Archivos de la categoría ‘Tlaxcala’

Tlaxcala es, luego del Distrito Federal, la entidad de la república con menor extensión territorial y futbolísticamente hablando, es parte del grupo de trece estados que nunca han tenido futbol de Primera División, ni un ratito. Además es uno de los estados menos reconocidos de México, apenas se pueden mencionar sobre él que tiene una producción notable de arboles frutales, El Día de Muertos y Los Carnavales, además de una asociación común con el Imperio Tlaxcalteca, que en épocas de La Conquista fue el único que traicionó al Imperio Mexica del Valle del Anáhuac, según la oxidada historia oficial que todos aprendimos en la primaria y que es casi la misma desde hace 70 años (hoy en día ya no hace esa mención específica y se habla de varios Imperios libres que se unieron en contra del de Moctezuma). También tienen el Museo Nacional del Títere, mas eso a nadie le importa.

Pero me estoy desviando del tema. El futbol en Tlaxcala ha sido poco y realmente sólo se distinguen un par de equipos en su historia; el de mayor tradición, Los Lobos de Tlaxcala y un fugaz Guerreros de Tlaxcala más reciente. Ambos tuvieron por casa el Estadio Tlahuícole, ubicado en Tlaxcala, Tlaxcala, que tiene un aforo máximo de entre 5,000 y 10,000 personas (a saber), lleva el nombre de un guerrero prehispánico de las Guerras Floridas y en donde hoy en día se celebran partidos de diversos deporte y conciertos masivos.

Los Lobos de Tlaxcala.

Fueron creados a mediados de los setentas con talento joven, para disputar el campeonato de Tercera División. Recibieron el mote de Lobos y un uniforme verde por el que también se les conocía como el Escuadrón Verde. Los frutos llegaron pronto y en la 78/79 accedieron a la liguilla por el ascenso, dirigidos por René Reyes. Esa liguilla se jugaba con otros 4 rivales, en partidos recíprocos y el mejor posicionado ganaba el ascenso a la Segunda División. El rival más cercano fueron los Leones de Río Blanco, que igualaron a 7 puntos con Lobos, que había ganado 3, empatado 1 y perdido 2. Sin embargo la victoria del 6 de mayo de ese año los puso adelante por diferencia de goles; 10 anotados por 7 recibidos y celebraron en casa la promoción.

Para el reto de Segunda se logró un convenio de cooperación con América y llegó a la dirección Antonio Jasso, ex-jugador de Zacatepec, seleccionado nacional del Mundial de Chile ’62 y hasta miembro del equipo nacional de los centroamericanos de béisbol unos años antes. Sin embargo la temporada no fue exitosa y el acuerdo con las Águilas se echó para atrás. En la 80/81 se tuvo que pedir apoyo del Puebla para que esa institución ayudara en las finanzas y con jugadores jóvenes, aún así la temporada tampoco fue exitosa y luego de la 81/82 el equipo acabó último de la tabla general y descendió, además los dueños no pudieron más con los gastos y traspasaron al equipo al IMSS, que se hizo cargo de él en la recién creada Segunda B.

Con la nueva administración llegaron nuevas instalaciones en el Centro Vacacional la Trinidad y más talento joven, que contaba con experiencia de varios equipos como Oaxtepec y Atlante, que también eran administrados por el Seguro Social. La 82/83 fue la primera campaña en la que clasificó a la liguilla, pero no alcanzó la final. Ese año el IMSS también puso ahí de manera temporal la franquicia de los Tuberos de Veracruz, en Santa Cruz, Tlaxcala. Ese equipo también competía en Segunda B y recibió el mote de Santos, pero tras ese año se mudó a Laguna, para convertirse en el Santos Laguna.

Poco tiempo después el Seguro Social empezó a desprenderse de sus equipos (el gusto duró poco) y finalmente el equipo acabó por descender una vez más a Tercera. Actualmente se mantienen en esa división, jugando en el Grupo III de aquella rama bajo la dirección del también Diputado Local, Facundo Zempoaltecatl. Además el año pasado se creo un equipo nuevo: Águilas del Altiplano, que juega en el Estadio Santa Cruz IMSS y oficialmente se conoce como el Real San Cosme, equipo al que reemplazó y que jugaba en el mismo estado. Como curiosidad los últimos dos clásicos tlaxcaltecas los ganaron los Lobos.

Guerreros de Tlaxcala.

Guerreros.

Antes del Apertura ’03 el equipo de Primera A de Oaxaca, supuestamente dirigido por Grupo Pegaso y que recibía el nombre de Pegasos (aunque la gente mejor les llamaba Chapulines), fue cambiado de nombre a Industriales por apenas dos semanas, pero apareció de pronto en Tlaxcala bajo el mote de Guerreros y fue registrado como filial del Irapuato. Así que de repente el estado tuvo por primera ocasión la posibilidad de llegar a Primera División. El equipo era prácticamente el mismo que competía en tierras huastecas. Esa temporada el Tlahuícole presentó una media de 3,000 personas por partido y hasta lució a tope en ciertos encuentros. El equipo se estrenó jugando como visitante contra el Tapatío y acabó empatando 1-1 en la primera fecha, el primer gol de los Guerreros lo marcó Juan Manuel Guerra, que jugó en Tigres y varios equipos de Primera A. El primer partido como local ocurrió hasta la tercer jornada y el resultado fue el mismo empate a uno, con gol del argentino Christian Morales, para los tlaxcaltecas.

El torneo de los Guerreros transcurrió con muchos empates, su primer victoria llegó hasta la fecha trece, como locales, frente a Tigrillos y culminaron su torneo benjamín al fondo del Grupo Uno, pero evitaron el sótano general que le correspondió a Rivera Maya y Jaguares de Tapachula. Aquella temporada su mejor anotador sería el mismo Christian Ariel Morales, ex de Rosario Central. En el Clausura ’04 regresó el equipo con un poco más de garra y aunque volvió a quedar al fondo de su grupo hizo 20 puntos y quedó en lugar 17 (de 20), evitando el descenso. En esa temporada sus delanteros más efectivos serían el brasileño Ademilson Correa, ex de Botafogo y Josías Ferreira, también carioca, ex de Gremio de Porto Alegre y que había disputado el torneo anterior con Irapuato, ambos con 7 dianas.

Sin embargo el equipo sería mudado otra vez de casa y se convertiría en los Pioneros de Ciudad Obregón (también duraron un año), aún bajo el mando de Pegaso. Tras la desaparición se dio a conocer que además del ya citado corporativo, el accionista principal era un personaje de nombre desconocido, que por igual tenía intereses con el Celaya de la misma división y el Irapuato, de Primera. La Federación nunca hizo más por dar a conocer los datos del dueño, en una entrevista para Señor Futbol, un periodista dio a conocer que se trataba de un empresario de Guadalajara, que siempre se veía con varios escoltas personales y viajaban en camionetas negras de vidrios polarizados, que no se sabía su nombre, era bajo de estatura, usaba gafas obscuras y era conocido por la gente del club como El Señor. Finalmente este individuo misterioso se fue con su gente y se llevó el futbol de Tlaxcala. El último partido que jugarían los Guerreros sería contra Colibríes de Morelos, en un empate a dos , de la última fecha.

Y bueno, ese es todo el futbol que ha habido en Tlaxcala. De vez en cuando Puebla ha jugado partidos en esa ciudad y también, creo, existen las Panteras de la Unión Tlaxcala y Dragones de Tlaxcala, en la cuarta división amateur, que se suman a un equipo llamado Guerreras de Tlaxcala, haciendo representación en el futbol femenil.

Video. Pues no puedo hacer mucho, pero si les interesa he acá un video de los actuales Lobos tirando los penales contra los Avispones de Chilpancingo.

Si te gustó esta entrada, tal vez te guste una similar sobre el futbol en San Luis. ¡Comenten!

Anuncios