¿Quién fue Joel Huiqui?

Publicado: 12 octubre 2018 de Damián García en Sin categoría

Joel Adrián Huiqui Andrade, defensa central. Nació en Los Mochis, Sinaloa, en 1983, en el seno de la comunidad indígena mayo, oriunda del norte del país. Desde los once años comenzó a jugar al futbol en divisiones infantiles locales y a los quince, los visores de Cruz Azul se lo llevaron a fuerzas básicas. Debutó en Primera A con Cruz Azul Hidalgo, ante el desaparecido Tapatío (filial de las Chivas) en 2002, a los 18 años.

Durante esa época fue llamado a las selecciones menores de México. Estuvo a punto de ir a los Panamericanos de Santo Domingo de 2003 con Ricardo Lavolpe y fue titular en el mundial juvenil de Emiratos Árabes de ese mismo año; un rotundo fracaso, porque la selección hizo un mísero punto en tres partidos. Debutó con Pachuca, a préstamo, en el Apertura 2003, contra Tigres. Se hizo de la titularidad tuza con Manuel Vucetich y de su mano jugó y ganó la final de ese mismo torneo, otra vez contra la UANL.

Cruz Azul lo recuperó en 2004, con ganas de hacerse de una defensa decente. Junto a él llegó Federico Lussenhoff, recién recuperado del Tenerife español. En 2005 llegó por vez primera a la selección mayor de México, otra vez con Lavolpe. En 2007 saltó a la fama internacional porque Luis Omar Tapia lo apodó «Pocahontas». Con Cruz Azul tuvo trece temporadas de suplencias intermitentes, así que no jugó las finales de Clausura 2008 y Apertura 2008, ambas perdidas. En la semifinal contra Morelia del Apertura 2009 montó todo un show: fingió un desmayo en el área chica, evitó un gol con la mano, engañó al árbitro y se lesionó, así que se perdió la final y cuatro meses de actividad. El video de esa acción se encuentra fácil como «La mano de WikiDios».

Los Monarcas, gente que perdona rápido, lo contrataron en 2011 sin avisarle siquiera. Ese mismo año el gobierno sinaloense le rindió homenaje como uno de los ciudadanos indígenas más destacados de su estado. En el Clausura de ese año se hizo de la confianza del técnico y volvió a una final como titular, que perdió contra Pumas. En 2013 ganó la Copa MX contra Atlas y llegó de nuevo a la Selección Mexicana para disputar una horrorosa Copa de Oro. Con «Huiquidinho» como capitán de un equipo sin experiencia, el Tri perdió en semifinales contra Panamá con gol de Blas Pérez. Al volver se hizo de la Supercopa MX 2014, otra vez a Tigres, para quitarse el mal sabor de boca. Su último partido de primera división ocurrió en Apertura 2015, contra Veracruz.

Deambuló después en la Liga de Ascenso, donde jugó un año con Cafetaleros de Tapachula y un semestre con Potros de la UAEM. Su máximo logro en esa época fue jugar unos cuartos de final en Clausura 2016 contra Zacatecas. Estuvo desempleado por un breve periodo, hasta que José Luis Sánchez Solá, «Chelis», se lo llevó a Las Vegas Lights de la United Soccer League, donde todavía juega. Tiene el honor de ser, en teoría, el jugador más caro de esa división inferior americana. Ha marcado cuatro goles y quién sabe si haya ganado algún dinero en los tragamonedas de los casinos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s