Archivos de la categoría ‘Toros Neza’

Previo al torneo de  Invierno ’99, los Toros de Neza soltaron una verdadera bomba de las contrataciones. El 9 de julio de ese año a bombo y platillo, la directiva roja anunció que vendría a jugar en México el campeón mundial de USA ’94, uno de los cinco mayores romperedes de la selección de Brasil, Pichichi de España en la época del Súperdepor (1993), campeón de Supercopa de España (1995), campeón de Copa América (1989), máximo goleador de la serie A brasileña (1992), doble medallista olímpico, campeón del mundo juvenil y hasta campeón de Copa Confederaciones (1997). Se trataba del mítico José Ricardo Gama de Oliveria, mejor conocido como Bebeto, quien a punto de terminar su carrera en Botafogo de Brasil fue convencido, tras dos meses de negociaciones, de mejor hacerlo en la liga mexicana vistiendo la playera del equipo sensación, que recientemente había perdio a su máximo ídolo, El Turco Mohamed.

El contrato se había cerrado por dos años y cuatro millones de dólares, pero el debut empezó con el píe izquierdo, Bebeto llegó 10 días tarde al entrenamiento, apenas tres noches antes de comenzar la liga y se perdió el pletórico debut que tenía preparado el calendario contra América. Lo haría un fin de semana después, contra Necaxa y su basta experiencia no lograría evitar que el equipo cayera por tres goles a uno, acercándolos al temido descenso. La directiva, que tenía igual o más miedo, decidió recortar salarios, imponer castigos y pelearse con todo mundo, por lo que el ambiente del equipo estaba más o menos del carajo y Bebeto, que venía de mejores cosas, se quejó y les recordó que habían faltado a la promesa de traer a otros dos ex-seleccionados cariocas y que así, no se podía.

El histórico delantero jugó el siguiente partido, una goleada que les propinó el Atlas de cinco goles a cero y luego de ese encuentro se lastimó la cadera, debido a una lesión congénita que tras años de bagaje internacional nadie había notado (¿?). Se perdió cuatro partidos, se asustó con un temblor que no tuvo pérdidas humanas ni daños considerables, sufrió un intento de asalto en la avenida Zaragoza (del que se salvó porque Germán Arangio llegó a protegerlo con un gas de defensa personal) y estaba totalmente consternado por su vida y la de los suyos.

En ese periodo de máxima tensión la directiva terminó por prometerle cumplir su contrato peso por peso y entonces la lesión de la cadera desapareció, aceptó los peligros de la ciudad y reapareció en la cancha con un gol, que nada más sirvió para mejorar la estrepitosa derrota de seis a uno contra Toluca, aunque el resto del equipo mantenía problemas económicos con los dueños. Antes del juego contra Pachuca intervino la federación, pues Bebeto había solicitado con caracter de urgente la intervención de FIFA y CONCACAF, así que de un día a otro los malentendidos se resolvieron. Bebeto jugó su mejor partido y puso el pase de gol para que Neza venciera uno por cero.

Al siguiente encuentro otro pase de gol y una anotación del astro brasileño volvieron a ser inútiles en un partido que Tecos ganó tres a dos. Luego de aquel juego volvió a reclamar sueldos caídos por un mes y se negó a viajar para el siguiente partido, aunque finalmente sí apareció contra Santos, pero tras disputar los noventa minutos sin eventualidad alguna se lesionó del tobillo y durante la semana fue separado del plantel. Esa sería la última vez que Bebeto vistiera la playera escarlata. Regresó al equipo tres partidos después, cuando la federación obligó a Toros Neza a pagarle su sueldo integro hasta diciembre (900,000 dólares) pero no volvió a jugar. A los demás les pagaron lo que pudieron. Bebeto se fue del país al finalizar el año con 8 partidos jugados, 5 derrotas, 2 empates, 1 victoria y 2 goles, argumentó que hubiera deseado hacer más pero la directiva y sus lacradas lo impidieron.

Toros Neza descendió el Verano ’00 y desapareció en las categorías inferiores. Bebeto jugaría después en Japón otros ocho partidos en dos años y marcaría un gol, luego en Arabia Saudita participó en cinco, igual, con un gol. Directivas, supongo. Hoy en día Ricardo Gama tiene una fundación caritativa, representa jugadores y hasta fue técnico del América do Río de Janeiro, aunque a principios de año fue removido del cargo. Si le preguntas de Toros Neza en la actualidad, mantiene lo que ha dicho siempre No llegué para jugar solo, tenía a mis compañeros y los necesitaba y no les pagaban, hacía meses que no recibían el dinero. De México prefiere recordar que aquí fue campeón del mundo en el Estadio Azteca, contra Argentina, en el torneo Sub-20 de México ’83.

Por si se quedaron con ganas de ver acción les de jo un video; donde se hizo grande, contra Holanda en E.E.U.U. con un golazo y esa celebración famosa que en México nunca vimos.

Para ser portero y ser famoso hay que ser buenísimo, tener carisma o ser polémico. El de hoy tenía bastante de las últimas dos y poco de la primera, no fue lo que se dice un porterazo toda su carrera pero en algún momento fue considerado el debutante con mayor talento de nuestra liga, le quitó el puesto a un consagrado extranjero e hizo lo que pudo en los equipos donde jugó para ganarse la titularidad y hoy su nombre se recuerda con gusto a pesar de haber cometido algunos errores graves en su juego. Con ustedes, a petición de nuestro lector Dino, un sinaloense que resguardó el arco de las dos aficiones más grandes de Monterrey: Oscar Manuel Dautt Bojorquez.

¿Quién fue? Un guardameta originario de Guasave, Sinaloa. Activo desde finales de los noventas hasta hace poco menos de un año.

¿Porqué se le recuerda? Por ser considerado un gran prospecto, por haber cambiado la playera de Rayados por la de Tigres y por ser uno de los que más buscaba la prensa después de los partidos.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en su natal Sinaloa jugando en fuerzas básicas y equipos amateur, finalmente llegó a defender la portería de los Diablos Azules de Guasave y Atlético Guasavense de Tercera División, que le dieron la posibilidad de probarse en Atlas y Monterrey aunque no se concretó. Un par de años después de aquellas oportunidades, en 1993, decidió partir a Monterrey para actuar con Rayaditos en Tercera y Segunda División y finalmente llegó a Coyotes de Saltillo en la Primera A, donde fue titular en el Invierno ’96 y jugó rotando con la banca hasta el Verano ’98, cuando empezó a alternar con la pandilla del Máximo Circuito. Debutó en ese torneo en una victoria contra América y se quedó con el puesto el resto del torneo aún con algunos titubeos.

Para el Invierno ’98 se ganó la titularidad con buenas actuaciones e incluso se le consideró para la selección nacional, sin embargo al final del torneo los albiazules decidieron venderlo a Toros Neza que venía de quedar en el sótano general de la tabla. Con los bureles estuvo desde el Verano ’99 hasta el Verano ’00 y tras el descenso del equipo partió a préstamo a Puebla en donde estuvo dos campañas. Sin aclarar la propiedad de su carta, pues para ese entonces la franquicia de Neza había sido desmantelada, volvió a Monterrey con la UANL, donde jugó cuatro torneos como titular. Para el Apertura ’03 regresó a Puebla y tras el Clausura ’05, aún siendo titular, decidió retirarse a los 29 años.

En el Apertura ’07 decidió salir del retiro para probar suerte en Xoloitzcuintles de Tijuana y tras dos temporadas el Chelis, especialista en darle a jugadores casi olvidados su tercer aire, lo llamó para defender de nuevo la portería del Puebla para el Apertura ’08. En esta última etapa salió al arco 10 veces y finalmente el Clausura ’09 lo jugó con los Lobos BUAP, para retirarse una vez más a los 33 años.

¿Qué fue de él? Desde su primer retiro se mudó a a Arizona, donde es dueño de un restaurante de comida de mar estilo Sinaloa -Mariscos Altata- que tiene excelentes críticas culinarias en la región.

Algunos Datos: En Guasave también jugaba béisbol, incluso durante su época en Diablos Azules jugaba los sábados como portero en Tercera División y los domingos en la liga amateur como lanzador o antesalista.

Dice que estuvo cerca de llegar a la selección juvenil de béisbol, pero se decidió por el futbol.

Sus hermanos Pablo y Hugo Dautt también fueron arqueros, pero no llegaron a Primera. Además su sobrino, Jesús Alejandro Dautt, está en las fuerzas básicas de Monterrey y ha jugado con la selección sub-15.

En su pueblo natal le apodaban El Gordo, pues su físico no era muy atlético. En Monterrey también le apodaron El Chilavert Rayado, por su parecido con el portero guaraní.

Dice que fue hasta después de hacerse la barba de candado que supo quien era el famoso portero de Paraguay.

El portero al que le quitó el puesto en Monterrey era otro paraguayo, Rubén La Bomba Ruiz Díaz, quien fuera arquero de la rojiblanca en Francia ’98.

Para regresar de su primer retiro tuvo que perder 13 kilos que había ganado. Esos sí son buenos mariscos.

Uno de sus errores más recordados fue en un clásico regiomontano defendiendo la playera de Tigres, cuando cometió un gran error que selló la goliza en contra 4-1.

Otro de ellos fue en la final de Invierno ’01 cuando Walter Silvani le marcó un gol desde media cancha que le dio el triunfo a los tuzos.

Cuando salió por segunda vez de Puebla fue también el segundo descenso de su carrera. Viviría aquel drama una vez más cuando el Club Tijuana sería enviado reglamentariamente a Segunda, en un torneo en el que quedó octavo en la tabla general, décimo arriba del peor porcentaje y clasificado a la liguilla.

Le tocó ser goleado en muchas ocasiones, recibió dos veces 6 goles, otras dos aceptó 5 en contra y estuvo en la portería 13 veces cuando su equipo recibió 4 tantos.

Fue llamado como suplente a la selección mayor en la Copa Confederaciones 2001, esa en las que nos ganó hasta Corea del Sur y nos fuimos en ceros.

En 2002 debutó en la Liga Mexicana de Béisbol, cuando salió al dugout (banca) de los Pericos de Puebla en un partido, como invitado especial.

Fue considerado entre la terna del poco popular Citlalli al novato del año en el Verano ’98.

Estadísticas. En Primera División jugó 252 partidos, recibió 392 goles, salió expulsado 2 veces y acumuló 25 amarillas. Clubes: V’96 a V’98 Coyotes de Saltillo, V’98 a I’98 Monterrey, V’99 a V’00 Toros Neza, I’00 y V’01 Puebla, I’01 a C’03 Tigres, A’03 a C’05 Puebla, A’07 y C’08 Tijuana, A’08 Puebla, C’09 Lobos BUAP.

Video. Pues me encontré este del gol que le metió Silvani para hacer campeón a Pachuca, más que un error es una genialidad del argentino, adornada por el gran resorte de Dautt.

¿Te acordaste de algún otro jugador? ¿Se te antojó un huachinango empapelado relleno de mariscos? ¡Comenta!

Glorias Pasadas: ¿Qué fue de Aarón Gamal?

Publicado: 1 octubre 2010 de Damián García en Futbolistas, Puebla, Tigres, Toros Neza

En Coyotes Neza, a la der. del portero.

En Coyotes Neza. A la derecha del portero.

El de hoy confieso, no me tocó verlo jugar, sin embargo he oído de él. Se trata de un jugador sonorense que me ha pedido nuestro lector Carlos y que destacó en Tigres y Puebla. Fue seleccionado nacional en algunas etapas y estuvo cerca de jugar el mundial de México ’86. Los cronistas de aquel entonces hablan de un defensa fuerte y con un juego muy físico que le hacía la vida difícil a cualquier delantero y que además hacía goles, pues era muy efectivo para rematar de cabeza. Vamos pues con Aarón Gamal Aguirre Fimbres.

¿Quién fue? Un defensor mexicano, originario de Suaqui Grande, Sonora. Jugó durante la época de los ochentas y principios de los noventas.

¿Porqué se le recuerda? Por sus cualidades defensivas y por ser el típico hombre de hierro que no se perdía ningún partido.

¿Como fue su carrera? La comenzó en Hermosillo Sonora, donde residía desde chico. Destacó en selecciones nacionales amateur y de ahí fue convocado a jugar el mundial juvenil de Australia ’81. Su participación en aquella justa le dio la oportunidad de ser fichado en Primera División con los Coyotes Neza, donde jugó hasta la 84/85 en compañía de jugadores de la talla de Carlos Reinoso. En esos años recibió diversos llamados para la selección que se preparaba para la justa continental de México ’86, aunque se quedó fuera de la lista final .

Para la 85/86 -en su mejor momento- llegó a Puebla, que en ese entonces se llamaba Ángeles, ahí estuvo durante dos temporadas en las que se volvió indiscutible en la zaga y se coronó campeón de la Copa México en la 87/88 venciendo a Cruz Azul. En la temporada 88/89 se mudó a Tigres donde jugó una vez más la final de copa. Tras dos temporadas, a muy buen nivel, una lesión le obligó a empezar a rotar en la banca, por lo cual definió su retiro al final de la 91/92, aún teniendo ofertas de equipos como Atlante y Cobras.

¿Qué fue de él? Tras colgar los botines residió en Monterrey, donde había obtenido su grado de Director Técnico todavía como jugador en 1987. Ha colaborado en fuerzas básicas del equipo universitario de la UANL y como estratega del equipo de Tercera División de dicha institución. Es dueño de una tienda de artículos deportivos y actualmente colabora con el Instituto del Deporte de Hermosillo, también es miembro activo del Partido Nueva Alianza.

El tercero, de izquierda a derecha.

El tercero, de izquierda a derecha.

Algunos Datos: Como les decía quedó por poco fuera del mundial del ’86. En aquella lista de Bora Milutinovic también quedaron marginados el histórico Benjamín Galindo y otro viejo conocido del futbol mexicano, Gonzalo Farfán.

En Puebla recibió un reconocimiento especial, por completar 100 partidos seguidos jugando.

Anotó 34 de sus 36 goles profesionales en remates de cabeza, los otros dos fueron con la zurda, su pierna habitual.

Como la mayoría de los norteños de nuestro país es gran aficionado al béisbol que también practicaba, entre otros deportes, como el baloncesto y el voleibol.

Hasta hace poco sólo él y Francisco Paco Ramírez tenían el honor de haber nacido en Sonora y formar parte de la selección mayor de México. Este año Carlos Valenzuela y Jesus Molina se agregaron a esa corta lista.

Cuando militaba en Tigres tuvo que hacerse una operación de rodilla bajo sus propios medios y a escondidas de la directiva, pues en esos tiempos y según sus propias palabras, de haberlo hecho público hubiera corrido el riesgo de quedarse sin contrato.

En aquel mundial Sub-20 jugó dos partidos, uno contra España en el que el Tri obtuvo un valioso empate a uno y otro contra la República Federal de Alemania que perdieron por la mínima diferencia.

Si se fijan bien Gamal es su segundo nombre y si se han sorprendido como yo, les cuento que sí es un nombre, aunque no muy popular en nuestro país. Proviene del hebreo y significa Dios es su recompensa.

Estadísticas. En total marcó 36 goles, en el torneo de Primera División acumuló 274 partidos y salió de cambio una sola vez, aunque acumuló 8 expulsiones. Clubes: 80/81 a 85/86 Coyotes Neza, 86/87 Ángeles Puebla, 87/88 Puebla, 88/89 a 91/92 Tigres UANL.

Video. Si adelantan al segundo ’40 podrán ver su marca contra otro histórico, Carlos Poblete, seguido de un buen centro que coloca desde saque de manos para convertir en gol.

¿Te ha recordado otro futbolista o anécdota? ¿Apoco no se parece en esa foto estilo pasaporte a Ruggeri? ¡Comenta!

El de hoy lo han mencionado varias veces en los comentarios, prueba de que no hizo mal las cosas y aún alejado de los reflectores se mantiene vigente. Fue un jugador que sin tener un físico así que tu digas atlético llegó a ser un recio defensa titular de Chivas durante el campeonato del ’97, jugó algunos partidos como seleccionado y se quedó grabado en nuestras memorias como uno de los más trabajadores y constantes del futbol mientras se mantuvo activo. Con ustedes Camilo Romero Mora.

¿Quién fue? Un jugador defensivo que jugó en varios equipos de la liga, activo en los noventas y principios de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por ser titular en la defensa de Chivas, León, Toros Neza y Pachuca, además de haber metido algunos goles importantes cuando se agregaba al ataque.

¿Cómo fue su carrera? Es originario de la Ciudad de México pero su profesionalización la logró en Guadalajara, debutando en Primera con Chivas en la 90/91. Antes de ganarse la titularidad jugó las olimpiadas de Barcelona ’92 y se fue de préstamo a Morelia en la 94/95 para foguearse, regresó al año siguiente para volverse asiduo de la línea defensiva del rebaño, equipo donde fue campeón. En Guadalajara se quedó hasta el Invierno ’98, cuando se fue vendido al León en busca de nuevos retos. En aquellos días fue convocado a la selección mayor para disputar la Copa de Oro ’97 y las eliminatorias de Francia ’98, mundial al que ya no llegó por decisión técnica.

En Guanajuato estuvo por dos temporadas y se fue vendido a Toros Neza para el Invierno ’99 por problemas de falta de liquidez. Ese torneo en Neza le trajo más problemas y la directiva de Toros le dejó de pagar a la mitad del torneo culpándolo del mal desempeño del equipo. Así tuvo que salir de regreso al bajío donde estuvo un torneo más con los esmeraldas. Para el Invierno ’00 tuvo más tranquilidad en Pachuca pero al siguiente torneo ya no entró en planes, en Chivas se volvieron a hacer de su carta con la intención de que jugara en la filial del Nacional Tijuana, pero su experiencia y los magros refuerzos le regresaron pronto al primer equipo, donde se mantuvo hasta el Verano ’02, antes de volver a dejar al la perla tapatía en el Apertura ’02 con dirección a Puebla.

Tras un torneo y 3 partidos en la franja se fue a la Primera A con los Lagartos de Tabasco en el Verano/Clausura ’03 y al torneo siguiente jugó en Delfines de Coatzacoalcos por un año para luego regresar a Tabasco y registrar 2 torneos más antes de retirarse en el Clausura ’05 con aquel equipo.

¿Qué fue de él? A su retiro en 2006 tuvo su primer oportunidad de dirigir a Delfines de Coatzacoalcos en Primera A, después estuvo en el mismo puesto con el Zapotlanejo de tercera división, anduvo en la gira Cascaritas Corona y jugó clásicos de veteranos. Cuando los delfines se mudaron a Los Cabos llamaron de vuelta a Camilo, equipo al que entrena hasta la fecha.

Algunos Datos: Cuenta con un récord poco halagador, en la selección mexicana es el jugador que más autogoles ha anotado en partidos oficiales, con dos, ante El Salvador y Brasil.

En su primer aventura como técnico en Delfines estuvo registrado como utilero y masajista, pues no contaba con el título de técnico. Lo obtuvo un par de años después, junto a un ex-compañero de equipo, Gustavo Nápoles.

En un partido con León fue portero, Ángel David Comizzo se hizo expulsar cuando ya no quedaban cambios y Romero se puso los guantes y atajó un difícil tiro que les hubiera hecho perder el empate de último minuto.

Después de que Toros Neza le recortara el total de su sueldo el jugador recibió muestras de apoyo del gremio, pues el castigo era un exceso. La directiva cobró venganza. Al cederlo al siguiente año le puso un precio de 3000,000 dólares a su cesión, una cifra incoherente que casi termina con su carrera.

En ese año muchos jugadores salieron con problemas de Toros Neza, el dueño trataría de rescindir los contratos de varios y ofrecerles nuevos, con el 60% de recorte salarial.

Esa experiencia y la del León, aunado a que ambos equipos enfrentaban constantes dramas de decenso le hizo recapacitar y declaró en varias ocasiones que fue un error salir de Chivas.

Además de su experiencia como técnico en Delfines, a quienes colocó en la liguilla por primera vez en su historia también entrena en su tiempo libre al equipo Femenil Lobas Marinas de la Paz.

En un recuento de los goles más importantes de Chivas en el Estadio Jalisco está incluido uno que le hizo al Atlas, casi desde media cancha en un clásico tapatío.

A Lagartos de Tabasco estuvo alguna vez interesado en venir Romario, el mítico delantero carioca de los 1000 goles. Se decía que quería jugar ahí para invertir en la Riviera-Maya. Eso no tiene nada que ver con Romero más allá de compartir tres letras en su nombre, pero quería contarles.

Estadísticas. En Primera División marcó 16 goles en 263 partidos y salió 244 veces como titular. Clubes: 90/91 a 92/93 Chivas, 94/95 Morelia, 95/96 a V98 Chivas, I98 a V99 León, I99 Toros Neza, V00 León, I00 Pachuca, V01 a V02 Chivas, A02 Puebla, C03 Lagartos de Tabasco, A03 y C04 Delfines de Coatzacoalcos, A04 y C05 Lagartos de Tabasco.

Video. Lamentablemente no encontré ese gol contra los zorros, pero es dejo un golazo de Camilo contra Veracruz en el Invierno ’96, por ahí del segundo 00’35 del resumen.

¿Te acordaste de algún otro jugador, gustas compartir una anécdota, tarareas inconscientemente La Loba de Shakira? ¡Comenta!

Hay jugadores que nacieron para triunfar y no por eso lo logran, definitivamente. El de hoy (recomendado por nuestro lector Gorubu) es un brasileño  que después adoptaría la nacionalidad salvadoreña y que brilló con los siempre queridos Toros Neza. Con calidad sobrada nuestro protagonista peleó fuerte en la tabla de goleadores mientras quiso, pues la vida y sus tentaciones lo llevarían por caminos cada vez más obscuros que acabarían con su carrera deportiva y lo sumirían en constantes escándalos y traspiés. Con ustedes Nidelson Silva de Melo Nenei.

¿Quién fue? Un goleador amazónico que llegó a México con Toluca en los noventas y estuvo activo hasta mediados de esta década.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en su natal Río de Janeiro jugando en las calles y pronto encontró una oportunidad en Porto Alegre donde debutó en la temporada 86/87 a los 18 años. De ahí tuvo un breve paso -sabe dios como- por Toluca en la 90/91 donde no debutó y salió esa misma temporada al Angel Firpo del Salvador, en ese país también estuvo en Atlético Marte. Para la 92/93 jugó en el C.S. Herediano de Costa Rica y llamó la atención del Toluca que lo reincorporó a sus filas. Estuvo ahí en la 93/94 y con sus 12 goles, además de la recien incorporación de Hernán Cristante (entre otras) Toluca tuvo uno de sus mejores torneos en ese entonces.

Sin embargo sus problemas con el alcohol y la fiesta empezaron a entorpecer su carrera y fue separado de los diablos rojos antes de empezar la liguilla por liarse a golpes con el entrenador. La siguiente temporada se fue a Correcaminos, donde a pesar de su intensa vida nocturna aportó 6 goles, que poco sirvieron para salvar a la UAT del descenso. Entró en un plan de rehabilitación y su siguiente temporada la vivió en Primera A con Zacatepec donde, ya más centrado, fue líder de goleo del equipo y alcanzó las semifinales. Ese desempeño le valió el regreso al máximo circuito con Toros Neza, donde jugó 2 temporadas. En la primera de ellas -Invierno ’96- fue la sensación del torneo marcando 13 goles y otros 2 en liguilla. Al siguiente torneo empezó mal incorporándose tarde a la pretemporada y faltó a varios entrenamientos, incluso los directivos tuvieron que ir por él a Brasil por que ya no pensaba volver. Entre rumores de sus continuas parrandas el jugador argumentó problemas familiares y sólo marcó 5 goles.

Así salió de Toros Neza después de perder la final contra Chivas (sin jugar) a pesar del interés de la directiva. Regresó al Salvador para nacionalizarse, jugar las eliminatorias de Francia ’98 y actuar intermitentemente en varios equipos de dicha liga, hasta 2005, cuando se retiró en las filas del Atlético Balboa ganando la Copa Presidente, el primer título importante de aquel equipo.

¿Qué fue de él? En sus últimos años en El Salvador enfrentó infinidad de problemas debido a su estilo de vida, estuvo en clínicas de recuperación varias veces y al retirarse vivía al día, pues según sus propias palabras lo había perdido todo en drogas y alcohol. Trabajó como mesero y encargado del hospedaje de una universidad local y en 2006 emigró con su novia a los EE.UU. para conseguir empleo. Actualmente se encuentra de vuelta en Brasil, acompañado de su madre y sus hermanos.

Algunos datos: Es hijo de una familia de seis hermanos, todos ellos jugadores profesionales de futbol. Los más famosos son Nélio Silva que jugó en Botafogo y Fulminense y el otro es Gilberto Silva, dos veces mundialista carioca y campeón en la Copa América ’07.

Su padre, policía militar, murió asesinado en una patrulla de inspección cuando Nidelson tenía 8 años. Siendo el mayor de sus hermanos se encargó de cuidarlos mientras su madre trabajaba para sacarlos adelante.

En El Salvador fue arrestado varias veces por posesión de drogas: en 1991 por cocaína y en 2001 por posesión de crack.

También fue detenido en ese país por incumplimiento de pensión alimenticia, pues adeudaba trece mil dólares. En ese entonces el jugador, desde la cárcel, declaró a la prensa: Soy consciente que tengo una responsabilidad con mis hijos (…) pero no tengo con que pagar esa cantidad.

A pesar de haber desaparecido en varias ocasiones, en Toros Neza nunca le perdieron la fe y aún cuando ya había decidido regresar al Salvador al final del Verano ’97, la directiva le ofreció doblarle el sueldo para que se quedara. De Melo no aceptó y prometió volver cuando estuviera mejor, aunque ya no lo hizo.

Alguna vez estuvo inscrito en la Universidad Tecnológica de El Salvador (UTEC) en la carrera de periodismo. No siguió con ese sueño.

En varias ocasiones declaró haber perdido la alegría por vivir y su decepción del futbol, donde todo eran vicios, patadas, chismes y abucheos. En Abril del ’99 esa situación y su primer divorcio lo llevaron a intentar suicidarse cortándose las venas.

Sobrevivir a ese momento lo acercó a la iglesia cristiana, aunque sus problemas no cesaron por completo. En entrevista dejó este mensaje a los jóvenes, esperando que su experiencia sirva de ejemplo:

La droga no es como comienzas, es como terminas. Hoy podría estar en Río de Janeiro en una casa en la playa o viviendo en La colonia Escalón (zona de alto nivel del Salvador) pero mi irresponsabilidad me llevó a perder muchas cosas.

Estadísticas. En México marcó la impresionante cantidad de 38 goles en 63 partidos de Primera División más otros 19 en Primera A. Clubes: 86/87 a 89/90 Gremio de Porto Alegre, 90/91 CD Angel Firpo, 91/92 A. Marte, 92/93 CD Angel Firpo, 93/94 Toluca, 94/95 Correcaminos UAT, 95/96 Zacatepec, I96 y V97 Toros Neza, 98/99 CD Angel Firpo, 2002 CD Chalatenango, 2003 CD Águila, 04/05 CD FAS, 2005 Atlético Balboa.

Video. En este video De Melo le marca dos al Atlante, en una de las tantas ocasiones que metió más de uno. Podrán ver al principio como salen los Toros del vestidor con el cabello escandalosamente pintado de Nedilson y otros clásicos como Federico Lussenhoff y Germán Arangio.


El de hoy fue de esos que con pelos pintados de güero oxigenado y máscaras de luchador, formaron parte de uno de los equipos recordados con más cariño en nuestro balompié profesional. Hoy traemos a quien fue recio defensa de los míticos y extintos Toros Neza, su amor la institución fue tal que lo llevó con él a la primera A cuando todavía tenía bastante pasta para el máximo circuito: Jesús Sebastián López Meneses.

¿Quién fue? Un defensa y mediocampista mexicano, oriundo del Distrito Federal. Jugó en la década de los noventas y principios de esta que ya casi expira.

¿Porqué se le recuerda? Por ser pieza clave en la recuperación de balones de los Toros que en el 97 llegaron hasta la final contra Chivas, por continuar con ellos casi hasta la extinción de aquel equipo.

¿Cómo fue su carrera? Inició jugando futbol en los llanos de Tláhuac, sus actuaciones con un equipo amateur llamado Aduana le dieron la oportunidad de probarse en el Cachorros Neza de la tercera división, de ahí subió a la filial de segunda, pero tuvo que parar de jugar por dos años para recuperar su carta por problemas con la directiva. En la 93-94 Neza alcanza el ascenso a la primera división y Jesús hizo pruebas para quedarse en el primer equipo, debutó en la siguiente campaña. Después de vivir una final con el equipo, en el 2000 los Toros perdieron la categoría y se fue con ellos a la Primera A, de ahí pasó a préstamo a San Luis pero brincó directo al primer equipo para estar en 2002 con el América. Con las Águilas estuvo sólo un torneo -a pesar de sus buenas actuaciones- pues la desaparición final del Neza le trajo más problemas con su carta. Pasó por Pachuca y Jaguares y finalmente llegó a Querétaro, donde se retiró en el Apertura 04 de la Primera A.

¿Qué fue de él? Después de su retiro profesional pasó por la Selección Mexicana de Playa y buscó volverse  director técnico, en la temporada 2009-2010 jugó en tercera división nacional con los Tigres Dorados MRCI y también en la liga de veteranos y de futbol rápido del mismo club. Actualmente es presidente de la Liga Primera Premier del sector amateur de Oaxaca, patrocinada por ese mismo equipo.

Algunos Datos: Al salir de la segunda división tuvo que parar por dos años, lo que le obligó a cruzar la frontera de los EEUU como inmigrante ilegal, en busca de trabajo. Allá fue mesero en un restaurante, hasta que el amor por su novia y la añoranza de su país le hicieron regresar y finalmente encontrar acomodo en la Primera División.

Proviene de una familia de 8 hermanos.

Cuando llegó al América ya tenía 30 años, lo cual no lo detuvo para formar parte del cuadro regular de Manuel Lapuente que salió campeón en el Verano 2002 y llegó a jugar una semifinal de Libertadores ese mismo año.

Al final de aquella campaña él y Manuel Ríos, también de Toros Neza, se quedaron por algunos días en el limbo, pues estaban a préstamo con América y el dueño de toros (en ese momento ya desaparecido como equipo) quiso cobrar el precio total de sus fichas a las águilas, argumentando que habían jugado dos partidos de más en Libertadores. Como la treta no funcionó, vendió su carta a Pachuca.

En su paso por los Tigres Dorados MRCI de tercera división estuvo acompañado en la presentación del equipo por Germán Arangio, ex compañero de Neza, aunque el argentino ya no se quedó a jugar con los de San Jerónimo Tlacochahuaya.

Con el argentino y los demás Toros protagonizó una de las broncas más espectaculares del futbol mexicano (contra Jamaica). Además su carácter siempre fue peleonero, como lo ilustra la genial foto que está expuesta en los comentarios y que nos hizo llegar un buen lector.

Vivió en total dos finales, contra Chivas y Necaxa y dos descensos, con Toros Neza y Querétaro en su penúltima temporada como profesional. Durante su paso en Jaguares también vivió esa presión pues aquella temporada los de Chiapas se quedaron al borde de perder la categoría.

Estadísticas. En primera división acumuló 239 partidos, 225 como titular en los cuales marcó 12 goles. Clubes: Toros Neza de la temporada 94-95 al Invierno 2001. América Verano 2002. Pachuca Apertura 2002. Jaguares Claususra 2003. Querétaro del Apertura 2003 al Apertura 2004.

Video. Un raro partido Toros Neza vs Morelia en aquel Verano de 1997, tremendo golazo de Claudinho y dos de López Meneses, en el último que cierra el 4-2 a favor de los cornudos, díganme si es fuera de lugar.

¿Te acordaste de alguna anécdota de este jugador, de algún otro que quieras recordar? ¡Comenta!

El día de hoy es un post con una historia trágica y no estoy hablando de la selección nacional.  Son de esas historias de vida que tocan el corazón de las personas y sólo queda en el aire la pregunta ¿Por qué? Alguien que después de estar en el mejor momento de su carrera con todos los reflectores encima, alguien que era considerado ídolo por muchos, el destino y la vida fueron crueles.  Es la historia de Pablo Larios Iwazaki.

¿Quién fue? Un portero flaco y bigotón con ojos un tanto rasgados.  Activo en los ochentas y mediados de los noventas.

¿Porqué se le recuerda? Por ser de los pocos porteros con un estilo de juego un tanto arriesgado. Jugaba con el balón más allá de la porteria poniendo el arco en peligro y se le critico mucho con eso.  Le apodaban “El arquero de la Selva”

¿Qué fue de él? Se retiró en el Torneo Invierno 1998 con Toros Neza.  Ha tenido sucesos realmente dificiles.  Lo atacó un virus muy peligroso el cual le deformo parcialmente la cara.  Tenia un hijo de 19 años el cual fallecio intentando cruzar el rio Bravo en el  2008.  Actualmente  se dedica a la  fabricación de uniformes para guardias de seguridad.

Algunos Datos:  Había sido el único jugador del futbol mexicano que estando en la Segunda divisón ha sido convocado a la Selección Nacional, ahora comparte el mérito con Cuauhtémoc Blanco.

En su época con Toros Neza perdió la final contra el Guadalajara 6-2. Usaba el número 100.

Su hijo Pablo no tenia visa Americana por lo que decidió cruzar la frontera ilegalmente por ir en busca de su novia.

La nariz y parte de la cara la tiene destrozada por culpa de una bacteria que lo atacó repentinamente.

Estuvo como Director Deportivo del Club Tampico Madero pero no duro mas de 7 meses en el cargo por malos resultados.

Cuando descendió el Zacatepec el Cruz Azul lo quería como portero bajo el mando de Enrique Meza. La directiva del Zacatepec lo impidió porque querián que Larios fuera al América. A consecuencia de esto estuvo dos meses sin jugar como protesta.

En el 2006 fue detenido en Puebla porque el vehículo que conducía estaba reportado como robado en Estados Unidos.

Al segundo año que estuvo con el Zacatepec fue seleccionado nacional y tuvo la oportunidad de ir a Tokio al Mundial Juvenil.  Estando en Japón tuvo la oportunidad de conocer parte de su familia, de donde tiene el apellido Iwasaki.

El Zacatepec le organizo un partido homenaje al portero. El evento fue para beneficio del Jugador Mexicano puesto que  en ese momento atravesaba una de la peores crisis económicas y morales de su vida, con la perdida de su hijo, endeudamientos, entre muchas otras cosas.

Recibió reconocimiento por ser el portero menos goleado (del Zacatepec); fueron 19 años de carrera profesional, estuvo en Panamericanos, eliminatorias de Concacaf, sólo le faltó los Olímpicos de Seúl.

Estadística y Trayectoria. Nació el 31 de Julio en Zacatepec.  Debutó en 1980 con el club Cañeros de Zacatepec(82/83 y 83/84), fue convocado a la selección nacional en 1983 (participando hasta 1991) y poco después al club Cruz Azul (84/85 al 88/89). Del 89- 94 Estuvo con el Puebla donde fue campeón el torneo 89-90. Después  se incorporó a Toros Nexa donde estuvo  del 94 al 98)

Aquí la conferencia que se realizó para el homenaje a Pablo Larios