En Rayados ha estado detrás del título de Clausura ’03, con Daniel Pasarella, los dos subcampeonatos de Miguel Herrera y ahora como Presidente Deportivo los dos campeonatos de Vucetich en los torneos de Apertura ’09 y ’10.

Algunos Datos. Como les decía, a pesar de sus goles lograba desesperar a la afición, especialmente al final de su carrera. De vez en cuando le gritaban desde la tribuna: ¡Luis Miguel Fallador!

Cuando Atlante fue campeón Ruben Omar Romano ya había salido de Atlante, se reencontraría con Luis Miguel en una segunda etapa en Potros y luego más tarde en Celaya, ahora como su técnico, aunque ahí tampoco ganaron nada. Finalmente se toparían dos veces más, ya como directivo Salvador y Romano como entrenador, en dos finales: una frente a Morelia y otra contra Santos. Ambas las perdió el argentino, que realmente parece estar salado.

Es parte del Club de los 100, como se le llama a la lista de jugadores que rebasan los 100 goles en nuestra liga que es de, creo, 102 futbolistas.

En algún momento de su carrera, cuando militaba en Monterrey, fue pretendido por la MLS en la época que Jorge campos era estrella del Galaxy de Los Ángeles.

Ya como directivo tuvo varios problemas con quienes también fueran delanteros estrella de Rayados; el mexicano Antonio de Nigris (Q.E.P.D) y el brasileño Alex Fernandes, de quien pronto tendremos post en Glorias Pasadas.

En la temporada 93/94 se quedó a un gol del campeón de goleo; Carlos Hermosillo, el trofeo se definió en la última jornada, en la que el Grandote de Cerro Azul si logró marcar.

Su esposa, Maria Isabel Garza, es nieta de Eugenio Garza, miembro de la familia Garza Sada que fundó en Monterrey pequeños negocios como la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Oxxo y actualmente controla FEMSA, que curiosamente es dueña de, justamente, Rayados.

Su carrera pareciera estar ligada al Edo. de México; su primer campeonato fue con Potros Neza, su primer gol contra Toluca y el último se lo hizo a Toros Neza.

Anotó en un clásico regiomontano muy recordado, de 1996, cuando Monterrey mandó a los Tigres a Primera División A tras ganar 2-1 con goles de Salvador y Verdirame.

En la Copa de Campeones de CONCACAF del 94/95, Luis Miguel anotó otros 7 goles que sirvieron para llegar a la final del torneo, aunque el título lo ganó el C.S. Cartaginés de Costa Rica, en el que fuera el título más importante de la historia de aquel club tico.

Cuando aún jugaba en Potros Neza, el equipo se enfrentó al Real Zaragoza de España en Querétaro, que entonces andaba en media tabla del torneo europeo. Un gol suyo venció al cuadro maño en los últimos minutos.

Estadísticas. En Primera División anotó 110 goles, jugó 252 partidos y completó 195, salió expulsado 3 veces y se ganó 26 amarillas. Clubes. 87/88 Cuautla, 88/89 Potros Neza, 89/90 a 94/95 Atlante, 95/96 a Verano ’97 Monterrey, Invierno ’97 a Invierno ’99 Celaya, Verano ’00 Atlante.

Video. Les hallé ese del Zaragoza, para que vean en acción a los campeones Potros Neza.

¿Alguna anécdota, broma, comentario? Échenlas.

Glorias Pasadas: ¿Qué fue de Darko Vukic?

Publicado: 27 septiembre 2010 de Damián García en Celaya, Toluca
Etiquetas:, , , ,

A quién vivió -futbolísticamente hablando- los años finales de la última década del siglo pasado, dudo que se le haya olvidado la Croacia de los noventas y el sorprendente tercer lugar que obtuvo en Francia ’98 liderados por Davor Suker. Aquella historia se inició algunos años antes, en 1990, cuando Croacia fue declarada nación independiente tras la disolución de Yugoslavia y su crecimiento se manifestó durante la Euro’ 96 en la que alcanzaron los cuartos de final. Aunque nuestro protagonista estuvo muy poco en ese proceso y fue seleccionado sólo una vez, el furor por ese nuevo equipo y sus jugadores explican que en 1998 llegara al futbol mexicano, con Toluca. Con ustedes: Darko Vukic.

¿Quién fue? Un atacante croata, nacido en Zegreb, Yugoslavia.  Llegó a México a finales de los noventas.

¿Porqué se le recuerda? Porqué más sería, pues por ser Croata, además de participar en dos campeonatos escarlatas.

¿Cómo fue su carrera? La inició en su natal Zagreb, jugando para el NK Zagreb de la primera división croata en la 90/91. En la 94/95 tuvo un paso por la Division 2 de la liga francesa para el Nimes Olympique y regresó a Croacia, al finalizar la 96/97 fue traído a México para integrarse al Verano ’98 con Toluca. Ahí tuvo un buen debut, organizando el juego desde que entró y haciendo buena pareja con José Saturnino Cardozo, así se ganó un lugar y en ese torneo tuvo bastante regularidad. Las siguientes dos ligas salió del cuadro inicial por decisión técnica y llegó al banco de suplentes donde actuaba casi siempre como cambio.

En Invierno ’99 después de colaborar -poco- en dos campeonatos es transferido a la filial de Toluca de Primera A. Para el siguiente torneo regresa al máximo circuito con Celaya a préstamo y tras un torneo regular lo envían de vuelta a la división de ascenso con los pingos del Estado de México. Tras un torneo ahí se va con el Real San Luis para el Verano ’01 y finalmente regresa a su país como jugador libre para una última temporada profesional con el NK Zagreb, equipo del que se retiró en la 02/03.

¿Qué fue de él? Darko se quedó en su patria y tras su retiro permaneció en la institución del Nogomenti Klub Zagreb, como parte del cuerpo de entrenadores que atienden las divisiones juveniles y amateur de veteranos.

Algunos Datos: En su última temporada en Zagreb jugó una fase eliminatoria de la liga UEFA de campeones (Champions League), pues el año pasado el club había obtenido el primer y único título de su historia.

En Toluca era considerado un talismán, pues aunque no jugaba mucho entraba de cambio en partidos en los que el equipo empataba o ganaba luego de su ingreso a la cancha.

De hecho, cada vez que anotó, su equipo nunca perdió.

En el título de los diablos contra Atlas en el Verano ’99 anotó un tanto en la ronda de penales.

Es el último jugador europeo que ha militado con la institución del Toluca, a la fecha.

Fue traído a Toluca por recomendación de otro Croata, Zlatko Petricevic, quien fuera director técnico del Atlante y quien también importaría un año después a Elvis Brajkovic a Santos.

El único partido que jugó con su selección fue un amistoso contra Eslovaquia en 1994 que perdiéron 4:1.

Con su contratación el Toluca también cerró una gira europea, en donde enfrentaron al Zagreb y al Nkmolea de Umag de la segunda división croata. A ese último le ganaron 8-0 con dos de Vukic, por cierto.

Antes de jugar en México estuvo a punto de firmar por el Hapoel Haifa de la liga griega, pero prefirió venir a nuestro país.

Estadísticas. En primera división disputó 63 encuentros y anotó 8 goles, promediando 39 minutos por juego. Clubes: 90/91 – 93/94 NK Zagreb, 94/95 Nimés Olympique, 95/96 – 96/97 NK Zagreb, Verano ’98 – Verano ’99 Toluca, Invierno ’99 Atlético Mexiquense, Verano ’00 Celaya, Invierno’00 Atlético Mexiquense, Verano ’01 Real San Luis, 02/03 NK Zagreb.

Video. Por favor pongan este video y háganme favor de adelantar al segundo ’55, ahí podemos ver a Cardozo entrar hasta el área y cuando el balón rebota en el defensor americanista le queda un bombón a Darko, que se da el lujo de pararla para atinarle.

¿Te recordó algún otro jugador, tienes alguna anécdota de Darko? ¡Crees que se pasó de lanza con esa entrada a Pineda en la primera foto? ¡Comenta!

El protagonista de esta tarde es un mexicano que dejó sus mejores momentos en los potros, con ellos alcanzó un campeonato y se hizo de un nombre que le permitió jugar por casi una década más en varios equipos, aunque nunca volvió a brillar con tanta intensidad como en aquellos años de azulgrana. Corría por las bandas y con pases y tiros llevaba el peligro a la portería rival, además traía un look que sólo las mejores estrellas de serie de comedia noventera se cargaban. Con ustedes: Roberto Fernando Andrade García.

¿Quién fue? Un mediocampista chilango que estuvo activo en los noventas y principios de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por ser parte de una generación de jóvenes mexicanos que armaron un equipo sólido con pocas incorporaciones y alcanzaron la gloria en la 92-93, con Atlante.

¿Cómo fue su carrera? Empezó su carrera en el Cuautla de segunda B, de ahí pasó a Potros Neza de la segunda división y después de que ese equipo lograra el ascenso para convertirse en Veracruz él, con la mayoría de los jóvenes, se quedó en Atlante, donde nuevamente ascendería al máximo circuito para la 91/92. Ese mismo año debutó jugando casi todos los partidos y convirtiéndose en pieza clave de los superlideratos conseguidos y del campeonato de la 92/93. Se quedó en los potros de hierro hasta la 95/96 en la que ya jugó menos.

En el Invierno ’96 pasó al América que pretendía reforzarse fuerte de cara al primer torneo corto, sin embargo su aportación sería casi nula y disputó sólo 3 partidos. El siguiente torneo fue cedido al Zacatepec de Primera A. Después de esa liga se iría al Celaya, donde no hizo tan mal las cosas y alternaba la banda con Filiberto Fulgencio. Con los toros se mantuvo hasta el Invierno ’99, torneo que jugó con mejor desempeño, el cual le ganó el traspaso al Atlas en el V00, que le reencontraría con su técnico campeón, Antonio La Volpe.

Con los rojinegros pasó tres torneos donde no logró mostrar un nivel meritorio aunque alineó varios partidos y finalmente el técnico se cansó de él en el Verano ’01. Su próximo destino serían los Potros de Zitácuaro de la liga de ascenso durante un torneo. Regresó al primer equipo del Atlante para el Verano ’02 donde se reencontró con Miguel Herrera, compañero durante el campeonato. Ahí se mantuvo con pocos minutos hasta el final del Clausura ’03, en el que ya no vivió ningun encuentro y finalmente se retiró.

¿Qué fue de él? Para el Apertura ’03 se adhirió al cuerpo técnico de Miguel Herrera como auxiliar y lo acompañó también en Monterrey durante los torneos que dirigió el piojo. En el Clausura ’05 incluso volvió a alinear en un par de partidos, pues los rayados se quedaron sin jugadores para registrar tras la lesión de Diego Ordaz y echaron mano del -en esos días- auxiliar técnico. Actualmente se encuentra activo jugando, adivinen, juegos de veteranos.

Algunos Datos: Fue yerno de LaVolpe, estuvo casado con la hija de éste -Deborah- y es padre de un pequeño, Mauro Andrade LaVolpe, a quien su abuelo quiere muchísimo.

Durante su estancia en Guadalajara con Lavolpe se criticó bastante su lazo familiar, pues alineaba con frecuencia a pesar del bajo nivel futbolístico que mostraba con los rojinegros. Sin embargo salió finalmente de Atlas cuando el técnico ya no requería sus servicios, poco después se divorció de su esposa, que pronto se unió con otro exfutbolista, Flavio Davino.

Dicen que su retoño, a pesar de su abuelo, es fan de Cuauhtémoc Blanco, pues en un entrenamiento se le vio haciendo la cuautheminha.

También en sus últimos años con Atlante se le acusó de jugar por preferencias pues es gran amigo de Miguel Herrera desde sus primeros años en los potros y el entonces técnico también lo alineaba mucho más de lo que parecía adecuado.

Es gran aficionado de la fiesta taurina y se le veía con regularidad en las corridas de toros de la Plaza México cuando vivía en la capital.

Durante un partido al que no llegó Miguel Herrera por un accidente, Andrade y Verdirame fueron registrados como técnicos del Monterrey.

A pesar de su experiencia de dirección, ha declarado que no quiere ser técnico, prefiere ser auxiliar porque de esa manera juega y enseña en los interescuadras.

Cuando la selección infantil del capi Ramírez Perales y Luis García se iba ir a China a jugar el mundial juvenil de 1985 él jugó -con varios juveniles más- contra ellos en el Estadio Azteca, como sparring de entrenamiento de aquella selección. Como mera anécdota ese combinado de fuerzas básicas infantiles usó la playera del Necaxa como jersey.

En una entrevista comentó que es normal que los jugadores reciban dinero de directivas externas como incentivos para ganar un juego. En la temporada 88/89 él recibió esa gratificación de parte de la dirctiva del Cruz Azul, con tal de que ganaran un partido contra el Tampico-Madero, que involucraba a la máquina en el descenso.

Jugó tres finales y las ganó todas, en Primera A con los Potros Neza ganó el ascenso contra Yucatán, con Atlante lo hizo contra Pachuca y el campeonato de Primera División lo hizo contra Monterrey.

Por las greñas, por el genio, por la velocidad o por el olor (en realidad no sé) en sus buenos días le apodaban el Demonio y en días menos portentosos le decían el Beto.

Estadísticas. En México jugó 210 partidos y marcó 15 goles en Primera División. Clubes: 88/89 Potros Neza, 89/90 a la 95/96 Atlante, I96 América V97 Zacatepec, I97 a I99 Celaya, V00 a V01 Atlas, I01 Potros Zitácuaro, V02 a C03 Atlante. (Monterrey C05).

Video. Les dejo un golazo en la temporada del campeonato contra Necaxa en cuartos. El pase es una genialidad del argentino Roberto Massacessi.

¿Les recordó a otro jugador, tienen una anécdota del Beto Andrade, su look les recuerda la serie de Papá Soltero? ¡Comenten!

Glorias Pasadas: ¿Qué fue de Richard Zambrano?

Publicado: 13 septiembre 2010 de Damián García en Celaya, Futbolistas, Pumas, Santos
Etiquetas:, ,

El mercenario, en el futbol, es aquel jugador que alinea sólo por dinero, sin importarle los colores de la institución que defiende. De este tipo de futbolistas ha habido miles y a los que han sido identificados así por la afición se lo han hecho saber entre gritos y porras. El de hoy fue tildado, tal vez injustamente, como tal por la afición de Pumas, entre otras. Sin embargo en Santos y especialmente en Celaya dejó algunos goles que aún le merecen el cariño y respeto de los fanáticos que le vieron jugar. Un hombre que portó 13 playeras en 3 continentes: Luis Richard Zambrano Chávez.

¿Quién fue? Un atacante  chileno, activo en los noventas y gran parte de la última década.

¿Porqué se le recuerda? Por ser pieza clave en los subcampeonatos de Santos y Celaya y por un par de desastrozos años en Pumas.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en su ciudad natal en el extinto Deportes Laja, de ahí brincó al Club Deportivo Ferroviario Almirante Arturo Fernández Vial de la liga chilena con el que debutó en la 88/89. Luego de pasar dos años ahí y forjarse cierta fama de goleador salió a la Unión Española de Chile por un año, a la liga suiza con el FC St. Gallen por otro y luego regresó a Chile con la U a préstamo por 6 meses antes de incorporarse a Santos para la 93/94. Ese año, aunque marcó pocos goles, fue pieza clave para que la escuadra santista llegara a su primer histórica  final contra Tecos, en la que se coronarían los emplumados.

La siguiente temporada salió al Deportivo Cali y después de 16 juegos con 4 goles regresó a Torreón para la segunda vuelta, por lo que sólo disputó 6 juegos y no anotó ningún gol. Al siguiente año se fue al recién ascendido Celaya, con quien tuvo su mejor año en México. A pesar de no haber sido titular indiscutible explotó en la semifinal contra Veracruz marcando 4 goles en la vuelta para un total de 12 en aquella temporada, en la que los Toros quedarían subcampeones a pesar de salir invictos de la liguilla. Para el Invierno ’96 tuvo una temporada regular y volvió a empacar sus maletas para jugar una temporada y media en Colo Colo de Chile donde fue campeón. Al inicio del Invierno ’98 fue fichado por Pumas a pesar de tener problemas con su pase internacional que no le dejaron debutar a tiempo.

Ese torneo no lo hizo tan mal y marcó 5 goles para los universitarios, pero a partir del siguiente su rendimiento bajó y la afición lo marcó como principal responsable, el chileno respondió a los insultos en entrevistas y no volvió a anotar. Salió de Pumas después del Invierno ’99 hacia el Audax Italiano, a préstamo. En 2001 estuvo con el Deportivo Italchacao, aún a préstamo y para el 2002 pasó por el Coquimbo Unido, de Colombia antes de retirarse. Salió después de 3 meses del retiro para regresar al Fernández Vial, de la Primera B chilena, donde estuvo hasta el 2007, cuando fue despedido y obligado al retiro.

¿Qué fue de él? Como todo mundo, juega amistosos y homenajes y así. Vive en Los Ángeles, Chile y tiene un club deportivo. En 2009 colaboró con el entrenamiento de jóvenes delanteros en el Deportivo Iberia, club de tercera chilena.

Algunos Datos: Cuando llegó a Pumas tuvo problemas con su pase internacional, pues el Colo Colo estaba inhabilitado por FIFA para vender jugadores, pues adeudaba una fuerte cantidad al Necaxa que le había traspasado a Ivo Bassay.

Estuvo a punto de ir a Venados de Yucatán, pero los de la Primera A se decidieron en aquella temporada por Omam-Biyik.

Estuvo en México hace poco para la inauguración del nuevo estadio de Santos y dicen los que lo vieron entrenar para ese partido que aún lo hace fuerte y con total profesionalísmo.

Tiene un hijo, llamado Richard Andrés Zambrano que juega al futbol en divisiones infantiles y nació en Torreón.

En Pumas golpeó e insultó a un reportero del diario Ovaciones, porque le molestó lo que publicó de su desempeño en el periódico.

Cuenta que en ningún equipo ganó tanto dinero como en Santos.

Su Club Deportivo, Zebul, fue nombrado así por su fe hebrea.

El Club sufrió un incendio que lo destruyó en 2005 y hubo que reconstruirlo.

Jugó en la Copa América de 1993 y le anotó 2 goles a Brasil en una histórica victoria de las elección chilena 3-2.

En México Enrique Bermudez le apodó el comandante por su actuación en la liguilla del Celaya, en Pumas la afición le gritaba sacadólares.

Nunca sabremos si en realidad era o no un mercenario, pero cabe mencionar que -según él mismo-, en su último equipo no cobraba siempre, pues prefería que le pagaran a los jóvenes cuando las finanzas no estaban bien. También dice que salió del retiro por el clamor del público … ay sí, ajá.

Estadísiticas. En México anotó 28 veces y puso 11 asistencias en 132 partidos. Clubes: 89/90 CD Arturo Fernández Vial. 90/91 Unión Española, 91/92 FC Saint Gallen, 93/94 U. de Chile, 93/94 Santos Laguna, 94/95 Deportivo Cali, 94/95 Santos Laguna, 95/96 e I96 Celaya, 97/98 Colo Colo, I98 a I99 Pumas UNAM, 99/00 Audax Italiano, 00/01 Deportivo Italchacao, 2001 CD Puerto Montt, 2002 Coquimbo Unido, ’03 – ’07 CD Arturo Fernández Vial.

Video. Acá un gol con los guerreros, cabe mencionar que yo no le puse ese exageradísmo título al video.

¿Te acordaste da algún otro prospecto de mercenario? ¿Crees que el que contrata extranjeros en Pumas debería ser despedido a patadas del estadio? ¡Comenta!

Esquina sup. derecha

Si usted está a punto de tener un hijo déjeme recomendarle un nombre que adorará desde el primer momento y querrá correr a apartarlo al juzgado cívico: Juvenal. El de hoy fue bautizado de la misma manera y quedó grabado en nuestras memorias por aquel singular nombre, además de haber resultado un medio de contención bastante rentable para escuadras como el Celaya e Irapuato mientras estvuieron en Primera División. Les presento a un hombre que ha vivido un sinfín de cambios de franquicias en nuestro futbol: Juvenal Patiño Hernández.

¿Quién fue? Un medio defensivo mexicano, originario de Cuernavaca Morelos, que jugó la década de los noventas y principios de ésta.

¿Porqué se le recuerda? Como ya decía; por su peculiar nombre, por usar un bigote estilo Cantinflas y por ser parte fundamental de las escuadras de Irapuato y Celaya cuando alcanzaron el soñado ascenso a la máxima categoría.

¿Cómo fue su carrera? Debutó en los extintos Toros del Atlético Cuernavaca por ahí de la 92-93 en la Segunda División A. Tiempo después dicha división se unió con la Segunda B para dar paso a la actual Primera A en la 94-95,  obligando a aquel equipo a fusionarse con la Escuadra Celeste de Celaya para crear a los también finados Toros del Atlético Celaya y cumplir así los nuevos requerimientos de la federación. Juvenal se mudó a Guanajuato con el novel equipo y esa misma temporada ganó la final de ascenso contra Pachuca, fue subcampeón de la Primera División al año siguiente contra Necaxa y se mantuvo en Celaya hasta el Verano ’97, al siguiente torneo fue cedido a Bachilleres de Primera A por úna temporada y regresó en el Verano ’98 para un último torneo con los Toros.

De ahí se fue vendido a Irapuato y luego de 4 temporadas, en el Verano ’00, jugó y ganó su segunda final por el ascenso contra el Cruz Azul Hidalgo. Se quedó con la Trinca  Fresera durante toda su aventura en primera hasta el Verano ’02 cuando el equipo fue mudado a Veracruz. No entró en planes con los Tiburones y fue cedido a Toros Neza de la división de ascenso, para la siguiente liga pasó a Venados de Yucatán y finalmente se retiró después de dos temporadas, en el Apertura ’03.

¿Qué fue de él? Después del retiro consiguió su título de director técnico y su primer aventura fue con el Valle de Santiago de Cuarta División en 2006, al año siguiente dirigió a los Cajeteros de Celaya F.C. de tercera aunque fue cesado pocas fechas después. Fue profesor de futbol para la UTEC de Celaya y actualmente dirige en fuerzas básicas y actúa como visor para el Patronato del Sistema de Futbol para Veracruz y se mantiene activo jugando amistosos y homenajes.

Algunos datos. Realmente fue un jugador que se caracterizó por poco estético. Cuentan que en un partido del Celaya, Bonifacio Nuñez lo amonestó cuando apenas entraba de relevo; al preguntar el porqué, el árbitro le respondió: “por feo”, aunque realmente fue por entrar antes de que saliera su compañero.

Esa no fue la única razón por la que se ganaba amonestaciones, en su carrera fue un jugador colmilludo y bastante sucio para meter la pierna. Tan solo en Primera División acumuló 30 amarillas y 4 rojas en 96 encuentros.

De entre sus altercados recuerdo que alguna vez metió una fuerte plancha a Ricardo Peláez contra Necaxa que no fue sancionada y en otra ocasión el Cabrito Arellano salió expulsado de un partido por escupirle en la cara, momentos antes Juvenal le había recetado un buen golpe en el rostro que el árbitro no vio.

Durante su estadía como técnico del Valle de Santiago un amistoso contra el Celaya fue suspendido cuando sus pupilos agredieron físicamente al árbitro por un penal marcado en contra. Iban perdiendo 4-0.

Se le recuerda en algunos lugares como el primer morelense en jugar contra el Real Madrid en España, dicha hazaña la logró dos veces durante una gira europea que hicieron los Toros de Celaya acompañados de sus figuras como Hugo Sánchez y Emilio Butragueño.

Usualmente era compañero de cuarto del Buitre.

Consiguió una final de Primera División y ganó tres en Primera A obteniendo dos ascensos, además se podría decir que estuvo en el regreso del Veracruz a la máxima categoría durante el cambio de franquicia, aunque nunca jugó para ese equipo.

Como decía atestiguó muchos cambios de nombre; fue el primer director de los Cajeteros de Celaya F.C. pues ese equipo apareció en la Tercera tras adquirir la franquicia del Unión de Curtidores.

Tiene una hija llamada Leslie Valeria y el amor por su pequeña es tal, que se tatuó su rostro en un brazo.

Su nombre no es tan poco común como uno quisiera, en 2006 militó un jugador homónimo con el Deportivo Tlahuicas de Tercera División.

Estadísticas. Jugó 96 partidos en Primera División, fue titular en 87 y anotó tres goles. Clubes: V03 -I02 Yucatán, V02 Toros Neza, I01-V98 Irapuato, I97 Celaya, V97 Bachilleres, I96-T93/94 Celaya, 92/93 y 93/94 Atlético Cuernavaca.

Video. Como ya se habrán dado cuenta la videoteca de esta página es lo peor. Acá la final contra el Necaxa y si son rápidos y audaces hay una toma de la alineación del Celaya donde podrán ver a Juvenal Patiño. Wow.

¿Te acordate de alguna anécdota, tienes idea de quienes son los otros dos en la foto aparte del Buitre y Patiño?, ¡comenta!

El de hoy es un reto para sus memorias y un grato recuerdo para los aficionados que aún extrañan a los extintos Toros de Celaya, un brasileño que encontró su momento de gloria con el mismísimo Celaya, al que con gol de oro en el segundo tiempo extra de la final por el ascenso llevó a la Primera División. Hoy estámos recordando a Amarildo Soarez.

¿Quién fue? Un delantero carioca, originario de paraná,  de la época de los noventas.

¿Cómo fue su carrera? Llegó a México con el Puebla, procedente de Brasil en el descanso de invierno de la 92-93 y jugó dos temporadas bajo las órdenes de Manuel Lapuente. En la primera convirtió una buena cuota de 9 goles pero en la segunda sólo anotó uno y fue cedido al emergente Toros de Celaya. Aquel equipo era nuevo en primera A pero conseguiría el acenso en su primer año -contra Pachuca- en el minuto 108 del tiempo extra, con inolvidable gol de Amarildo. Así Soarez regresó a Primera ese año con los Toros y al siguiente año fue vendido a los Tecos, donde estaría un año antes de regresar a la división de ascenso, donde jugó en equipos como Yucatán, Correcaminos y finalmente Veracruz.

¿Qué fue de él? A su retiro del futbol profesional siguió jugado en el circuito amateur del torneo Tres Soles de la liga municipal de Guanajuato, en equipos como el Aztecas y el Brujos-Imprenta. También fue campeón con el Deportivo Marín en la Copa de la Liga Española de Veteranos. Actualmente es promotor de jugadores y maneja a figuras como Danilinho, de Jaguares de Chiapas.

Algunos datos curiosos: En la 93-94, a la llegada al banquillo de Luis Fernando Tena, el brasileño -que en ese entonces era titular con Lapuente- fue relegado al banquillo y terminó saliendo del Puebla.

Aquel ascenso que logró el Celya fue tan repentino que incluso los directivos no estaban listos y tuvieron que hacer modificaciones inmediatas para que el estadio pudiera albergar una afición de primera. Las sorpresas no dejarían de llegar a Guanajuato, pues el siguiente año llegarían a la final del máximo circuito.

De aquel equipo que venció dramáticamente al Pachuca en el Estadio Hidalgo para lograr el ascenso, sólo 6 jugadores estarían en la siguiente temporada y sólo cuatro alcanzarían la final en aquella magnífica temporada.

Amarildo se perdió de aquella segunda final consecutiva pues fue cesado por indisciplina en la jornada 17, junto a Milton Antonio Nunes Zico, otro jugador que compartió con él el ascenso y del que fue compañero en Puebla.

En su corta aventura con los cajeteros de Primera División compartió la delantera del equipo benjamín con el chileno Richard Zambraño, los brasileños Zico y Tiba, además del ex del Real Madrid Emilio Butragueño. Incluso algún periodista aventurado se atrevió a llamarles “La nueva quinta del buitre”.

Forma parte de la historia de los Tigres sin haber jugado en ese equipo pues en Monterrey aún recuerdan que les marcó el gol más rápido que han recibido, cuando militaba en Puebla,  a los 17 segundos de la jornada 28 del torneo 92-93.

Con el Yucatán llegó a hacer pareja en la delantera de un extranjero que es leyenda, e incluso dominaron juntos la tabla de goleadores en algunas jornadas: Francois Omam Biyik.

Estadísticas. En primera división anotó solamente 14 goles, en 55 partidos jugados, de los que inició 36 como titular. Clubes: 92-93 y 94-95 Puebla, 94-95 y 95-96 Celaya, Invierno 96 Tecos, Verano 97 Yucatán, Invierno 97 a Invierno 98 Correcaminos, Verano 99 Veracruz.

Video. Pues aunque me encantaría tener el gol de aquella final contra el Pachuca, les dejo este contra Atlante en la 92/93, un rebote que amarildo toma bien para marcar el empate momentáneo.


Glorias Pasadas: ¿Qué fue de Claudinho?

Publicado: 22 julio 2009 de Damián García en Celaya, Colibires, Futbolistas, Morelia, Pachuca
Etiquetas:,

El de hoy es uno de esos brasileños que sin ser muy conocidos en su país llegan a hacerce hueco en la memoria del aficionado mexicano, a base de calidad y goles. Claudio Da Silva Pinto fue referente al ataque en todos los equipos que militó, aunque nunca pudo echar raices en ninguno de ellos. Este gran delantero carioca les sonará más por su nombre de batalla, Claudinho.

¿Quién fue? Un delantero sudamericano de la época de los noventas y principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda? Por ser un delantero eficaz, por su físico que no era lo más atlético posible y por sus bailes al festejar, detrás de la portería, con su pequeño hijo que lo acompañaba en casi todos los partidos.

¿Qué fue de él? En México se retiró en 2005 en las filas de los Huracanes , después de un año en ese fugaz equipo de Colima en la primera A, regresó a su país a jugar un año más y se retiró a los 37 años, ahora es un hombre de negocios y vive con su familia en Caixas do Sul, Brasíl.

Algunos datos: Por la red corre la versión de que llegó en la temporada 94-95 al Tampico Madero, sin embargo esa temporada estuvo jugando en el Barcelona de Guayaquil, de Ecuador. Su primera temporada fue con Morelia, equipo al que llegó para el Verano del 97, procedente del Bahia-BA de Brasíl.

Anotó tres goles en un mismo juego dos veces, con La Piedad y con el Monterrey.

Este último Hat-trick no contó, pues sucedió en un clásico que después fuera anulado por la firma ilegal de Osmar Donizette por los Tigres.

Ese partido acabó 6-3, con seis goles anotados en un sólo tiempo y dos anulados, uno de ellos a Claudinho -que hubiera hecho cuatro-. Cuando el partido se volvió a jugar el marcador quedó empatado a ceros, sin embargo en la estadística personal del jugador sí cuentan esos goles.

Con tan sólo 8 años en México está entre los 40 jugadores que más goles han anoado en la primera división con 116 dianas, empatado con “el Jefe” Tomas Boy.

El famoso festejo con su hijo nació en un juego de Monarcas contra Veracruz, en ese entonces ambos equipos eran propiedad de TVAzteca y la gente se metía con los de Morelia pues creía que se dejaban ganar, Claudinho metió el del empate y eufórico abrazó a su hijo, que lo acompañaba como recogebalones.

El gol 100 de su carrera lo hizo con los extintos Colibries de Cuernavaca, en un partido que ganaron con dos goles suyos al Querétaro.

Fue campeón con Pachuca, formando una delantera letal a lado de Pedro Pineda.

En toda su carrera sólo jugó como delantero centro o extremo -algunos atacantes van retrasando su posición con la edad- y en Méxco anotó en todos sus torneos

Estadísticas y trayectoria.

Nacio un 12 de Junio de 1968 en Bom Jesus-RS, Brasíl. Debutó en México un 11 de Ene. de 1997 en un partido León 0 Morelia 0. Jugó 219 partidos y anotó 116 goles, con un asombroso promedio de .53 goles por partido. En un año de primera A se despachó con otros 13.

Clubes: E.C. Santo André (1993/1994, 1995 e 1996), Juventude (1986/1992), Cerro Porteño-PAR (1992), Vitoria-BA (1994), Barcelona de Guayaquil-ECU (1994), Atlético-GO (1995), Bahia-BA (1996), Morelia-MEX (1997 a 1999), Monterrey-MEX (1999 a 2000), Pachuca-MEX (2000 e 2003), Puebla-MEX (2001), La Piedad-MEX (2001 e 2002), Celaya-MEX (2002), Colibríes-MEX (2003), Pachuca (2003), Huracanes de Colima (2004), ¿? Brasíl (2005-2006).

Acá un video de sus goles en el Clásico Fantasma, que nunca sucedió, el famoso baile no lo podrán ver, porque aunque sí festeja con Felipe lo hace con prisa, tratando de empatar.

¿Tienes más anécdotas de Claudinho o sabes más de su historia? ¡Comenta!