Archivos de la categoría ‘Guadalajara’

Hace poco revisamos el pasado de un gran portero americanista, Miguel Zelada, que se convirtió en héroe al detener un penal en la llamada Final del Siglo, contra Chivas. Hoy toca buscar en el otro lado de la anécdota, pues detrás de un gran héroe siempre es necesario un gran villano. Nuestro protagonista es un medio mexicano, habilidoso, que se encontraba en uno de los más importantes picos de su carrera y que tras ese error, pagó el alto precio de desaparecer del futbol nacional. Sin mayor presentación, con ustedes: Eduardo Cisneros Manrique, El Vaquero.

¿Quién era? Un mediocentro originario del Distrito Federal, activo desde principios de los setentas hasta mediados de los ochentas.

¿Porqué se le recuerda? Por su habilidad en medio campo, por ser un tipo rudo y encarador, pero más que nada por aquel penal.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en las fuerzas básicas del extinto Atlético Español, que había tomado la franquicia del Necaxa. Con los Toros disputó el torneo nacional de reservas y debutó en aquel equipo a principios de los setentas. En la 75/76 estuvo a préstamo jugando para Veracruz y al siguiente año se marchó al Atlético Potosino donde alineó como titular y marcó varios goles. Ese año acompañó al Atlético a la liguilla por el título y le marcó goles a América y Chivas, aunque el club tunero quedó fuera de la final. Aún así se vovlió a mudar de ciudad, esta vez a Monterrey, donde jugó casi todos los encuentros de dos temporadas, anotó cinco goles en cada una y llegó a la liguilla de la 78/79 otra vez sin alcancar el partido más importante. En esa época tuvo su primer llamado a Selección Nacional. Luego de aquel paso por Rayados regresó a San Luis y estuvo activo durante la 79/80, jugando y aportando goles.

La 80/81 la continuó en San Luis, pero a la mitad de la temporada partió a Chivas, para tratar de mejorar el rendimiento del equipo en la liga anterior. Con él y las incorporaciones de Jaime Pajarito y Rigoberto Cisneros, Guadalajara alcanzó la liguilla por el título, aunque se quedó fuera de la final. En la 82/83 el equipo tomó forma y con el talento de Samuel Rivas y Roberto Gómez Junco, se formó un equipo en el que El Vaquero era el 10 por excelencia del rebaño, aportando toda su experiencia al ataque. En la liguilla Guadalajara se topó con América en la Semifinal y con gran actuación de Cisneros vencieron 3-0 a las Águilas en la vuelta, para enfrentarse a Puebla, que tras el empate global, se alzaría con su primer título en una larga tanda de penales en la que Cisneros pidió el primer tiro y marcó.

La siguiente liga Chivas regresó a la final, esta vez en la que fue la mejor temporada del Vaquero, que marcó 16 goles en el calendario regular y uno más para vencer a Pumas en semifinales, siendo el mejor goleador del equipo por delante del joven delantero Eduardo de La Torre. Así llegó Chivas contra el América líder de la competencia tras un 3-1 en el Jalisco, que aunque se veía difícil de remontar en el previo, se antojaba ciertamente posible cuando Armando Manzo fue expulsado por cometer penal a Ricardo Snoopy Pérez. Cisneros, como siempre, puso la pelota en el manchón penal. El resto es historia, Zelada voló y el Estadio Azteca se volcó eufórico para corear el nombre del portero argentino que unos minutos después saldría en hombros, campeón. La siguiente temporada lo puso en camino de la redención, cuando se encontró otra vez contra el acérrimo rival en Cuartos de Final. Tras un 2-0 en contra en el Jalisco, se cometió otro penal en favor de Chivas. Cisneros no dudó, pidió el cobro como acostumbraba, llevaba 8 goles esa temporada y  buscaba su revancha. Sin embargo trató de engañar a Miguel Zelada y falló, una vez más. El técnico tuvo que cambiarlo entre la rechifla y no alineó en la vuelta.

¿Qué fue de él? El estigma pudo más, no volvió a Chivas, jugó durante los torneos cortos de la 85/86 en Irapuato, pero tras tener adeudos con la directiva se negó a jugar un partido del torneo México ’86 y se retiró. Se ha mantenido en el futbol con bajo perfil, ha sido titular del Deporte en el Municipio de Silao, Guanajuato y según el periodista Enrique Ballesteros, ha probado suerte como estratega en el Atlante-Avante de Cuarta División.

Algunos Datos: Cuando fue seleccionado por México, jugó como extremo izquierdo, que no era su posición. No se pudo adaptar y quedó fuera de la convocatoria de José Antonio Roca para el mundial de Argentina ’78.

En la temporada de la final, 83/84, a sus 30 años fue el mediocampista más goleador de la liga, aún así no fue llamado a la selección de Bora Milutinovic, que según el propio Cisneros, tenía demasiados americanistas.

Antes de aquellos dos fallos se le consideraba un maestro para ejecutar las penas máximas, había tirado 16 y sólo había fallado uno, contra Atlas en una goleada a favor de Chivas.

Ese Clásico Tapatío de la 83/84 acabó 4-0, Edgardo Codesal marcó esa tarde 3 penales, dos a favor de Chivas, los dos tirados por Cisneros, que falló el que hubiera puesto el 5-0.

Como les decía, era de carácter fuerte. En un partido contra unión de Curtidores, en León, fue expulsado por insultar y encarar al árbitro, según palabras del silbante Ro­ber­to Do­mín­guez:

En esa oca­sión me dio or­gu­llo que ex­pul­sé a Eduar­do Cis­ne­ros por ha­ber­me in­sul­ta­do al mar­car­le una fal­ta.
– No seas pen­de­jo, ár­bi­tro. ¿Qué es­tás mar­can­do?
Me aton­té en no guar­dar la cé­du­la de ese par­ti­do.

En la Semifinal de la 82/83, cometió una falta sobre Norberto Outes que desencadenó una batalla campal que terminaría hasta con patadas voladoras.

En entrevistas posteriores a la final, Eduardo Cisneros aceptó la culpa de haber hundido al equipo tras su fallo.

Con dos goles en liguillas para Chivas, se encuentra a la par de otros clásicos como Fernando Quirarte y Daniel Guzmán en esas instancias jugando con el Rebaño.

Estadísticas. Marcó entre 1975 y 1985, 65 goles. Clubes. ¿? Atlético Español, 75/76 Veracruz, 76/77 Atlético Potosino, 77/78 y 78/79 Monterrey, 79/80 Atlético Potosino, 80/81 a 84/85 Guadalajara, 85/86 Irapuato.

Video. Acá los Cuartos de Final, ahí por el minutp 6:20′ se ve la decisión que tiene al correr por el balón en la pena máxima, aunque erró al tratar de engañar a Zelada.

Anuncios

Hoy me acordé de un eterno suplente, que sin embargo vivió muchos torneos en Primera División, respondiendo con trabajo respetable en los momentos que se le requería. Nuestro protagonista era mediocampista ofensivo, que es la posición más difícil de cubrir en la banca, pues usualmente los equipos mexicanos no tienen futbolistas demasiado dotados en esa zona y si los tienen, entonces siempre será muy difícil competirles. Este jugador que vivió casi toda su carrera en las listas de transferibles estuvo en la órbita del Espanyol de Barcelona, luego de un torneo en el que no había jugado ni un minuto, a los 29 años, por error de un periodista. Con ustedes: Juan Mariano Varela Garza.

¿Quien era? Un mediocentro mexicano, originario de Tampico, Tamaulipas. Activo durante los noventas y hasta principios de los dosmiles.

¿Porqué se le recuerda? En Tigres y Chivas por estar casi siempre en la banca y no hacerlo mal de cambio. En Barcelona, a lo mejor, por el susto.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en su natal Tamaulipas, allá le llegó la oportunidad de debutar con el Tampico cuando Carlos Reynoso llegó a la dirección de la Jaiba, durante la 89/90. Al siguiente año Reynoso cambió de equipo a Tigres y como Mariano Varela era dueño de su propia carta, le consiguió la oportunidad de defender la camiseta de la UANL para la 90/91, con apenas algunos juegos en Primera. Aquella liga jugó apenas un partido y la siguiente, tres mientras alternaba en Tigrillos. En la 92/93 empezó a entrar de cambio constantemente y acumuló 15 partidos aunque sólo comenzó dos y en uno de ellos marcó su primer gol en liga, contra Morelia. Los siguientes dos años mantuvo el mismo ritmo y en la recta final de la 95/96 parecía haberse ganado la titularidad, por lo que llamó la atención de la Promotora de Guadalajara que buscaba opciones jóvenes y económicas para reforzar a las Chivas, de cara al primer torneo corto.

Desde que llegó en el Invierno ’96 jugó poco, fue campeón en Verano ’97 pero sólo estuvo en un partido de la liguilla, sin jugar. Al finalizar ese torneo estuvo disponible en el Draft, pero continuó en el equipo. En el Verano ’98 también formó parte de la lista de transferibles, pero aunque contabilizaba pocos minutos se quedó. El siguiente torneo jugó un poco más y hasta tuvo unos minutos en la liguilla que llegó a la final con Necaxa. Para el Verano ’99, luego de cuatro temporadas, debutó como titular para Chivas. Esa campaña jugó más y era cambio habitual del Tuca Ferreti, aunque al final intentaron venderle una vez más, sin cerrar operación alguna. Así continuó su trayectoria y el Verano ’00 marcó su primer gol oficial, la siguiente jornada otro y luego nunca más, pero para el Invierno ’00 ya era titular, durante la era de Hugo Hernández y Jesús Bracamontes.

Jugó dos temporadas más con continuidad, pero para el Verano ’02 una lesión lo regresó a la banca. En el Apertura ’02 tuvo algunos partidos como titular pero seguía entrando de cambio únicamente en los últimos minutos. Al finalizar ese torneo volvió a aparecer entre los transferibles y aunque se rumoreaba un interés del León, salió de Chivas luego de 6 años para reforzar a Lagartos de Tabasco, donde se reencontró con Javier El Pastor Lozano, entre otros futbolistas con experiencia. Luego de ese torneo en el que anotó algunos goles llegó a Dorados de Culiacán, que recién había comprado la franquicia de Chihuatlán y buscaba gente de experiencia para encarar su primer torneo. El equipo alcanzó el título del Apertura ’03 de Primera A, pero Mariano no vio actividad y finalmente se retiró tras ese torneo.

¿Qué fue de él? Luego de su retiro estuvo en algunos eventos de Chivas USA en la MLS, regresó a Guadalajara para ser Secretario Técnico del Club, luego pasó al Saprissa de Costa Rica como Gerente, donde ganó tres campeonatos, hizo apuestas con los rivales al estilo Omnilife y actualmente está de vuelta en Chivas, fungiendo como Coordinador Deportivo.

Algunos Datos: Su padre, Mariano Varela Delgado, fue jugador profesional, jugó en el Celeste de Tampico en los sesentas y actualmente es Vicepresidente de la Jaiba Brava de Tampico Madero de la Liga Premier de Ascenso de Segunda División.

Su hermano, Roberto Carlos Varela también jugó en la Tercera División, con los extintos Halcones de Pueblo Viejo Veracruz y ha fungido como Auxiliar Técnico en Tampico Madero.

Como les decía, a principios del Verano ’02 estuvo por un día en la órbita del Espanyol de Barcelona, según declaraciones del programa de radio Mundo Deportivo de Barcelona, pues el conductor lo confundió con Gustavo Varela, que jugó la Libertadores con El Nacional de Uruguay.

El jugador lo tomó a broma desde el principio, pues conocía al delantero charrúa que se había enfrentado a Morelia en el campeonato sudamericano y además, el nunca tuvo representante, por lo que parecía imposible aquel contacto.

Aunque alcanzó la respetable cifra de 157 encuentros oficiales de Primera División, sólo completó los noventa minutos en 38 de ellos.

Cuando llegó a Chivas lo hizo acompañado de otros Tigres jóvenes que no habían alcanzado la titularidad en Monterrey: Gustavo El Gusano Nápoles y Martín El Pulpo Zuñiga. En ese entonces la Promotora pagó 300,000 pesos por cada uno y luego se tardó un año, ante las continuas demandas de Tigres, para pagar aquella deuda.

En un amistoso de Clásico Nacional en 1997, contra América en San Diego Varela metió un golazo, bombeando el balón a la salida de Oswaldo Sánchez, que en ese entonces militaba con las Águilas. Aquel partido quedó empatado a uno y se resolvió en penales a favor de Los Cremas.

En otra ocasión de Clásico, pero esta vez oficial, Varela también fue definitivo para el empate a uno contra América, esta vez cuando cometió un claro penal contra Braulio Luna que convirtió Ivan Zamorano en el torneo de Verano ’01.

A la fecha no dejan de confundirlo. El año pasado en Chivas, ya como Coordinador, fue presentado durante una reunión de CONMEBOL como Presidente del Club Guadalajara, según el orador de la velada, que tuvo que corregir al momento. La prensa registró el momento chusco como Vergara por un Día.

Estadísticas. Jugó 157 partidos en Primera División, 83 como titular. Marcó 5 goles en liga más 3 en Primera A, acumuló 25 amarillas y una expulsión. Clubes: 89/90 Tampico, 90/91 a 95/96 Tigres (Tigrillos), Invierno ’96 a Aperura ’02 Chivas, Clausura ’03 Lagartos de Tabasco, Apertura ’03 Dorados de Culiacán.

Video. Con mucha suerte me encontré el gol del clásico, al ángulo. Está empezando el video.

¿Anécdotas, comentarios, dudas o reclamos? Coméntenle.

Guerrero, Joahan.

Injusto o no, hoy traemos un post de a dos por uno. Se trata de dos jugadores que obtuvieron por separado varios logros, pero siempre venían a la mente del aficionado como un sólo ente. Acostumbrados a aquello de compartir hasta la cara, siendo gemelos idénticos, los originarios de Monterrey debutaron el mismo año, el mismo torneo, en el mismo equipo, jugaban más o menos la misma zona, fueron campeones al mismo tiempo y casi se retiraron en las mismas fechas. Con ustedes los hermanos que ya retirados y pelones se parecen a Vin Diesel sin anfetaminas: Joahan Rubén y Omar Luis Rodríguez Álvarez.

¿Quiénes eran? Un par de jugadores salidos de fuerzas básicas de Cruz Azul; Omar se desempeñaba en la defensa, con recorrido hacia el ataque y Joahan en la media, con recorridos hacia la defensa. Ambos estuvieron activos desde mediados de los noventas a mediados de la primera década del siglo XXI.

¿Porqué se les recuerda? Por ser hermanos y por ser gemelos, por que más. Ambos hicieron gran carrera en Cruz Azul, mientras Joahan destacó también en Santos y Selección Mexicana y a Omar se le toma por bueno su paso en Morelia.

¿Cómo fueron sus carreras? Desde pequeños se mudaron a la Ciudad de México y la comenzaron jugando en una escuela infantil de futbol del club América, pero más tarde les llegó la oportunidad de entrar a fuerzas básicas de Cruz Azul, que los llevó a disputar la copa sub-17 de Italia ’91. Luego de aquel torneo empezaron a ascender y a disputar algunos interescuadras, hasta su debut en el Invierno ’96. En La Máquina colaboraron para el último campeonato del ’97; Omar como titular durante toda la liguilla y Joahan jugando hasta las semifinales contra Atlante.

Al siguiente año Joahan salió a Santos por falta de actividad, en Torreón encontró excelente recibimiento de la afición y fue pieza clave en dos finales, de las cuales ganó una, la del campeonato de Verano ’01. En esos años se ganó sus primeros juegos en la selección de Javier Aguirre que perdió la final de la Copa América ’01 y rescató el boleto al mundial de Corea/Japón ’02 . En dicho torneo participó durante toda la fase de grupos, consiguiendo una buena actuación. Tras el mundial continuó dos años más con Los Guerreros y al acabar el Clausura ’04 emigró a Necaxa, donde jugó tres torneos, como titular al principio, pero volviéndose cada vez menos indispensable. El Clausura ’06 fue llevado a Morelia, donde antes había jugado su hermano, pero alineó poco y salió luego de ese torneo con rumbo a Querétaro, equipo del que se retiró tras participar en dos ligas y reunir pocos minutos en el Clausura ’07.

Mientras tanto Omar permaneció en Cruz Azul tras la salida de su hermano durante seis ciclos más, ahí disputó otra final en el Invierno ’99 contra Pachuca, en la que fue subcampeón y se mantuvo como jugador importante, incluso jugando durante la Libertadores ’01 (esa del Boca Juniors), aunque una lesión lo alejó del partido final. Al finalizar el Invierno ’01 buscó nuevos aires en Morelia y aunque no siempre había sido titular, con Los Monarcas disputó su tercera final, en la que repetiría el máximo trofeo en el torneo del Apertura ’02. Luego de aquel año fue llevado a Chivas como gran refuerzo, sin embargo el rendimiento no fue tan sobresaliente como se esperaba y tras el Apertura ’03, con apenas un año en Guadalajara, fue vendido a Jaguares en donde disputó su último partido luego de cinco torneos en Tuxtla Gutierrez, durante el Clausura ’06.

Omar, en Morelia.

¿Que fue de ellos? Omar Rodríguez se mantiene activo jugando amistosos e incluso ha formado parte del equipo mexicano de ShowBol, sin embargo ha dicho que no tiene proyectos relacionados con ser entrenador o directivo. Joahan Rodríguez se ha visto también en partidos de exhibición, como la inauguración del estadio Territorio Santos Modelo o eventos deportivos en E.E.U.U para jóvenes y actualmente se está preparando para ser auxiliar o director técnico. Mientras tanto ambos se entretienen haciendo negocios con bienes raíces, según sus palabras.

Algunos datos: Su padre también fue futbolista profesional. Alberto El Tubo Rodríguez jugó en Veracruz, Atlante y Tigres. Con este último equipo fue campeón de Segunda División en la 73/74 y ganó el título de ascenso, marcando seis de los ocho goles que la UANL anotaría en aquella liguilla.

Como buenos gemelos tienen varias anécdotas de confusión, desde la educación primaria en la que tuvieron que separarlos para evitarles problemas hasta el futbol profesional, cuando trataron de expulsar a uno de ellos por segunda amarilla, cuando en realidad su gemelo se había ganado la anterior.

Durante algún tiempo ambos estuvieron saliendo con artistas famosas de la televisión nacional; Omar con Betty Monroe y Joahan con Chantal Andere, que yo no se quienes son, pero me suenan.

Otro que sale con alguien de la farándula mexicana es Omar Rodríguez-López con Ximena Sariñana, que no tienen que ver nada con ellos, más allá de que el guitarrista chicano es homónimo de uno, pero lo traigo a colación porque esta canción me mola.

Ahora los dos están felizmente casados con dos hermanas -cada quien con una, pues- y tienen chilpayates de la misma edad.

Joahan se llama así en honor al mítico holandés del barcelona Johan Cruyff, sin embargo su nombre se escribe Joahan por culpa del bendito registro civil.

Curiosamente en esa selección de Corea Japón ’02 estaba otro jugador que también tenía un hermano en primera división, aunque tampoco estaba en selección: Ramón Morales (hermano de Carlos Adrián).

Entre los dos estuvieron presentes en cuatro finales diferentes, obtuvieron un título cada uno y perdieron otro.

Estando juntos les recuerdo un gol del Verano ’97 contra Monterrey en el que Omar, tras asistencia de Francisco Palencia, pone un pase desde la banda a Joahan para el primer tanto de la tarde. Ese día el portero de Rayados era Tirzo Carpizo.

Ambos se retiraron entre pleitos; Omar tuvo que reclamar su contrato ante la Federación Mexicana por un problema con la directiva de Jaguares y eso lo obligó al retiro, Joahan por su parte acabó peleado con el entrenador de Querétaro y éste interfirió para que no encontrara equipo en el último Draft al que asistió.

Omar Luis es unos segundos más grande que su hermano.

Estadísticas Joahan Rodríguez: Marcó 42 goles en 327 encuentros disputados y supuestamente puso 19 asistencias. Acumuló 66 cartones amarillos y 6 rojos. Clubes: Invierno ’96 a Invierno ’98, Cruz Azul. Verano ’99 a Clausura ’04 Santos, Apertura ’04 a Apertura ’05, Clausura ’06 Morelia, Apertura ’06 y Clausura ’07 Querétaro.

Estadísticas Omar Rodríguez: Marcó 8 goles y puso 11 asistencias en 259 juegos, acumuló 82 amarillas y 5 rojas. Clubes: Invierno ’96 a Invierno ’01 Cruz Azul, Verano ’02 y Apertura ’02 Morelia, Clausura y Apertura ’03 Chivas, Clausura ’04 a Clausura ’06 Jaguares de Chiapas.

Video. Primero, gol de Joahan Rodríguez con Santos ante Chivas. Mire usted que celebraba con una playera del Tri de Alex Lora y la Virgen de Guadalupe.

Luego, de Omar me encontré una asistencia, es el último gol de Cruz Azul y hay que adelantar al minuto 3’04. Pero es lo que hay, jeje.

¿Hubieran preferido a Los Gemelos Brenan, tienen anécdotas o paraderos? ¡Comenten!

Leyenda en Tigres y Chivas, un jugador más o menos bajito, llenito, con mucha habilidad y mejor precisión de pase que sufrió lesiones fuertes durante su larga carrera y siempre tuvo el talento necesario para regresar a las canchas. Seleccionado nacional en algunas ocasiones, el de hoy es recordado con gusto en Guadalajara y especialmente en Monterrey, donde dejó sus mejores pinceladas de futbol. Les presento a quien su apodo acompañó sin falta en una exitosa trayectoria y lo hace aún en la memoria del aficionado: Marco Antonio Ruiz García El Chima.

¿Quién fue? Un mediocentro ofensivo originario de Tampico, activo desde finales de los ochentas a principios de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por su habilidad, por ser encarador, por ser el jugador que proponía el juego creativo en los equipos que militó.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en las calles de su natal Tampico jugando en equipos amateur desde niño, ahí lo detectaron y lo llevaron al Tampico Madero cuando tenía 16 años, debutó con la jaiba el siguiente año en la 86/87 contra el Deportivo Neza. En la 88/89 sufrió una fractura de tibia y peroné que casi lo deja fuera de las canchas, sin embrago en Tigres le contrataron para la 91/92 confiados en su recuperación. Después de un paso fugaz a préstamo por Querétaro en la 92/93 regresó con los felinos con los que estuvo hasta el Verano ’98, sin contar un torneo en Pachuca de Primera A. En Tigres colaboró durante un trofeo de copa (95/96), un descenso y un regreso al máximo circuito en el Invierno ’96.

Para el Invierno ’98 fue vendido a Chivas sorpresivamente quien esperaba encontrar en él el medio creativo que tanto le hacía falta. Luego de un buen primer torneo, en los cuartos de final de aquella liguilla contra Pumas, sufrió otra lesión que lo alejó de las canchas por seis meses. Regresó para el Invierno ’99 y se quedó en Guadalajara por tres torneos más, jugando como titular. En esos años recibió llamados a la selección para jugar las eliminatorias mundialistas y la Copa Confederaciones. Regresó a Monterrey con la UANL por última vez y jugó hasta el Apertura ’04, para despedirse de la afición después de un par de ligas en la banca, más o menos obligado por la directiva que hasta le ofreció una despedida, aunque El Chima creía que todavía tenía cuerda para rato y jugó su último torneo en la Primera A con San Luis, ayudando a conseguir el ascenso del Clausura’ 05.

¿Qué fue de él? Después del retiro hizo el curso de director técnico y con la llegada del argentino Miguel Ángel Brindisi a los Jaguares de Chiapas estuvo como auxiliar y encargado de fuerzas básicas durante el Clausura ’09, salió al finalizar ese torneo y actualmente acaba de integrarse al trabajo con las selecciones juveniles del equipo nacional.

Algunos Datos: Su apodo se lo puso un tío, quien decía que su peinado se parecía a la forma de la Dasylirion acrotriche, una cactácea de uso tradicional comúnmente conocida como Chimal en la región del bajío mexicano (¡actualmente en riesgo de extinción! … como los buenos medios ofensivos mexicanos).

Ese tío suyo es Francisco Chale Ruiz, futbolista profesional que jugó en los setentas para Puebla, Victoria y Madero.

Entre los equipos amateur en los que jugó durante su juventud estuvo el Atlanta, donde compartió cancha con Joaquín del Olmo cuando apenas tenían 6 años, el Mainero de la colonia que es originario en Tamapulipas y otro llamado Guadalajara, en donde lo descubrió el director técnico Carlos Reinoso.

Jugó en competencias estatales y nacionales de la selección infantil de beisbol.

Esa fractura de tibia y peroné al principio de su carrera fue resultado de una fuerte entrada del ahora técnico Fernando Quirarte, cuando jugaba con los Tecos de la UAG.

En su natal Tampico la policía aseguró por dos años una de sus residencias, pues el Ejercito Nacional encontró en ella actividades ligadas al narcotráfico de las personas a las que había rentado la casa. Finalmente se aclaró el asunto y la PGR le devolvió la propiedad del inmueble.

Nunca pudo ser campeón de liga y ese fue el único trofeo que anheló toda su carrera.

Estuvo a punto de fichar con Pumas para la temporada de Verano ’02, cuando el Guadalajara ya había cerrado su traspaso, sin embargo el jugador no aceptó el ofrecimiento económico de la UNAM y casi se queda sin jugar seis meses, pero regresó a Monterrey.

Por la falta de credenciales del Brindisi en Jaguares de Chiapas estuvo registrado como técnico al mando, incluso salió al banquillo en un partido contra Cruz Azul por suspensión del sudamericano.

Confesó que de niño su afición la dividía entre el América y el Tampico-Madero.

Estadísticas. En la Primera División disputó 425 partidos marcando 35 goles y poniendo, supuestamente, 20 asistencias. Clubes: 84/85 a 88/89 Tampico Madero, 91/92 Tigres, 92/93 Querétaro, 93/94 a V98 Tigres (1995 Pachuca Primera A), I98 a I00 Chivas, V02 a A04 Tigres, Clausura 05 San Luis.

Video. Uno que recordarán con gusto -a pesar de lo gacho que se ve- en Tigres porque le hizo este golazo al Monterrey, cabe mencionar que también es el favorito del jugador, según ha dicho.

¡Te acordaste algún jugador contemporáneo o con peinado similar? ¿Tienes alguna anécdota? ¡Comenta!

 

 

El de hoy lo han mencionado varias veces en los comentarios, prueba de que no hizo mal las cosas y aún alejado de los reflectores se mantiene vigente. Fue un jugador que sin tener un físico así que tu digas atlético llegó a ser un recio defensa titular de Chivas durante el campeonato del ’97, jugó algunos partidos como seleccionado y se quedó grabado en nuestras memorias como uno de los más trabajadores y constantes del futbol mientras se mantuvo activo. Con ustedes Camilo Romero Mora.

¿Quién fue? Un jugador defensivo que jugó en varios equipos de la liga, activo en los noventas y principios de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por ser titular en la defensa de Chivas, León, Toros Neza y Pachuca, además de haber metido algunos goles importantes cuando se agregaba al ataque.

¿Cómo fue su carrera? Es originario de la Ciudad de México pero su profesionalización la logró en Guadalajara, debutando en Primera con Chivas en la 90/91. Antes de ganarse la titularidad jugó las olimpiadas de Barcelona ’92 y se fue de préstamo a Morelia en la 94/95 para foguearse, regresó al año siguiente para volverse asiduo de la línea defensiva del rebaño, equipo donde fue campeón. En Guadalajara se quedó hasta el Invierno ’98, cuando se fue vendido al León en busca de nuevos retos. En aquellos días fue convocado a la selección mayor para disputar la Copa de Oro ’97 y las eliminatorias de Francia ’98, mundial al que ya no llegó por decisión técnica.

En Guanajuato estuvo por dos temporadas y se fue vendido a Toros Neza para el Invierno ’99 por problemas de falta de liquidez. Ese torneo en Neza le trajo más problemas y la directiva de Toros le dejó de pagar a la mitad del torneo culpándolo del mal desempeño del equipo. Así tuvo que salir de regreso al bajío donde estuvo un torneo más con los esmeraldas. Para el Invierno ’00 tuvo más tranquilidad en Pachuca pero al siguiente torneo ya no entró en planes, en Chivas se volvieron a hacer de su carta con la intención de que jugara en la filial del Nacional Tijuana, pero su experiencia y los magros refuerzos le regresaron pronto al primer equipo, donde se mantuvo hasta el Verano ’02, antes de volver a dejar al la perla tapatía en el Apertura ’02 con dirección a Puebla.

Tras un torneo y 3 partidos en la franja se fue a la Primera A con los Lagartos de Tabasco en el Verano/Clausura ’03 y al torneo siguiente jugó en Delfines de Coatzacoalcos por un año para luego regresar a Tabasco y registrar 2 torneos más antes de retirarse en el Clausura ’05 con aquel equipo.

¿Qué fue de él? A su retiro en 2006 tuvo su primer oportunidad de dirigir a Delfines de Coatzacoalcos en Primera A, después estuvo en el mismo puesto con el Zapotlanejo de tercera división, anduvo en la gira Cascaritas Corona y jugó clásicos de veteranos. Cuando los delfines se mudaron a Los Cabos llamaron de vuelta a Camilo, equipo al que entrena hasta la fecha.

Algunos Datos: Cuenta con un récord poco halagador, en la selección mexicana es el jugador que más autogoles ha anotado en partidos oficiales, con dos, ante El Salvador y Brasil.

En su primer aventura como técnico en Delfines estuvo registrado como utilero y masajista, pues no contaba con el título de técnico. Lo obtuvo un par de años después, junto a un ex-compañero de equipo, Gustavo Nápoles.

En un partido con León fue portero, Ángel David Comizzo se hizo expulsar cuando ya no quedaban cambios y Romero se puso los guantes y atajó un difícil tiro que les hubiera hecho perder el empate de último minuto.

Después de que Toros Neza le recortara el total de su sueldo el jugador recibió muestras de apoyo del gremio, pues el castigo era un exceso. La directiva cobró venganza. Al cederlo al siguiente año le puso un precio de 3000,000 dólares a su cesión, una cifra incoherente que casi termina con su carrera.

En ese año muchos jugadores salieron con problemas de Toros Neza, el dueño trataría de rescindir los contratos de varios y ofrecerles nuevos, con el 60% de recorte salarial.

Esa experiencia y la del León, aunado a que ambos equipos enfrentaban constantes dramas de decenso le hizo recapacitar y declaró en varias ocasiones que fue un error salir de Chivas.

Además de su experiencia como técnico en Delfines, a quienes colocó en la liguilla por primera vez en su historia también entrena en su tiempo libre al equipo Femenil Lobas Marinas de la Paz.

En un recuento de los goles más importantes de Chivas en el Estadio Jalisco está incluido uno que le hizo al Atlas, casi desde media cancha en un clásico tapatío.

A Lagartos de Tabasco estuvo alguna vez interesado en venir Romario, el mítico delantero carioca de los 1000 goles. Se decía que quería jugar ahí para invertir en la Riviera-Maya. Eso no tiene nada que ver con Romero más allá de compartir tres letras en su nombre, pero quería contarles.

Estadísticas. En Primera División marcó 16 goles en 263 partidos y salió 244 veces como titular. Clubes: 90/91 a 92/93 Chivas, 94/95 Morelia, 95/96 a V98 Chivas, I98 a V99 León, I99 Toros Neza, V00 León, I00 Pachuca, V01 a V02 Chivas, A02 Puebla, C03 Lagartos de Tabasco, A03 y C04 Delfines de Coatzacoalcos, A04 y C05 Lagartos de Tabasco.

Video. Lamentablemente no encontré ese gol contra los zorros, pero es dejo un golazo de Camilo contra Veracruz en el Invierno ’96, por ahí del segundo 00’35 del resumen.

¿Te acordaste de algún otro jugador, gustas compartir una anécdota, tarareas inconscientemente La Loba de Shakira? ¡Comenta!

Hoy quiero recordar a un recomendado de nuestro buen lector Arpeno, un delantero mexicano homónimo del argentino de Tigres, Damián Ariel Álvarez, quien también debe estar próximo a desaparecer de los reflectores, esperemos, con mejor fortuna. Nuestro jugador de hoy, aunque desaparecido, tuvo sus momentos de gloria; jugó en Chivas y América, fue seleccionado, compartió cancha con grandes figuras, era considerado promesa nacional y anduvo por infinidad de equipos, además de haber jugado en el vecino país del norte. Sin más, aquí está Damián Álvarez Arcos.

¿Quién fue? Un delantero mexicano, originario de Boca del Río, Veracruz que tuvo sus mejores momentos en la época de los noventas y que siguó activo gran parte de ésta.

¿Porqué se le recuerda? Por su gran habilidad, por ser de aquellos atacantes gambeteros que con facilidad recortaban, giraban jalando el balón o hacían una bicicleta, pero sobretodo por no rendir tanto como se esperaba de él.

¿Cómo fue su carrera? Inició su carrera en la cantera del Atlas y debutó en el primer partido de la 91/92, fue seleccionado sub-23 en Portugal ’91 (marcó contra Suecia) y en los olímpicos de Barcelona ’92 cuando El Tri fue eliminado en la fase de grupos con tres empates. Se quedó con los zorros hasta la 94/95 y se fue al León donde estuvo dos años, al final del V97 su carta la compró el Dallas Burn de la MLS donde jugó el final de la temporada americana y fue prestado a las Chivas del Guadalajara durante el I97 y V98, alternando con los de Dallas para tener mayor continuidad, de ahí fue transferido al New England Revolution de la MLS donde jugó sólo 2 partidos y fue cedido a préstamo al América en donde militó por 4 torneos.

En 1997 estuvo en algunos encuentros con la selección de Bora Milutinovic que buscaba el pase al mundial de Francia ’98. Al final del V00 salió de las águilas después de un par de torneos sin goles y empezó su peregrinar desatinado por Pachuca, Yucatán, Atlante, Toluca, San Luis y Zacatepec. En todos ellos jugó únicamente un torneo con muy malas actuaciones; en Toluca jugó 20 minutos en total y en San Luis debutó fallando un penal, por ejemplo. En el Apertura ’03 Necaxa lo registró en sus filas pero no jugó partido alguno, al siguiente torneo se mudó a los extintos Trotamundos de Tijuana y con ellos se retiró en el Clausura ’03 después de una mala experiencia por falta de pagos y buenas condiciones.

¿Qué fue de él? Intentó un regreso fallido con los Tecos de Primera A en el Clausura 08, que se quedó en un juego y 8 minutos disputados.  Durante su retiro intentó poner un par de negocios, que en propias palabras del futbolista no han ido muy bien, tuvo una pequeña liga amateur de futbol en Guadalajara, juega amistosos y ayuda en una academia de futbol. Sin embargo en entrevista aseguró que se mantiene viviendo al día, pues nunca tuvo un ahorro y gastó todo lo que ganó sin pensar a futuro, él mismo se considera un ejemplo de lo que no se debe hacer en el futbol profesional.

Algunos Datos: Durante su primer estancia en la MLS le fue bastante bien, anotó varios goles y uno de ellos fue nominado a mejor gol de la temporada ’98. Además cuando debutó en el Burn fue designado jugador de la semana.

Es hijo de otro futbolista profesional; Pedro Damián Alvarez, quien jugara para León, Monterrey ,Veracruz y fuera ídolo en las Chivas. Actualmente su padre tiene un par de escuelas de futbol para niños de comunidades rurales, en es proyecto colaboran Damián y otro jugador grande de los setentas, Gustavo “Halcón” Peña.

Después de su última temporada en León, en 11 torneos no volvió a anotar ningún gol en primera. De esas 11 ligas sólo jugó los noventa minutos completos de 1 partido.

Entre el 97 y 98 fue transferido dos veces en dos ligas de países diferentes, cambió de Guadalajara a América en México y del Burn al Revolution, las transacciones se hicieron en un periodo de una semana.

En los EEUU jugó en la misma liga que grandes figuras de talla mundial como Zenga, Valderrama, Donadoni o Etcheverry.

El destino evitó que enfrentara a su homónimo en la cancha. En 2001 ,cuando él seguía activo en Primera División La Chilindrina se negó a vestir la casaca de Rayados que había comprado su carta, el argentino aceptó venir a México hasta el Clausura 2003 -con Morelia- cuando el mexicano ya militaba en la Primera A.

Estudió hasta el tercer cuatrimestre de la Licenciatura de Comercio Internacional, en Guadalajara.

De su paso por León guarda especial cariño a Carlos Reinoso, técnico del que recordó: Me dejó tantas enseñanzas que me regañaba más que mi papá y opinaba, con razón, que nunca jugó tan bien como en esa época.

Estadísticas. Estuvo en 184 partidos de Primera División, empezó 90 de ellos y completó 31. Anotó 18 goles y puso 12 asistencias. Clubes: De la 91/92 a la 94/95 Atlas, 95/96 a V97 León, 97 Dallas Burn, I97 y V98 Chivas, 98 Revolution, I98 a V00 América, I00 Pachuca, V01 Yucatán, I01 Atlante, V02 Toluca, A02 San Luis, C03 Zacatepec, A03 (necaxa), C03 Trotamundos de Tijuana, (C08 Tecos Primera A).

Video. Acá les dejo un resumen del único partido que jugó completo después de su andar por el León, muy grande en las primeras dos jugadas y en las últimas tres. ¡Era un crack!, una lástima que la indisciplina y la inconsistencia pesaran más.

¿Les recordó a otra promesa rota, tienen alguna anécdota? ¿Prefieren el Té Chai al Té Thai? ¡Comenten!

El de hoy es un rudo defensa mexicano que es bien recordado por las aficiones de Pumas y Atlante, donde dejó sus mejores años y propinó sus mejores patadas, además fue seleccionado nacional en el mundial de USA ’94. Un jugador broncudo, buen marcador personal, de los que saben meter la pierna, con mucho colmillo y quien fuera dupla infalible del eterno Claudio Suárez en varios equipos, recordemos por favor a: Juan de Dios Ramírez Perales El Capi.

¿Quién fue? Un defensa central chilango, oriundo de Coyoacán, que estuvo activo en los noventas y los primeros años de esta década

¿Cómo fue su carrera? Inició jugando en equipos de ligas amateur en el barrio de Santo Domingo, donde le animaron a hacer una prueba para el equipo de los Pumas de la UNAM, de ahí brincó directo a la selección nacional infantil y jugó el mundial de dicha categoría en China ’85. A su regreso formó parte de las inferiores universitarias y debutó en 1988 con el primer equipo, su desempeño fue elemental en el campeonato de la 91/92 y le consiguió el llamado a la Copa USA ’91, permaneció con la institución hasta la 92/93 cuando se fue al Monterrey por un año, equipo en el que no brilló por una fuerte lesión.

Ese mismo año jugó todos los minutos de la copa del mundo de EEUU, formando parte de una generación de oro que terminó su empresa mundialista eliminada en penales contra la Bulgaria de Stoichkov. Regresó para jugar con Toros Neza durante un año y estuvo con El Tri en la Copa América del ’95. Para el Invierno ’96 se enroló con Atlante, equipo al que le brindó 8 buenos torneos. De ahí pasó por varios equipos; Chivas en I00, Irapuato en V01, Pumas en I01 y finalmente Veracruz en V02. Se retiró después de aquella campaña en el puerto.

¿Qué fue de él? Tan pronto colgó los botines puso una escuela de futbol en Cuernavaca e hizo el curso de entrenador para estrenarse como auxiliar en los Tiburones Rojos de Veracruz para el Apertura 2005. Ha estado también en el cuerpo técnico de Santos, Pumas Morelos y actualmente se encuentra con los Gladiadores de San Luis de la Primera A apoyando al D.T. Nacho Ambriz.

Algunos Datos: Ese apodo que lo hizo famoso lo acompaña desde aquel mundial infantil de China ’85 cuando sus compañeros le apodaron así por llevar el gafete de capitán. Entre aquellos jóvenes estaban Luis García y El Chatito Ortiz, entre otros.

Después de 12 años de experiencia como defensa central al entrenador del Atlante Zlatko Petricevic se le ocurrió buena idea probarlo como enganche creativo. Sobra decir que aquella posición no le sentó nada bien.

Cuenta que en un partido Monterrey/Atlante se ganó la expulsión por una jugada aparatosa en la que chocó con Jorge Campos,  El Brody salió con mucho dolor de la cancha y convenció al árbitro, pero al momento de reincorporase y dirigirse al terreno de juego se topó con Ramírez Perales -de quien es gran amigo- y le dijo: ¡Te Chingué Compadre! Campos regresó a jugar como si nada.

Aquella campaña con el rebaño sagrado tuvo la mala fortuna de ser la peor en la historia de las Chivas, así que salió por su bajo rendimiento al siguiente torneo, aunque en realidad todo el equipo tuvo en aquel año una pobre actuación.

Su primer equipo fue La escuadra Azul, de la Liga Coyoacán.

Como les decía era recio para meter la pierna; acumuló 5 rojas y 35 amarillas en primera división, sin embargo una de sus entradas más sucias fue aquella que inició una monumental bronca de 8 minutos contra el Atlético de Madrid en un amistoso en el Estadio Azteca frente a la Selección Mexicana.

Formó parte de la selección de veteranos que se enfrentó a Maradonna en la modalidad de Showbol en Italia hace un par de años y que perdió 5-8.

Estadísticas. Jugó 305 partidos y fue titular 302 veces. Anotó un sólo gol en su carrera. Clubes: 88/89 – 92/93 Pumas UNAM, 94/95 Monterrey, 95/96 Toros Neza, I96 – V00 Atlante, I00 Chivas,  V01 Irapuato, I01 Pumas, V02 Veracruz.

Video. Permítanme mostrarles la increíble carambola que desató una patada del Capi en aquel partido contra los colchoneros, ahí encara a un delantero Polaco y hasta Javier Aguirre le entra a las patadas.

¿Tienes alguna anécdota relacionada? ¿Te acordaste de algún jugador o de otro merequetengue canchero? ¡comenta!