Posts etiquetados ‘Dónde está’

El de hoy tuvo una carrera larga a través de muchas camisetas y muchas ciudades, a veces en malos momentos, a veces rozando la gloria. Sin embargo, a pesar de participar en tres descensos, supo salir con el balance a favor de haber sido el mejor goleador de nuestra Selección en una eliminatoria mundialista y pieza clave del último campeonato que se celebró en León, Guanajuato. Recomendado al blog vía Facebook por Diego, nuestro protagonista jugó siempre en el último tramo de la cancha, con cierta habilidad, desmarque y un buen cabeceo, que le valieron para conseguir una cantidad respetable de goles en la liga. Con ustedes: Juan Francisco Uribe Ronquillo, Paco.

¿Quién era? Un delantero nacido en Tehuacán, Puebla. Activo desde mediados de los ochentas hasta principios de los dosmiles.

¿Porqué se le recuerda? Especialmente por el pico que alcanzó su carrera durante su primera época con León, a la par de Seleccion Nacional.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó jugando en el pueblo, en el campo. De chico se mudó a un rancho en Camargo, Chihuahua y más tarde llegaría a México para estudiar la Universidad. Ahí entró a las reservas de la UNAM y logró su ascenso por las inferiores hasta debutar en el torneo corto de México ’86 contra Guadalajara y anotar su primer gol al Tampico-Madero. Aún así su destino cambió tan pronto como la siguiente temporada, cuando reforzó a Neza para la 86/87. Tras dos años en Coyotes, luego de haberse ganado varios minutos y partidos como titular, Paco pasó una buena temporada por el Atlético Potosino en 88/89 en la que anotó 11 goles. Tras ese año en San Luis se mudó de regreso a México para jugar en Atlante y aunque aportó goles como titular, no pudo evitar la debacle de los Potros comandados por Rafael Puente, que ese año termianron en el descenso.

Aún así su currículo fue suficiente para llevarlo a León, con la esperanza de convertirse en el delantero estrella de los Esmeraldas. Desde su llegada, en la 90/91, mostró buen desempeño y firmó la temporada más prolífica de su carrera, con 13 tantos. Al siguiente año la escuadra de Victor Vucetich mejoró su funcionamiento y con la experiencia de Milton Queiroz, más la delantera formada por Uribe y Zé Roberto, llegaron a la final contra Puebla. Aunque Francisco no anotó en esa liguilla, suyo fue el desvío con la cabeza que Carlos Turrubiates convirtió para sellar la victoria con un 2-0 global. Ese papel le ganó la convocatoria al Tri, con el que disputó 15 encuentros de las eliminatorias de 1992 y marcó 9 goles. Durante ese proceso mundialista recibió un terrible golpe en el ojo lo alejó de las canchas por medio año y no volvió a la lista final de E.E.U.U ’94.

Tras ese golpe anímico y enrolado en América después de obtener el título de liga, regresó a la titularidad en la 93/94 y aportó 10 goles, sin embargo la llegada de Leo Beenhakker, que presentó un América engalanado por el futbol vertiginoso de Biyik Kalusha, lo relegó a la banca en la que estuvo dos temporadas. Para el Invierno ’96 se libró de desgarres y lesiones, por lo que jugó más, pero siempre como relevo y su producción fue nula. Al siguiente torneo buscó suerte con los Tigres de Primera A que buscaban el ascenso a la Primera. Allá jugó varios encuentros y fue titular, pero al final de la temprada se lesionó una vez más el pómulo y se perdió la recta final del torneo que devolvió a la UANL al máximo circuito.

Probó suerte entonces en Veracruz, donde estuvo un año y se reencontró con el gol, pero aún siendo el máximo anotador escualo, no fue suficiente para encarar el problema de porcentaje que hundió finalmente a los Tiburones. Tras el trago amargo Uribe se entrenó en América, que era dueño de su carta, sin embargo no encontró lugar y partió a la MLS en donde jugó medio año para San José Clash y anotó 2 goles. Regresó a México para reforzar a Puebla en Verano ’99 y una vez más su camino lo llevó al descenso. Luego de aquel torneo no se quedó en el Nuevo Puebla (ex-Curtidores) y viajó de vuelta a León, donde no alineó, no anotó y luego de un torneo paró 6 meses. Tras recuperar su carta de la MLS volvió a León en Invierno ’01, durante tres torneos jugó allá e incluso volvió a anotar, ayudando a conservar la categoría en el Verano ’01. Despues de salir en el Invierno ’01 vistió de nuevo la camiseta de Veracruz en Primera A por 6 meses, en los que contribuyó al ascenso y finalmente se retiró.

¿Qué fue de él? El Invierno ’02 debutó como Director Técnico interino en el León de Primera A, allá fue también Director de juveniles y luego continuó esa profesión en San José California. Luego de algunos años en E.E.U.U. regresó a México y formó el Inter de Tehuacán, en la Segunda División. Ha dirigido a su propio equipo y ahora funge como presidente del Atlético Zamora, a donde mudó su franquicia.

Algunos Datos: Cursó la carrera completa de Médico Veterinario en la UNAM, pero nunca obtuvo su título porque tuvo que elegir entre el futbol profesional y el servicio social.

Su apodo Paco es porque … bueno es obvio, por Francisco. Otros le decían Borrego, por el pelo chino.

En aquella eliminatoria a USA ’94, sus 9 goles lo convirtieron justamente en el noveno mejor goleador del mundo según la FIFA en 1992.

La lesión que lo alejó de las canchas la recibió en un partido contra San Salvador como visitantes, aquel partido lo ganaron los centroamericanos 2-1 entre furia y patadas. De ese campo salieron lesionados Uribe, con fracturas múltiples en el pómulo, Benjamín Galindo que recibió un codazo en la boca y Alejandro Nava, con esguince de tobillo.

Durante aquel paso en la Selección Nacional, en 1992, ayudó a organizar a los jugadores del representativo para negarse a viajar a una gira europea hasta que todos los integrantes tuvieran contrato firmado con sus equipos. La Federación se dio el lujo de sancionarlos por exigir sus derechos.

Jugó en el Mundial Juvenil U.R.S.S. ’85, en un partido en el que México venció a Inglaterra 1:0. Esa primera ronda fue brutal por parte del Tri, Alberto García Aspe fue el principal goleador y México ganó todos los encuentros, aunque en Cuartos perdió 2:1 contra Nigeria, que acabó tercera.

Su primer gol fue en el México ’86, con Pumas, contra Tampico-Madero. El último que hizo fue para Veracruz, el Verano ’02 en la Primera A, justamente contra Tampico-Madero.

En un partido de León contra Toluca, se ganó una amonestación a los 38 segundos del juego.

En la 93/94, a pesar de jugar poco, anotó dos tantos en liguilla; uno para eliminar a Cruz Azul y otro para empatar el marcador contra Tecos, aunque no fue suficiente para llevar a las Águilas a la final.

En un partido de México contra San Vicente, anotó tres goles. Ese día Carlos Hermosillo también se despachó con cuatro y el marcador quedó 11:0. A botepronto creo que hasta Campos se subió al ataque, tamaño paseo.

Según una entrevista que le dio a un Blog de aficionados de León, se negó a jugar el partido de promoción contra su antiguo club, por amor a la camiseta. (Aunque por las fechas,  fueron varios los jugadores del Verano ’02 que ya no vieron acción en ambas escuadras).

Estadísticas. En Primera División jugó 335 partidos, marcó 70 goles, se fue expulsado 7 veces y acumuló 21 preventivas. Clubes. México ’86 Pumas, 86/87 y 87/88 Coyotes Neza, 88/89 Atlético Potosino, 89/90 Atlante, 90/91 y 91/92 León, 92/93 a Invierno ’96 América, Verano ’97 U de Nuevo León (Tigres), Invierno ’97 y Verano ’98 Veracruz, 1998 San José Clash (MLS, ahora se llaman Earthquakes), Verano ’99 Puebla, Invierno ’99 León, Invierno ’00 a Invierno ’01 León, Verano ’02 Veracruz.

Video. Aquí un gol con Veracruz, contra Celaya. El último de esa campaña para los Escualos en el Estadio Luis Pirata Fuente, antes de pasar algunos años en Primera A.

 

Para ser portero y ser famoso hay que ser buenísimo, tener carisma o ser polémico. El de hoy tenía bastante de las últimas dos y poco de la primera, no fue lo que se dice un porterazo toda su carrera pero en algún momento fue considerado el debutante con mayor talento de nuestra liga, le quitó el puesto a un consagrado extranjero e hizo lo que pudo en los equipos donde jugó para ganarse la titularidad y hoy su nombre se recuerda con gusto a pesar de haber cometido algunos errores graves en su juego. Con ustedes, a petición de nuestro lector Dino, un sinaloense que resguardó el arco de las dos aficiones más grandes de Monterrey: Oscar Manuel Dautt Bojorquez.

¿Quién fue? Un guardameta originario de Guasave, Sinaloa. Activo desde finales de los noventas hasta hace poco menos de un año.

¿Porqué se le recuerda? Por ser considerado un gran prospecto, por haber cambiado la playera de Rayados por la de Tigres y por ser uno de los que más buscaba la prensa después de los partidos.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en su natal Sinaloa jugando en fuerzas básicas y equipos amateur, finalmente llegó a defender la portería de los Diablos Azules de Guasave y Atlético Guasavense de Tercera División, que le dieron la posibilidad de probarse en Atlas y Monterrey aunque no se concretó. Un par de años después de aquellas oportunidades, en 1993, decidió partir a Monterrey para actuar con Rayaditos en Tercera y Segunda División y finalmente llegó a Coyotes de Saltillo en la Primera A, donde fue titular en el Invierno ’96 y jugó rotando con la banca hasta el Verano ’98, cuando empezó a alternar con la pandilla del Máximo Circuito. Debutó en ese torneo en una victoria contra América y se quedó con el puesto el resto del torneo aún con algunos titubeos.

Para el Invierno ’98 se ganó la titularidad con buenas actuaciones e incluso se le consideró para la selección nacional, sin embargo al final del torneo los albiazules decidieron venderlo a Toros Neza que venía de quedar en el sótano general de la tabla. Con los bureles estuvo desde el Verano ’99 hasta el Verano ’00 y tras el descenso del equipo partió a préstamo a Puebla en donde estuvo dos campañas. Sin aclarar la propiedad de su carta, pues para ese entonces la franquicia de Neza había sido desmantelada, volvió a Monterrey con la UANL, donde jugó cuatro torneos como titular. Para el Apertura ’03 regresó a Puebla y tras el Clausura ’05, aún siendo titular, decidió retirarse a los 29 años.

En el Apertura ’07 decidió salir del retiro para probar suerte en Xoloitzcuintles de Tijuana y tras dos temporadas el Chelis, especialista en darle a jugadores casi olvidados su tercer aire, lo llamó para defender de nuevo la portería del Puebla para el Apertura ’08. En esta última etapa salió al arco 10 veces y finalmente el Clausura ’09 lo jugó con los Lobos BUAP, para retirarse una vez más a los 33 años.

¿Qué fue de él? Desde su primer retiro se mudó a a Arizona, donde es dueño de un restaurante de comida de mar estilo Sinaloa -Mariscos Altata- que tiene excelentes críticas culinarias en la región.

Algunos Datos: En Guasave también jugaba béisbol, incluso durante su época en Diablos Azules jugaba los sábados como portero en Tercera División y los domingos en la liga amateur como lanzador o antesalista.

Dice que estuvo cerca de llegar a la selección juvenil de béisbol, pero se decidió por el futbol.

Sus hermanos Pablo y Hugo Dautt también fueron arqueros, pero no llegaron a Primera. Además su sobrino, Jesús Alejandro Dautt, está en las fuerzas básicas de Monterrey y ha jugado con la selección sub-15.

En su pueblo natal le apodaban El Gordo, pues su físico no era muy atlético. En Monterrey también le apodaron El Chilavert Rayado, por su parecido con el portero guaraní.

Dice que fue hasta después de hacerse la barba de candado que supo quien era el famoso portero de Paraguay.

El portero al que le quitó el puesto en Monterrey era otro paraguayo, Rubén La Bomba Ruiz Díaz, quien fuera arquero de la rojiblanca en Francia ’98.

Para regresar de su primer retiro tuvo que perder 13 kilos que había ganado. Esos sí son buenos mariscos.

Uno de sus errores más recordados fue en un clásico regiomontano defendiendo la playera de Tigres, cuando cometió un gran error que selló la goliza en contra 4-1.

Otro de ellos fue en la final de Invierno ’01 cuando Walter Silvani le marcó un gol desde media cancha que le dio el triunfo a los tuzos.

Cuando salió por segunda vez de Puebla fue también el segundo descenso de su carrera. Viviría aquel drama una vez más cuando el Club Tijuana sería enviado reglamentariamente a Segunda, en un torneo en el que quedó octavo en la tabla general, décimo arriba del peor porcentaje y clasificado a la liguilla.

Le tocó ser goleado en muchas ocasiones, recibió dos veces 6 goles, otras dos aceptó 5 en contra y estuvo en la portería 13 veces cuando su equipo recibió 4 tantos.

Fue llamado como suplente a la selección mayor en la Copa Confederaciones 2001, esa en las que nos ganó hasta Corea del Sur y nos fuimos en ceros.

En 2002 debutó en la Liga Mexicana de Béisbol, cuando salió al dugout (banca) de los Pericos de Puebla en un partido, como invitado especial.

Fue considerado entre la terna del poco popular Citlalli al novato del año en el Verano ’98.

Estadísticas. En Primera División jugó 252 partidos, recibió 392 goles, salió expulsado 2 veces y acumuló 25 amarillas. Clubes: V’96 a V’98 Coyotes de Saltillo, V’98 a I’98 Monterrey, V’99 a V’00 Toros Neza, I’00 y V’01 Puebla, I’01 a C’03 Tigres, A’03 a C’05 Puebla, A’07 y C’08 Tijuana, A’08 Puebla, C’09 Lobos BUAP.

Video. Pues me encontré este del gol que le metió Silvani para hacer campeón a Pachuca, más que un error es una genialidad del argentino, adornada por el gran resorte de Dautt.

¿Te acordaste de algún otro jugador? ¿Se te antojó un huachinango empapelado relleno de mariscos? ¡Comenta!

Hay equipos que hacen historia en ciertos periodos, sin duda el Necaxa lo hizo en los noventas con una camada de jugadores muy amplia, con mucho talento. En aquel equipo destacaba en la defensa un jugador luchón, bonachón, poco atractivo, a quien siempre se le veía muy tranquilo cuando jugaba al futbol. Originario de Jalisco, fue por mucho tiempo un defensor de calidad en nuestro balompié para los equipos que militó. Con ustedes un lateral copetudo que incluso coqueteó con la selección mexicana: José María Higareda Galván El Chema.

¿Quién fue? Un defensa mexicano, originario de Jalisco, estuvo activo durante los noventas y hasta mediados de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por ser uno de los máximos exponentes de los Leones Negros en sus últimas campañas y por ser titular en gran parte de las conquistas de Necaxa en aquellos años.

¿Cómo fue su carrera? Salió de las fuerzas básicas de los Leones de la UdG, ahí debutó en la 89/90 a la mitad de la temporada y su desempeño fue suficiente para llegar a jugar la final contra Puebla con apenas 8 partidos de experiencia en el máximo circuito. Se quedó en Guadalajara hasta la 93/94, cuando vivió el descenso y la desaparición de su primer equipo. De ahí saltó al Necaxa de Manuel Lapuente y en su primer año ganó el campeonato, para la 95/96 seguiría como titular en el bicampeonato y enfrentaría sus primeros llamados a la selección mayor rumbo a Francia 98.

A finales del Verano ’97 una lesión en la rodilla interrumpió ese proceso y se perdió no sólo de la justa mundial, sino también de los siguientes 2 torneos. Para el Invierno ’98 regresó a su forma y llegó a su cuarta final profesional, en la que levantó su tercer título. Se mantuvo en el plantel titular hasta el Invierno ’00 y en ese periodo disputó un Mundial de Clubes con gran nivel y eso le ganó su  regresó a la selección para la Copa de Oro ’00, esa que perdimos contra Canadá en tiempo extra.

Para el Verano ’01 se fue a préstamo a Puebla, acompañado de otra gran figura de rayos El Ratón Zárate. La directiva esperaba de sus refuerzos demasiado para un equipo mal formado y tan solo jugó tres temporadas sin mucho éxito y cometiendo varios errores en la zaga. Así en el Apertura ’02 fue registrado con San Luis aunque no disputó ningún partido y para el Clausura ’03 se encontraba de nuevo en Necaxa. Tuvo finalmente tres temporadas regulares y luego, en el Apertura ’04 y Clausura ’05 ya no entraba en planes, pero sin mejor oferta en el régimen de transferecnias decidió terminar su contrato y retirarse aunque jugó muy poco esos torneos.

¿Qué fue de él? Desde su retiro ha vivido apartado del futbol profesional en su estado natal, pero no del deporte, pues se le ha podido ver en eventos como la Posada Futbolera de Insumos Bico 2010, donde compartió su futbol con niños de Chapala o jugando con el Real Ibarra de la Liga amateur de Segunda Fuerza de la Barca, Jalisco.

Algunos Datos: Antes de jugar el mundial de clubes se tiñó el copete de güero y aunque no le gustó el resultado lo conservó como cábala, pues ese torneo lo jugó a gran nivel.

En ese Mundial, cuando Necaxa quedó tercero, se le vió subiendo al ataque contra el Manchester United e incluso haciendole un tunel a los zagueros del Vasco da Gama, tanto así que se le consideró dentro del equipo ideal del torneo.

En un partido de Necaxa vs Alianza de Lima salió expulsado por agresión. En ese partido de la Merconorte también vieron la roja Almaguer y Salvador Cabrera, se armó la bronca y los rayos se quedaron con 8.

Al salir de Necaxa estuvo a punto de firmar por Guadalajara, aunque finalmente se decidió por los entonces Ejecutivos del Puebla.

Después de la larga inactividad por lesión (de un año) regresó en un partido con Pumas, donde al parecer olvidó como sacar de banda, pues lo sancionaron dos veces por hacer mal el cobro.

Estuvo preso algunos días en el Penal Preventivo de Puerta Grande pues un ex-compañero de la UdG, Marco Antonio Cerecero, le acusó de fraude cuando El Chema quiso retirarle un automóvil que le había vendido meses antes, pues según el futbolista no le había cubierto todos los pagos.

También fue campeón de dos Copas Concacaf con Necaxa, en 1995 y 1999.

Debutó en un partido de dos equipos que desde hace muchos años ya no están en Primera División: Leones Negros vs Cobras de Ciudad Juárez.

Estadísiticas. Disputó 388 partidos, 367 como titular con más de 31,000 minutos. Marcó 9 goles y acumuló 62 tarjetas amarillas y nueve rojas. Clubes: 89/90 a 93/94 Leones Negros UdG, 94/95 a Invierno ’00 Necaxa, Verano ’01 a Verano ’02 Puebla, Apertura ’02 San Luis, Clausura 03 a Clausura ’05 Necaxa.

Video. Como soy pésimo para recortar videos les dejo este con hartos goles de Rayos en la 95/96. Hace falta nomás que le adelanten al minuto 00:32′ para que vean como El Chema mete de palomita un rechace del portero. Si son más aventados y se lo hechan completo verán más, porque en esa temporada se aventó 6 de sus 9 goles.

¿Recordaste algún contemporaneo? ¿Te quedaste pensando en Martha Higareda? ¡Comenta!

Aunque no se ha retirado aún, el de hoy está muy lejos de su mejor versión que ofreció, cuando quiso, a los Tecos de la UAG y bastante lejos además, de nuestro futbol. Nuestro protagonista era un jugador talentoso, con buen toque de balón, que si no brilló más en la liga fue porque simplemente no quería. El que fue por momentos capitán de los ahora Estudiantes solía llegar tarde a las concentraciones o se escapaba de los entrenamientos argumentando lesiones al principio de la semana que mágicamente desaparecían cuando se acercaban los partidos. Aún así estuvo varios años en nuestro balompié donde dejó, al aficionado, buenos goles y a los directivos, muchos dolores de cabeza. Con ustedes: Roberto Carlos Palacios Mestas El Chorrillano.

¿Quién fue? Un mediocampista originario de Lima, Perú, activo desde principios de los noventas hasta la fecha.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en los barrios de Lima, jugando para equipos y selecciones regionales. De ahí encontró lugar y debutó con el Club Sporting Cristal de Perú, uno de los grandes de aquella liga. Allá fue campeón 4 veces y constante de su selección nacional desde 1992. Estuvo con ese equipo hasta la 95/96, cuando fue traído al Puebla para jugar el Verano ’97. Tras aquel torneo de regular actuación fue adquirido por los Tecos, sin embargo el jugador se rehusó a irse a Guadalajara y se quedó casi sin actividad durante seis meses, aunque fue prestado al Cruzeiro para jugar la Copa Intercontinental ’97.

Al finalizar su fugaz contrato en Brasil decidió aceptar la oferta de la UAG y ahí se mantuvo durante 7 torneos condicionando varias veces su contrato, con altas y bajas en su juego y compromiso, pero siempre como un elemento importante. Al finalizar el Verano ’01 y tras una destacada participación en la Copa América de aquel año El Chorrillano no regresó a Tecos, esperando emigrar al futbol europeo con el que ya había tenido acercamientos que no se concretaron por falta de apoyo de la directiva. Una vez más no pudo partir al viejo continente y salió a préstamo al Sporting Cristal durante la 01/02 para regresar a los tecolotes en el Apertura ’02.

Tras un buen torneo no aceptó seguir en el equipo y salió a préstamo al Morelia, con quien jugó un buen Clausura ’03 pero no llegó a un arreglo a final del año. De ahí pasó -tras largas negociaciones y haber rechazado ofertas de otros equipos- a Atlas para el Apertura ’03, en donde no tuvo un buen desempeño y se la pasó en pleitos con la directiva. Al siguiente torneo volvió para un último periodo con los monarcas, con quienes ya no jugó tanto. Ttras otra excelente Copa América, al finalizar la liga, paró unos meses -por más desacuerdos- y se fue cedido, otra vez, ahora al Deportivo Cali. En ese equipo tampoco encontró lo que buscaba, así que prefirió parar otra vez y dejarles botado un contrato de 2 años para firmar con el LDU de Quito en la 05/06.

¿Qué fue de él? Tras esa última aventura internacional regresó a su club de siempre, Sporting Cristal, donde juega desde 2007 y cada receso de liga continúa afirmando que tiene ofertas de muchos equipos para dejar a los de Lima. Hasta el año pasado jugó en la selección de Perú -donde siempre rinde a tope- y vio acción en las últimas eliminatorias mundialistas.

Algunos Datos: En su país es muy querido y es considerado pieza clave de los marineros (representativo nacional) por lo que se dio el lujo de renunciar un par de veces a la selección, aunque le volvieron a tomar en cuenta. ¿No les recuerda eso a algún habilidoso jorobadito?

Su apodo lo obtuvo porque, dentro de Lima, es originario del distrito de Chorrillas.

Es el peruano con más llamados a la blanquiroja, con 127 participaciones internacionales.

Nunca ha jugado un mundial. La última vez que Perú llegó a dichas instancias fue en 1982, con un equipo en el que destacaba Julio Cesar Uribe, quien fuera su director técnico en Tecos durante algún tiempo.

Con Uribe también coincidió en el Sporting, de hecho su debut lo hizo entrando de cambio por él en 1991.

Ha sido varias veces colaborador de la UNICEF en eventos en pro del bienestar infantil.

En la liga de Ecuador formó parte de una descomunal bronca entre Quito y Barcelona, por la cual recibió una suspensión de un año, aunque la FIFA finalmente le otorgó una amnistía.

De México le gusta mucho el Squirt (sí, el refresco quita sed).

Su máximo galardón como seleccionado es el campeonato de la Copa Kirin, que es un cuadrangular cuasiamistoso que se juega en Japón con tres selecciones invitadas. En 2005 Perú tuvo el honor de alzar la copa, compartiendola con los Emiratos Árabes Unidos.

Estuvo muy cerca de firmar para Deportivo la Coruña y Newcasttle United, pero no logró arreglarse con Tecos.

En su país la gente acostumbra llamar Chorrigolazos a sus tantos. Como les decía, es ridículamente idolatrado, preferido aún sobre talentos como Claudio Pizarro. Hasta tiene web oficial.

Estadísticas: En México marcó 29 goles en 201 apariciones. Además acumuló ¡48 tarjetas amarillas y 6 rojas! (1 cada 4 partidos). En total ha marcado 132 goles en clubes y 19 a nivel internacional. Clubes: 91/92 a 95/96 CS Cristal, Verano ’97 Puebla, 1997 Cruzeiro, Verano ’98 a Verano ’01 Tecos UAG, 01/02 CS Cristal, Apertura ’02 Tecos UAG, Clausura ’03 Morelia, apertura 03 Atlas, Clausura ’04 Morelia, 2004 Deportivo Cali, 05/06 LDU Quito, 07/08 a la fecha CS Cristal.

Video. Uno de la televisión peruana en homenaje por su última despedida. Acá podrán ver, con fotos de chamaco y música sentimentalona porque le añoran tanto en Perú y porque en Tecos nunca estuvieron conformes con su desempeño, puro golazo el que hacía con la de raya.

¿Haz recordado a otro jugador? ¿Tienes alguna anécdota? ¿Tampoco entiendes porque en inglés esa canción se llama así y en español Por Ti Volaré? ¡Comenta!

Leyenda en Tigres y Chivas, un jugador más o menos bajito, llenito, con mucha habilidad y mejor precisión de pase que sufrió lesiones fuertes durante su larga carrera y siempre tuvo el talento necesario para regresar a las canchas. Seleccionado nacional en algunas ocasiones, el de hoy es recordado con gusto en Guadalajara y especialmente en Monterrey, donde dejó sus mejores pinceladas de futbol. Les presento a quien su apodo acompañó sin falta en una exitosa trayectoria y lo hace aún en la memoria del aficionado: Marco Antonio Ruiz García El Chima.

¿Quién fue? Un mediocentro ofensivo originario de Tampico, activo desde finales de los ochentas a principios de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por su habilidad, por ser encarador, por ser el jugador que proponía el juego creativo en los equipos que militó.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en las calles de su natal Tampico jugando en equipos amateur desde niño, ahí lo detectaron y lo llevaron al Tampico Madero cuando tenía 16 años, debutó con la jaiba el siguiente año en la 86/87 contra el Deportivo Neza. En la 88/89 sufrió una fractura de tibia y peroné que casi lo deja fuera de las canchas, sin embrago en Tigres le contrataron para la 91/92 confiados en su recuperación. Después de un paso fugaz a préstamo por Querétaro en la 92/93 regresó con los felinos con los que estuvo hasta el Verano ’98, sin contar un torneo en Pachuca de Primera A. En Tigres colaboró durante un trofeo de copa (95/96), un descenso y un regreso al máximo circuito en el Invierno ’96.

Para el Invierno ’98 fue vendido a Chivas sorpresivamente quien esperaba encontrar en él el medio creativo que tanto le hacía falta. Luego de un buen primer torneo, en los cuartos de final de aquella liguilla contra Pumas, sufrió otra lesión que lo alejó de las canchas por seis meses. Regresó para el Invierno ’99 y se quedó en Guadalajara por tres torneos más, jugando como titular. En esos años recibió llamados a la selección para jugar las eliminatorias mundialistas y la Copa Confederaciones. Regresó a Monterrey con la UANL por última vez y jugó hasta el Apertura ’04, para despedirse de la afición después de un par de ligas en la banca, más o menos obligado por la directiva que hasta le ofreció una despedida, aunque El Chima creía que todavía tenía cuerda para rato y jugó su último torneo en la Primera A con San Luis, ayudando a conseguir el ascenso del Clausura’ 05.

¿Qué fue de él? Después del retiro hizo el curso de director técnico y con la llegada del argentino Miguel Ángel Brindisi a los Jaguares de Chiapas estuvo como auxiliar y encargado de fuerzas básicas durante el Clausura ’09, salió al finalizar ese torneo y actualmente acaba de integrarse al trabajo con las selecciones juveniles del equipo nacional.

Algunos Datos: Su apodo se lo puso un tío, quien decía que su peinado se parecía a la forma de la Dasylirion acrotriche, una cactácea de uso tradicional comúnmente conocida como Chimal en la región del bajío mexicano (¡actualmente en riesgo de extinción! … como los buenos medios ofensivos mexicanos).

Ese tío suyo es Francisco Chale Ruiz, futbolista profesional que jugó en los setentas para Puebla, Victoria y Madero.

Entre los equipos amateur en los que jugó durante su juventud estuvo el Atlanta, donde compartió cancha con Joaquín del Olmo cuando apenas tenían 6 años, el Mainero de la colonia que es originario en Tamapulipas y otro llamado Guadalajara, en donde lo descubrió el director técnico Carlos Reinoso.

Jugó en competencias estatales y nacionales de la selección infantil de beisbol.

Esa fractura de tibia y peroné al principio de su carrera fue resultado de una fuerte entrada del ahora técnico Fernando Quirarte, cuando jugaba con los Tecos de la UAG.

En su natal Tampico la policía aseguró por dos años una de sus residencias, pues el Ejercito Nacional encontró en ella actividades ligadas al narcotráfico de las personas a las que había rentado la casa. Finalmente se aclaró el asunto y la PGR le devolvió la propiedad del inmueble.

Nunca pudo ser campeón de liga y ese fue el único trofeo que anheló toda su carrera.

Estuvo a punto de fichar con Pumas para la temporada de Verano ’02, cuando el Guadalajara ya había cerrado su traspaso, sin embargo el jugador no aceptó el ofrecimiento económico de la UNAM y casi se queda sin jugar seis meses, pero regresó a Monterrey.

Por la falta de credenciales del Brindisi en Jaguares de Chiapas estuvo registrado como técnico al mando, incluso salió al banquillo en un partido contra Cruz Azul por suspensión del sudamericano.

Confesó que de niño su afición la dividía entre el América y el Tampico-Madero.

Estadísticas. En la Primera División disputó 425 partidos marcando 35 goles y poniendo, supuestamente, 20 asistencias. Clubes: 84/85 a 88/89 Tampico Madero, 91/92 Tigres, 92/93 Querétaro, 93/94 a V98 Tigres (1995 Pachuca Primera A), I98 a I00 Chivas, V02 a A04 Tigres, Clausura 05 San Luis.

Video. Uno que recordarán con gusto -a pesar de lo gacho que se ve- en Tigres porque le hizo este golazo al Monterrey, cabe mencionar que también es el favorito del jugador, según ha dicho.

¡Te acordaste algún jugador contemporáneo o con peinado similar? ¿Tienes alguna anécdota? ¡Comenta!

 

 

El de hoy es uno de aquellos que se recuerdan con cariño y nostalgia, aunque sus últimos años de carrera después de un mal paso por América fueron poco gratos. Fue seleccionado argentino, jugó en Necaxa y con esos rayos hizo historia; ganó tres campeonatos e impactó al futbol mexicano con su espectáculo. Además brilló en Alemania antes de probar en tierras aztecas y proviene de una gran familia de futbolistas. Después de breves saludos a nuestros hidrocálidos amigos de Mensaje77 y Pasión Rojiblanca, les dejo al mismísimo: Sergio Fabián Zarate Riga El Ratón.

¿Quién era? Un mediocentro de Buenos Aires, Argentina. Estuvo activo durante los ochentas y noventas.

¿Porqué se le recuerda? Por su larga melena, por su carácter recio. Por ser parte fundamental de uno de los estilos ofensivos más efectivos de su época.

¿Cómo fue su carrera? La empezó desde las divisiones infantiles en el Club Atlético Vélez Sarsfield, donde debutó en 1987 a los 18 años. De ahí dio un salto a la Bundesliga alemana para jugar con el FC Nuremberg en donde se volvió ídolo y recibió su primer llamado a la selección. Sus goles con aquel club lo llevaron a probar suerte en Italia, con el AC Ancona, donde una lesión a tan sólo tres meses de su llegada le regresó a Alemania. Ahí estuvo un último año en Nuremberg y luego tuvo un paso fugaz por el Hamburgo SV de donde salió para  incorporarse a Necaxa para la segunda vuelta de la 94/95.

Ese mismo año se ganó la titularidad y debutó con un campeonato para los rayos. Mantuvo el buen nivel en la 95/96 y estuvo en la final que les mereció el bicampeonato. Para el Invierno ’96 volvió a jugar una partido por el título, aunque ya no alzó el trofeo. Al terminar el siguiente torneo, en la cima de su carrera, decidió probar suerte en el América donde jugó por un año con actuaciones regulares. Tras un enfado con la directiva y el mal funcionamiento de las águilas regresó a Necaxa donde jugó y ganó una final más, la del Invierno ’98. El siguiente torneo fue relegado a la banca por problemas con el entonces técnico Raúl Arias y decidió salir con destino a Puebla, tras un breve paso a préstamo por el Independiente de Avellaneda.

Con los camoteros firmó contrato y rindió bien durante el Verano ’00 en el que anotó 5 goles. Aún así se fue cedido a Vélez para el siguiente torneo y tras acabar fue repatriado una vez más para reforzar al Puebla en el Verano ’01. Al finalizar aquella liga el ingeniero Francisco Bernat (entonces dueño del equipo, hoy despojado del mismo) decidió despedirlo de mala gana aunque le restaban 3 años de compromiso. La experiencia fue tan frustrante para el Ratón que decidió poner fin a su carrera.

¿Qué fue de él? Tras su retiro se mantuvo entrenando y en 2002 lo hizo con el CSD Merlo de Primera B argentina, aunque nunca disputó ningún partido ni se registró en el equipo. Incluso de cara al Apertura ’03 intentó volver al Necaxa, pero no pasó las pruebas y se mantuvo en el retiro. Actualmente es representante de sus tres hermanos, jugó en el Showbol de Maradona y practica el tenis en torneos amateur.

Algunos datos: Como les decía es el mayor de cuatro hermanos que son profesionales: Ariel Zárate quien pasó por el Toluca y el Málaga, Mauro Zárate quien es actual delantero de la Lazio de Italia y Rolando Zárate quien estuviera en Tigres, Monterrey y jugara una temporada en el Real Madrid.

Su otro hermano, Nestor Zárate, es mayor que todos, pero él no jugó futbol profesional y se dedica al comercio.

Como les decía Sergio es de carácter fuerte y en su carrera siempre hizo declaraciones polémicas; acusó a los hermanos Brizio Carter de ser árbitros prepotentes y provocativos, al América de tener pésimos manejos deportivos, a Raúl Arias de tomarse venganzas personales, al dueño del Puebla de bandido, a Isaac Terrazas de ser un pobre muchacho, a los promotores de malintencionados y hasta a los alemanes de racistas.

Su apodo se lo ganó en Alemania, donde por su físico y habilidad le decían Magic Mouse o simplemente die Mouse (Ratón Mágico o simplemente El Ratón).

En una entrevista actual consideró que el mejor de los países donde jugó fue México, pues la convivencia es la mejor y el nivel es muy bueno, al grado de que para un atacante es tan difícil marcar como lo es en Europa.

En una ocasión en Argentina fue víctima de extorsión telefónica, pues le exigían dinero para no dañar a su familia y no disparar en la pierna a su hermano Mauro, incluso balearon la casa de su ex-esposa como advertencia.

También tuvo un negocio de ropa, que finalmente abandonó. Acerca de aquella aventura empresarial dice que fue una forma de buscarle otra pasión a la vida, sin embargo reflexiona y en propias palabras apunta: Después del fútbol no encontrás nada.

En sus primeros siete años en México jugó cuatro finales y otras tres semifinales, juntando tres campeonatos.

Estadísticas. En Primera División jugó 185 encuentros, marcó 51 goles y puso 28 asistencias. Clubes: 87/88 a 90/91 CD Vélez Sarsfield, 91/92 FC Nuremberg, 92/93 AC Ancona, 93/94 FC Nuremberg, 94/95 Hamburgo, 94/95 a V97 Necaxa, I97 y V98 CD América, I98 y V99 Necaxa, I99 Independiente de Avellaneda, V00 Puebla, V01 Vélez Sarsfield, V01 Puebla.

Video. Acá les dejo un video homenaje con jugadas y goles de todo tipo. Bájenle a la música a menos que tengan 18 años y/o les guste el Nu Metal.

¿Te acordaste de otro emblemático, tienes alguna anécdota del Ratón, te dan miedos los roedores? ¡Comenta!

El protagonista de esta tarde es un mexicano que dejó sus mejores momentos en los potros, con ellos alcanzó un campeonato y se hizo de un nombre que le permitió jugar por casi una década más en varios equipos, aunque nunca volvió a brillar con tanta intensidad como en aquellos años de azulgrana. Corría por las bandas y con pases y tiros llevaba el peligro a la portería rival, además traía un look que sólo las mejores estrellas de serie de comedia noventera se cargaban. Con ustedes: Roberto Fernando Andrade García.

¿Quién fue? Un mediocampista chilango que estuvo activo en los noventas y principios de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por ser parte de una generación de jóvenes mexicanos que armaron un equipo sólido con pocas incorporaciones y alcanzaron la gloria en la 92-93, con Atlante.

¿Cómo fue su carrera? Empezó su carrera en el Cuautla de segunda B, de ahí pasó a Potros Neza de la segunda división y después de que ese equipo lograra el ascenso para convertirse en Veracruz él, con la mayoría de los jóvenes, se quedó en Atlante, donde nuevamente ascendería al máximo circuito para la 91/92. Ese mismo año debutó jugando casi todos los partidos y convirtiéndose en pieza clave de los superlideratos conseguidos y del campeonato de la 92/93. Se quedó en los potros de hierro hasta la 95/96 en la que ya jugó menos.

En el Invierno ’96 pasó al América que pretendía reforzarse fuerte de cara al primer torneo corto, sin embargo su aportación sería casi nula y disputó sólo 3 partidos. El siguiente torneo fue cedido al Zacatepec de Primera A. Después de esa liga se iría al Celaya, donde no hizo tan mal las cosas y alternaba la banda con Filiberto Fulgencio. Con los toros se mantuvo hasta el Invierno ’99, torneo que jugó con mejor desempeño, el cual le ganó el traspaso al Atlas en el V00, que le reencontraría con su técnico campeón, Antonio La Volpe.

Con los rojinegros pasó tres torneos donde no logró mostrar un nivel meritorio aunque alineó varios partidos y finalmente el técnico se cansó de él en el Verano ’01. Su próximo destino serían los Potros de Zitácuaro de la liga de ascenso durante un torneo. Regresó al primer equipo del Atlante para el Verano ’02 donde se reencontró con Miguel Herrera, compañero durante el campeonato. Ahí se mantuvo con pocos minutos hasta el final del Clausura ’03, en el que ya no vivió ningun encuentro y finalmente se retiró.

¿Qué fue de él? Para el Apertura ’03 se adhirió al cuerpo técnico de Miguel Herrera como auxiliar y lo acompañó también en Monterrey durante los torneos que dirigió el piojo. En el Clausura ’05 incluso volvió a alinear en un par de partidos, pues los rayados se quedaron sin jugadores para registrar tras la lesión de Diego Ordaz y echaron mano del -en esos días- auxiliar técnico. Actualmente se encuentra activo jugando, adivinen, juegos de veteranos.

Algunos Datos: Fue yerno de LaVolpe, estuvo casado con la hija de éste -Deborah- y es padre de un pequeño, Mauro Andrade LaVolpe, a quien su abuelo quiere muchísimo.

Durante su estancia en Guadalajara con Lavolpe se criticó bastante su lazo familiar, pues alineaba con frecuencia a pesar del bajo nivel futbolístico que mostraba con los rojinegros. Sin embargo salió finalmente de Atlas cuando el técnico ya no requería sus servicios, poco después se divorció de su esposa, que pronto se unió con otro exfutbolista, Flavio Davino.

Dicen que su retoño, a pesar de su abuelo, es fan de Cuauhtémoc Blanco, pues en un entrenamiento se le vio haciendo la cuautheminha.

También en sus últimos años con Atlante se le acusó de jugar por preferencias pues es gran amigo de Miguel Herrera desde sus primeros años en los potros y el entonces técnico también lo alineaba mucho más de lo que parecía adecuado.

Es gran aficionado de la fiesta taurina y se le veía con regularidad en las corridas de toros de la Plaza México cuando vivía en la capital.

Durante un partido al que no llegó Miguel Herrera por un accidente, Andrade y Verdirame fueron registrados como técnicos del Monterrey.

A pesar de su experiencia de dirección, ha declarado que no quiere ser técnico, prefiere ser auxiliar porque de esa manera juega y enseña en los interescuadras.

Cuando la selección infantil del capi Ramírez Perales y Luis García se iba ir a China a jugar el mundial juvenil de 1985 él jugó -con varios juveniles más- contra ellos en el Estadio Azteca, como sparring de entrenamiento de aquella selección. Como mera anécdota ese combinado de fuerzas básicas infantiles usó la playera del Necaxa como jersey.

En una entrevista comentó que es normal que los jugadores reciban dinero de directivas externas como incentivos para ganar un juego. En la temporada 88/89 él recibió esa gratificación de parte de la dirctiva del Cruz Azul, con tal de que ganaran un partido contra el Tampico-Madero, que involucraba a la máquina en el descenso.

Jugó tres finales y las ganó todas, en Primera A con los Potros Neza ganó el ascenso contra Yucatán, con Atlante lo hizo contra Pachuca y el campeonato de Primera División lo hizo contra Monterrey.

Por las greñas, por el genio, por la velocidad o por el olor (en realidad no sé) en sus buenos días le apodaban el Demonio y en días menos portentosos le decían el Beto.

Estadísticas. En México jugó 210 partidos y marcó 15 goles en Primera División. Clubes: 88/89 Potros Neza, 89/90 a la 95/96 Atlante, I96 América V97 Zacatepec, I97 a I99 Celaya, V00 a V01 Atlas, I01 Potros Zitácuaro, V02 a C03 Atlante. (Monterrey C05).

Video. Les dejo un golazo en la temporada del campeonato contra Necaxa en cuartos. El pase es una genialidad del argentino Roberto Massacessi.

¿Les recordó a otro jugador, tienen una anécdota del Beto Andrade, su look les recuerda la serie de Papá Soltero? ¡Comenten!