Archivos de la categoría ‘León’

El de hoy tuvo una carrera larga a través de muchas camisetas y muchas ciudades, a veces en malos momentos, a veces rozando la gloria. Sin embargo, a pesar de participar en tres descensos, supo salir con el balance a favor de haber sido el mejor goleador de nuestra Selección en una eliminatoria mundialista y pieza clave del último campeonato que se celebró en León, Guanajuato. Recomendado al blog vía Facebook por Diego, nuestro protagonista jugó siempre en el último tramo de la cancha, con cierta habilidad, desmarque y un buen cabeceo, que le valieron para conseguir una cantidad respetable de goles en la liga. Con ustedes: Juan Francisco Uribe Ronquillo, Paco.

¿Quién era? Un delantero nacido en Tehuacán, Puebla. Activo desde mediados de los ochentas hasta principios de los dosmiles.

¿Porqué se le recuerda? Especialmente por el pico que alcanzó su carrera durante su primera época con León, a la par de Seleccion Nacional.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó jugando en el pueblo, en el campo. De chico se mudó a un rancho en Camargo, Chihuahua y más tarde llegaría a México para estudiar la Universidad. Ahí entró a las reservas de la UNAM y logró su ascenso por las inferiores hasta debutar en el torneo corto de México ’86 contra Guadalajara y anotar su primer gol al Tampico-Madero. Aún así su destino cambió tan pronto como la siguiente temporada, cuando reforzó a Neza para la 86/87. Tras dos años en Coyotes, luego de haberse ganado varios minutos y partidos como titular, Paco pasó una buena temporada por el Atlético Potosino en 88/89 en la que anotó 11 goles. Tras ese año en San Luis se mudó de regreso a México para jugar en Atlante y aunque aportó goles como titular, no pudo evitar la debacle de los Potros comandados por Rafael Puente, que ese año termianron en el descenso.

Aún así su currículo fue suficiente para llevarlo a León, con la esperanza de convertirse en el delantero estrella de los Esmeraldas. Desde su llegada, en la 90/91, mostró buen desempeño y firmó la temporada más prolífica de su carrera, con 13 tantos. Al siguiente año la escuadra de Victor Vucetich mejoró su funcionamiento y con la experiencia de Milton Queiroz, más la delantera formada por Uribe y Zé Roberto, llegaron a la final contra Puebla. Aunque Francisco no anotó en esa liguilla, suyo fue el desvío con la cabeza que Carlos Turrubiates convirtió para sellar la victoria con un 2-0 global. Ese papel le ganó la convocatoria al Tri, con el que disputó 15 encuentros de las eliminatorias de 1992 y marcó 9 goles. Durante ese proceso mundialista recibió un terrible golpe en el ojo lo alejó de las canchas por medio año y no volvió a la lista final de E.E.U.U ’94.

Tras ese golpe anímico y enrolado en América después de obtener el título de liga, regresó a la titularidad en la 93/94 y aportó 10 goles, sin embargo la llegada de Leo Beenhakker, que presentó un América engalanado por el futbol vertiginoso de Biyik Kalusha, lo relegó a la banca en la que estuvo dos temporadas. Para el Invierno ’96 se libró de desgarres y lesiones, por lo que jugó más, pero siempre como relevo y su producción fue nula. Al siguiente torneo buscó suerte con los Tigres de Primera A que buscaban el ascenso a la Primera. Allá jugó varios encuentros y fue titular, pero al final de la temprada se lesionó una vez más el pómulo y se perdió la recta final del torneo que devolvió a la UANL al máximo circuito.

Probó suerte entonces en Veracruz, donde estuvo un año y se reencontró con el gol, pero aún siendo el máximo anotador escualo, no fue suficiente para encarar el problema de porcentaje que hundió finalmente a los Tiburones. Tras el trago amargo Uribe se entrenó en América, que era dueño de su carta, sin embargo no encontró lugar y partió a la MLS en donde jugó medio año para San José Clash y anotó 2 goles. Regresó a México para reforzar a Puebla en Verano ’99 y una vez más su camino lo llevó al descenso. Luego de aquel torneo no se quedó en el Nuevo Puebla (ex-Curtidores) y viajó de vuelta a León, donde no alineó, no anotó y luego de un torneo paró 6 meses. Tras recuperar su carta de la MLS volvió a León en Invierno ’01, durante tres torneos jugó allá e incluso volvió a anotar, ayudando a conservar la categoría en el Verano ’01. Despues de salir en el Invierno ’01 vistió de nuevo la camiseta de Veracruz en Primera A por 6 meses, en los que contribuyó al ascenso y finalmente se retiró.

¿Qué fue de él? El Invierno ’02 debutó como Director Técnico interino en el León de Primera A, allá fue también Director de juveniles y luego continuó esa profesión en San José California. Luego de algunos años en E.E.U.U. regresó a México y formó el Inter de Tehuacán, en la Segunda División. Ha dirigido a su propio equipo y ahora funge como presidente del Atlético Zamora, a donde mudó su franquicia.

Algunos Datos: Cursó la carrera completa de Médico Veterinario en la UNAM, pero nunca obtuvo su título porque tuvo que elegir entre el futbol profesional y el servicio social.

Su apodo Paco es porque … bueno es obvio, por Francisco. Otros le decían Borrego, por el pelo chino.

En aquella eliminatoria a USA ’94, sus 9 goles lo convirtieron justamente en el noveno mejor goleador del mundo según la FIFA en 1992.

La lesión que lo alejó de las canchas la recibió en un partido contra San Salvador como visitantes, aquel partido lo ganaron los centroamericanos 2-1 entre furia y patadas. De ese campo salieron lesionados Uribe, con fracturas múltiples en el pómulo, Benjamín Galindo que recibió un codazo en la boca y Alejandro Nava, con esguince de tobillo.

Durante aquel paso en la Selección Nacional, en 1992, ayudó a organizar a los jugadores del representativo para negarse a viajar a una gira europea hasta que todos los integrantes tuvieran contrato firmado con sus equipos. La Federación se dio el lujo de sancionarlos por exigir sus derechos.

Jugó en el Mundial Juvenil U.R.S.S. ’85, en un partido en el que México venció a Inglaterra 1:0. Esa primera ronda fue brutal por parte del Tri, Alberto García Aspe fue el principal goleador y México ganó todos los encuentros, aunque en Cuartos perdió 2:1 contra Nigeria, que acabó tercera.

Su primer gol fue en el México ’86, con Pumas, contra Tampico-Madero. El último que hizo fue para Veracruz, el Verano ’02 en la Primera A, justamente contra Tampico-Madero.

En un partido de León contra Toluca, se ganó una amonestación a los 38 segundos del juego.

En la 93/94, a pesar de jugar poco, anotó dos tantos en liguilla; uno para eliminar a Cruz Azul y otro para empatar el marcador contra Tecos, aunque no fue suficiente para llevar a las Águilas a la final.

En un partido de México contra San Vicente, anotó tres goles. Ese día Carlos Hermosillo también se despachó con cuatro y el marcador quedó 11:0. A botepronto creo que hasta Campos se subió al ataque, tamaño paseo.

Según una entrevista que le dio a un Blog de aficionados de León, se negó a jugar el partido de promoción contra su antiguo club, por amor a la camiseta. (Aunque por las fechas,  fueron varios los jugadores del Verano ’02 que ya no vieron acción en ambas escuadras).

Estadísticas. En Primera División jugó 335 partidos, marcó 70 goles, se fue expulsado 7 veces y acumuló 21 preventivas. Clubes. México ’86 Pumas, 86/87 y 87/88 Coyotes Neza, 88/89 Atlético Potosino, 89/90 Atlante, 90/91 y 91/92 León, 92/93 a Invierno ’96 América, Verano ’97 U de Nuevo León (Tigres), Invierno ’97 y Verano ’98 Veracruz, 1998 San José Clash (MLS, ahora se llaman Earthquakes), Verano ’99 Puebla, Invierno ’99 León, Invierno ’00 a Invierno ’01 León, Verano ’02 Veracruz.

Video. Aquí un gol con Veracruz, contra Celaya. El último de esa campaña para los Escualos en el Estadio Luis Pirata Fuente, antes de pasar algunos años en Primera A.

 

Glorias Pasadas ¿Qué fue de Euzébio?

Publicado: 16 febrero 2011 de Damián García en Futbolistas, León, Leones Negros, Rayados
Etiquetas:, ,

En Santos.

En los setentas nació un club que ahora vive en la Liga de Acenso, que está tratando de volver desde hace poco. Eran los Venados de la UdG cuando andaban en la Tercera División, se volvieron Leones cuando fueron invitados a Segunda y cuando debutaron en Primera, recién comprada la franquicia del Torreón, fueron bautizados como Leones Negros. El mote hacía ilusión a los tres brasileños de color que defendían la camiseta felina, tres jugadores que aún recién llegados del campeonato carioca dieron excelentes resultados y se volvieron ídolos de la afición. Nuestro protagonista de hoy es uno de ellos, uno que antes de venir a México compartió la delantera titular con el mismísimo Pelé en los míticos Santos. Con ustedes: Carlos de Jesús Euzébio.

¿Quien era? Un centro delantero brasileño, originario de Sao Paulo, activo durante los setentas y hasta mediados de los ochentas.

¿Porqué se le recuerda? Por su gran aportación a los subcampeonatos de los Leones Negros en los setentas, por su velocidad y destreza.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó jugando en la Liga Juvenil Infantil local con el União Barbarense, aunque después de esa experiencia se alejó del deporte para estudiar y trabajar, pero en algún momento, buscando mejorar la situación económica de su familia, decidió regresar al futbol y volvió a probarse para los albinegros de Barbarense, a los que rápidamente convenció y con quienes disputara el Campeonato Paulista de Primera División en 1968. Ahí continuó hasta que en 1972, luego de un paso fugaz por el club Esportiva de Guarantinguetá, lo llevaron a probarse con Santos de São Paulo, donde disputó el torneo de 1973 y fue campeón ese mismo año, ganándose con sus actuaciones el puesto como titular en la delantera, jugando al lado de Pelé.

Luego de aquel año, en que saltó a la fama, tuvo ofrecimientos para quedarse en Santos, e incluso se le consideraba candidato para la Selección Nacional, pero a los veintidós años decidió emigrar a México para jugar la primer temporada de los Leones de la UdG (74/75). Ese año colaboraría en la obtención de 42 puntos, que eran bastante buenos para un equipo benjamín, que tan pronto como el siguiente torneo, alcanzarían su primera final. Esa campaña marco 6 goles mas uno en la semifinal contra Monterrey, además de que alineó casi todos los juegos, sin embargo no pudo evitar que al final cayeran contra América.

Su siguiente temporada marcó más goles, 11 en total (además de otro en liguilla) y los Leones regresaron a la final, aunque esta vez los Pumas les arrancarían la corona con único gol de Cabinho, que hasta la fecha en Guadalajara aseguran era fuera de lugar. Ese equipo siguió compitiendo a alto nivel en esos años, fue apodado El Equipo que Nació Grande y aunque se quedó en Ya Merito, Euzébio fue figura ahí hasta la 81/82, cuando al final dejó el equipo para ir a Monterrey por una temporada, la única en la que no aportó ninguna anotación, razón por la que dejó la aventura regia para llegar en la 83/84 a León. En los Esmeraldas unió fuerzas con Cabinho y asistiendolo en varias ocasiones formaron una dupla interesante, que le valió el título de goleador al Cabo en la 84/85, tras la cual regresó a su país para disputar una última temporada, la 86/87 con su antiguo club el Barbarense, al que ayudó a quedar 3ro en la Segunda División Brasileña.

En Leones, aunque no se nota.

Qué fue de él? En Barbarense trabajó como entrenador de juveniles por muchos años y eventualmente se volvió un empresario exitoso, manejando un negocio de reciclaje en Sao Paulo, donde lamentablemente el año pasado falleció en un accidente automovilístico, apenas con 58 de edad. (Q.E.P.D).

Algunos Datos: Aunque se reconocía como un delantero que tenía buen dribling, que era veloz y le pegaba con las dos piernas, reconocía que su peor cualidad era el cabeceo, que según él es fundamental en un delantero.

En los equipos que defendió, jugó en todas la posiciones del campo delante de la media cancha.

Cuando estaba en la UdG estudiaba francés, porque no pudo revalidar la licenciatura en Cultura Física que inició en su país.

En alguna ocasión, cuando a Pelé le preguntaron por su compañero, O Rei contestó que en él podrían encontrar su subtituto por calidad y cualidades.

Fue campeón de la Copa Concacaf 1978 con Leones Negros, aunque en ese torneo fueron declarados tres campeones, uno por cada zona; UdG en Norteamérica, el Defense Force de Trinidad y Tobago por el Caribe y el CSD Comunicaciones de Guatemala por Centroamérica. Todo porque no se pudieron poner de acuerdo para hacer la ronda final.

En la semifinal de zona de aquel torneo ganaron en partido de ida y vuelta a Pumas, 2-0, en lo más parecido a una revancha que obtuvieron, pues no sólo los eliminaron en la final, sino que la UNAM los sacó en Cuartos de Final de la liga mexicana ese mismo año.

En 2007 recibió la medalla al mérito Zumbi dos Palmares , en Brasil, por su contribución a la lucha contra el racismo y la proliferación de la cultura afroamericana en la sociedad.

En Monterrey hubo otro Eusébio, mejor conocido como La pantera Negra, nacido en Mozambique y de nacionalidad Portuguesa, considerado uno de los mejores jugadores lusos de todos los tiempos, uno de los mejores 10 goleadores de copas del mundo y el 9no de todos los tiempos de la FIFA.

En su último año en León llegó también a liguilla, pero perdió la semifinal, otra vez contra Pumas.

Su hijo, Carlos Rodrigo Euzébio, tenía tres meses durante la 77/78, por lo que probablemente nació en México, aunque no siguió los pasos de su padre y se convirtió en cura, oficiando actualmente en una iglesia de Sao Paulo.

El que si está empezando su carrera en el futbol es su sobrino Alan Euzébio, en el Internacional de Porto Vehlo.

Estadísticas: En México marcó 56 goles, con 8 expulsiones directas. Clubes: 1968 a 1973, Uniao Barbarense, 1973 Esportiva de Guarantinguetá, 1973 y 1974 Santos, 74/75 a 80/81 Leones Negros UdG, 82/83 Rayados de Monterrey, 83/84 y 84/85 León.

Video. Pues como siempre, no encontré algo conciso. En este partido, al minuto 00:48′ del video, podrán verlo rematar con fuerza al arco, pero el portero detiene el esfuerzo.

El Rey León, magna producción de Walt Disney, apareció por ahí de 1994 y a la fecha es uno de los más grandes clásicos de la industria animada, que cuenta las aventuras del heredero al trono de la selva llamado Simba. Eso, señores y señoras, casi no tiene nada que ver con el de hoy, un senegalés reubicado y nacionalizado francés que con su velocidad y gran físico se hizo de un lugarcito en la historia en la Ligue 1 de Francia y al final de su carrera se decidió por aventarse un año casi sabático en el bajío mexicano, curiosamente en la Ciudad de León, es decir que vino para ser el Simba el Rey de León, pero se fue apenas con el cuasi-logro de ser el único francés en jugar en nuestro país durante la era profesional . Con ustedes Amara Simba.

¿Quién fue? Un delantero galo, nacido en Senegal pero naturalizado francés, que vistió tres veces la playera de su selección.

¿Porqué se le recuerda? Nada más por las coincidencias con la animación americana y por agrosar la lista de prometedores extranjeros que vienen, comen y se van.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en su natal Dakar en Senegal. Allá se formó en el A.S.C Jeanna d’ Arc de la Premier League senegalesa. En 1981 partió a Francia e ingresó a las divisiones inferiores del F.C.R Houdanaise, un equipo que destaca más por su participación en el futbol sala, que también practicó. En la 85/86 jugó para el FC Versailles en ligas inferiores y de ahí fue llevado al Paris Saint Germain de la Ligue 1. Con los parisinos estuvo 4 temporadas a buen nivel y partió luego al AC Cannes, para la 91/92, en la que se convirtió en figura de aquel modesto club y fue llamado a la selección previo a la Euro ’92.

Sin embargo una lesión frenó su carrera en la nacional y regresó al PSG para la 92/93, luego anduvo de club en club por el AC Monaco, SM Caen y Lille OSC, jugando una temporada con cada uno. Así a los 36 años y sin mucho futuro por recuperar el nivel que lo hizo brillar en su primera etapa en París y luego en Cannes decidió aventurarse a México, para el Verano ’97 con el León de Valente Aguirre. Con grandes expectativas por su físico la afición se encontró con que apenas jugó 6 partidos como titular y marcó 3 goles. 6 meses fueron suficientes y para el Invierno ’97 ya no entró en planes y se fue a la que más o menos era la franquicia en Primera A, Unión de Curtidores, allá marcaría otros 3 goles.

Lejos de haber conquistado México regresó a Europa al siguiente año para jugar con el Leyton Orient F.C. de la League One inglesa, que viene siendo la tercera división. Ahí estuvo hasta el 2000 y se quedó en aquel país para jugar consecutivamente en el Kingstonian F.C. de la séptima división, el St Albans City F.C.  y Kettering Town F.C. de sexta división, el Barnet F.C. de cuarta división, y finalmente en el Billericay Town F.C. también de séptima división, donde se retiró en el 2002.

Ni una foto en León, encontré.

¿Qué fue de él? Tras el retiro se reintegró a las filas del Paris Saint Germain donde ha sido entrenador de inferiores, representante del club en África y visor de nuevos talentos. También estuvo en Canal+ como comentarista y se le puede ver en juegos amistosos de futbol sala, con los que se mantiene activo.

Algunos datos: En Francia le apodaban le roi de la bicyclette (el rey de la bicicleta) por los goles que hizo de volea o bicicleta.

Sus padres son originarios de Guinea Francesa, por eso la doble nacionalidad.

(Dato más ocioso que de costumbre): En México le marcó a Yucatán, Atlético Mexiquense, San Luis, Tecos, Atlante y Toros Neza.

En la 92/93 un gol suyo, de bicicleta, fue nombrado el más bello del año en la Ligue 1.

Durante sus tres partidos en la selección francesa anotó dos tantos, uno de volea. El entrenador entonces era el histórico Michel Platini.

Según la FMF este es.

Cuando trabajó en el canal de televisión lo logró porque era el unico candidato que hablaba francés, español e inglés.

En un partido de la Unión de Curtidores contra San Luis los dos técnicos fueron expulsados pues el de Curtidores, Jose Luis Lugo, fue a encarar al técnico rival, Edgardo Sbrissa, después de que éste le gritara a Simba: ¿qué te pasa, montón de carbón?

En un partido de León contra Toros Neza, el técnico esmeralda Carlos Reynoso también fue expulsado cuando entró al campo para reclamar al árbitro, pues iba perdiendo 4-1. Antes de irse le dijo a Antonio El Turco Mohamed: ¡Ya párenle mano!. Luego de salir a las gradas Simba hizo lo mejor que pudo por su entrenador y acortó el marcador a 4-2.

Nunca fue campeón en ningún equipo profesional, lo más cerca fueron un par de subcampeonatos en el PSG en ’89 y ’93.

Con el Barnet F.C. anotó el gol que les dio el campeonato de la FA Trophy, una de las copas más prestigiosas de clubes semiprofesionales en Inglaterra.

Estadísticas. En México jugó 14 partidos, entró de titular en 6 y marcó 3 goles. Juntó una amarilla. Clubes: 1986-1990 PSG, 1990-1991 AS Cannes, 1991-1993 PSG, 1993-1994 AS Monaco, 1994-1995 SM Caen, 1995-1996 Lille OSC, Verano ’97 León, Invierno ’97 Curtidores, 1998-2000 Leyton Orient FC, 2000 Kingstonian FC , 2000 Kettering Town FC, 2000 Barnet FC, 2000-2001 St. Albans City FC, 2001-2002 Billericay Town FC.

Video. Nada de goles en México, lamentablemente. Pero acá el mejor recuerdo que tienen de él en el país de Napoleón, un gol de bicicleta, casi chilena más bien volea luego de bajarla de pecho. Incluso allá llaman hacer un Amara Simba a esta jugada.

Ayer, recordando a Bolsonello, salió a colación el de hoy, un jugador argentino de larga melena que llegó a La Comarca Lagunera con el atractivo de haber jugado en Boca Jrs. y la intención de volverse ídolo. Vaya que lo logró, pues no habían pasado ni cinco minutos de su debut para que lograra convencer a la afición con su aportación y talento en la media cancha, que junto al desempeño de sus compañeros transformó a un equipo con problemas de descenso en un contendiente al título. Peleonero y rudo, desparpajado, pasado de peso, con poco tiempo en Santos y lesiones que no lo dejaron continuar, nuestro protagonista se las arregló para seguir vigente en la mente del aficionado albiverde. Con ustedes Antonio Apud Nieves, El Turco.

¿Quien era? Un medio de contención originario de Tucumán, Argentina. Jugó en México durante la primera mitad de los noventas.

¿Porqué se le recuerda? Por su larga melena, por su actitud en la cancha, que siempre complementaba con mucha habilidad y claro, por un tremendo golazo que le anotó al Atlas en el Jalisco.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en las inferiores del Atlético Tucumán que en ese entonces jugaba en la liga regional de Argentina, en la 87/88 salió campeón de aquella liga y logró un histórico ascenso a la Primera B Nacional, que es la segunda división argentina. Con ese cartel fue contratado por Talleres de Córdoba para la 88/89. Salió del club dos años después con destino a Boca Juniors, donde dejó muy buenas impresiones en las temporadas que militó y en las que ayudó a conseguir la efímera Copa Masters de Supercopa ’92. Para la 92/93 decidió que su destino estaba en el modesto Deportivo Mandiyú de Corrientes, donde sólo estuvo seis meses antes de llegar para la segunda vuelta de la 92/93 con Santos Laguna.

Aunque sólo marcó un gol aquella temporada su juego, e incluso las faltas que provocaba, le dieron al club un respiro en la lucha por el descenso que ese año se decidió por diferencia de goles. Durante la 93/94 se volvió titular indiscutible y tras un excelente torneo logró jugar la primer final para los laguneros. La 94/95, ya como uno de los favoritos de la afición la jugó al mismo ritmo pero al final, sin saberse aún porqué, la directiva decidió ponerlo transferible. El siguiente año lo jugó en Veracruz, pero una lesión al comienzo de la temporada lo alejó casi 6 meses del torneo. Al finalizar la 95/96 se marchó a León, donde sólo jugaba los últimos minutos de los partidos y nunca se llevó bien con la direciva y cuerpo técnico, que al final de esa liga le dejaron ir. El Turco decidió entonces retirarse, a los 30 recién cumplidos, pues su lesión no mejoró.

¿Qué fue de él? En 2000 y 2001 se le vio en la liga amateur de Veracruz, en el  famoso Deportivo Barradas que jugaba con varios futbolistas profesionales en su alineación, luego de esa aventura en el Puerto regresó a su tierra donde estuvo encargado de dirigir fuerzas básicas y equipos de Tucumán. En 2006 impartió clínicas de futbol en el Tec de Monterrey y Torreón. Actualmente se encuentra de vuelta en Argentina, dirigiendo en el Club Atlético San Martín de la Primera B.

Algunos Datos: El nuevo estadio de Torreón, el Territorio Santos Modelo, tiene un área de butacas bautizadas con su nombre.

Cuando regresó a Santos vistiendo la playera de Veracruz la afición lagunera le ovacionó por aproximadamente tres minutos.

Ese partido lamentablemente acabó en tragedia para Apud, pues su ex-compañero El Ruso Adomaitis lo lastimó en una fuerte entrada. Aquella lesión incluso requirió cirugía láser, pero su pierna no volvió a ser la misma.

Según sus propias palabras con Boca su mejor partido fue dentro de la Copa Libertadores ’91, en un clásico contra River que ganaron 2-0, con goles de Batistuta. Aquel equipo contaba además con Diego LaTorre y El Pipa Higuaín. De ese día dijo: “Fue como tocar el cielo con las manos.”

Su vida futbolística parece estar guiada por el cielo y sus guardianes, pues el equipo que dirige a la fecha es conocido como El Santo en honor a San Martín de San Juan.

Como les decía, su carácter dentro de la cancha era todo menos el de un santo. Además de sus problemas personales con técnicos en Veracruz y León la mayoría de los partidos que no alineó se debían a suspensiones que fueron catalogadas como violencia innecesaria, actitud antideportiva y  conducta violenta.

Cría fama y échate a dormir, dicen por ahí. En una ocasión el árbitro -ya retirado- Ramos Rizo argumentó que en un partido Veracruz-Neza El Turco lo golpeó, aunque luego se comprobó que no era cierto.

El apodo lo obtuvo por la ascendencia árabe de su apellido, al igual que Antonio Mohamed, quien también jugara en Boca Juniors. Además de ellos dos los Xeneizes tuvieron otro Turco, un tal Luis Ramón Abdeneve, por ahí de 1984.

Dicen que en la Liga Amateur de Veracruz en esos tiempos, los dos equipos que contrataban profesionales semi-retirados, ofrecían hasta 5mil pesos semanales por sus servicios.

Estadísticas. En México anotó 5 goles en 115 partidos, registró 3 asistencias y acumuló 8 tarjetas amarillas y 5 rojas. Clubes: 87/88 Atlético Tucumán, 88/89 y 89/90 Talleres de Córdoba, 90/91 a 91/92 Boca Juniors, 1992 Deportivo Mandiyú, 92/93 a 94/95 Club Santos Laguna, 95/96 Veracruz, Invierno ’96 CD León.

Video. No podía ser otro mejor, el golazo que le metió a Atlas en el Jalisco, uno de esos que se quedan para siempre, vaya definición.

¿Recuerdas otro jugador o anécdota? ¿Te molestan los días nublados o soleados? ¡Comenta!

El de hoy lo han mencionado varias veces en los comentarios, prueba de que no hizo mal las cosas y aún alejado de los reflectores se mantiene vigente. Fue un jugador que sin tener un físico así que tu digas atlético llegó a ser un recio defensa titular de Chivas durante el campeonato del ’97, jugó algunos partidos como seleccionado y se quedó grabado en nuestras memorias como uno de los más trabajadores y constantes del futbol mientras se mantuvo activo. Con ustedes Camilo Romero Mora.

¿Quién fue? Un jugador defensivo que jugó en varios equipos de la liga, activo en los noventas y principios de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por ser titular en la defensa de Chivas, León, Toros Neza y Pachuca, además de haber metido algunos goles importantes cuando se agregaba al ataque.

¿Cómo fue su carrera? Es originario de la Ciudad de México pero su profesionalización la logró en Guadalajara, debutando en Primera con Chivas en la 90/91. Antes de ganarse la titularidad jugó las olimpiadas de Barcelona ’92 y se fue de préstamo a Morelia en la 94/95 para foguearse, regresó al año siguiente para volverse asiduo de la línea defensiva del rebaño, equipo donde fue campeón. En Guadalajara se quedó hasta el Invierno ’98, cuando se fue vendido al León en busca de nuevos retos. En aquellos días fue convocado a la selección mayor para disputar la Copa de Oro ’97 y las eliminatorias de Francia ’98, mundial al que ya no llegó por decisión técnica.

En Guanajuato estuvo por dos temporadas y se fue vendido a Toros Neza para el Invierno ’99 por problemas de falta de liquidez. Ese torneo en Neza le trajo más problemas y la directiva de Toros le dejó de pagar a la mitad del torneo culpándolo del mal desempeño del equipo. Así tuvo que salir de regreso al bajío donde estuvo un torneo más con los esmeraldas. Para el Invierno ’00 tuvo más tranquilidad en Pachuca pero al siguiente torneo ya no entró en planes, en Chivas se volvieron a hacer de su carta con la intención de que jugara en la filial del Nacional Tijuana, pero su experiencia y los magros refuerzos le regresaron pronto al primer equipo, donde se mantuvo hasta el Verano ’02, antes de volver a dejar al la perla tapatía en el Apertura ’02 con dirección a Puebla.

Tras un torneo y 3 partidos en la franja se fue a la Primera A con los Lagartos de Tabasco en el Verano/Clausura ’03 y al torneo siguiente jugó en Delfines de Coatzacoalcos por un año para luego regresar a Tabasco y registrar 2 torneos más antes de retirarse en el Clausura ’05 con aquel equipo.

¿Qué fue de él? A su retiro en 2006 tuvo su primer oportunidad de dirigir a Delfines de Coatzacoalcos en Primera A, después estuvo en el mismo puesto con el Zapotlanejo de tercera división, anduvo en la gira Cascaritas Corona y jugó clásicos de veteranos. Cuando los delfines se mudaron a Los Cabos llamaron de vuelta a Camilo, equipo al que entrena hasta la fecha.

Algunos Datos: Cuenta con un récord poco halagador, en la selección mexicana es el jugador que más autogoles ha anotado en partidos oficiales, con dos, ante El Salvador y Brasil.

En su primer aventura como técnico en Delfines estuvo registrado como utilero y masajista, pues no contaba con el título de técnico. Lo obtuvo un par de años después, junto a un ex-compañero de equipo, Gustavo Nápoles.

En un partido con León fue portero, Ángel David Comizzo se hizo expulsar cuando ya no quedaban cambios y Romero se puso los guantes y atajó un difícil tiro que les hubiera hecho perder el empate de último minuto.

Después de que Toros Neza le recortara el total de su sueldo el jugador recibió muestras de apoyo del gremio, pues el castigo era un exceso. La directiva cobró venganza. Al cederlo al siguiente año le puso un precio de 3000,000 dólares a su cesión, una cifra incoherente que casi termina con su carrera.

En ese año muchos jugadores salieron con problemas de Toros Neza, el dueño trataría de rescindir los contratos de varios y ofrecerles nuevos, con el 60% de recorte salarial.

Esa experiencia y la del León, aunado a que ambos equipos enfrentaban constantes dramas de decenso le hizo recapacitar y declaró en varias ocasiones que fue un error salir de Chivas.

Además de su experiencia como técnico en Delfines, a quienes colocó en la liguilla por primera vez en su historia también entrena en su tiempo libre al equipo Femenil Lobas Marinas de la Paz.

En un recuento de los goles más importantes de Chivas en el Estadio Jalisco está incluido uno que le hizo al Atlas, casi desde media cancha en un clásico tapatío.

A Lagartos de Tabasco estuvo alguna vez interesado en venir Romario, el mítico delantero carioca de los 1000 goles. Se decía que quería jugar ahí para invertir en la Riviera-Maya. Eso no tiene nada que ver con Romero más allá de compartir tres letras en su nombre, pero quería contarles.

Estadísticas. En Primera División marcó 16 goles en 263 partidos y salió 244 veces como titular. Clubes: 90/91 a 92/93 Chivas, 94/95 Morelia, 95/96 a V98 Chivas, I98 a V99 León, I99 Toros Neza, V00 León, I00 Pachuca, V01 a V02 Chivas, A02 Puebla, C03 Lagartos de Tabasco, A03 y C04 Delfines de Coatzacoalcos, A04 y C05 Lagartos de Tabasco.

Video. Lamentablemente no encontré ese gol contra los zorros, pero es dejo un golazo de Camilo contra Veracruz en el Invierno ’96, por ahí del segundo 00’35 del resumen.

¿Te acordaste de algún otro jugador, gustas compartir una anécdota, tarareas inconscientemente La Loba de Shakira? ¡Comenta!

Hoy quiero recordar a un recomendado de nuestro buen lector Arpeno, un delantero mexicano homónimo del argentino de Tigres, Damián Ariel Álvarez, quien también debe estar próximo a desaparecer de los reflectores, esperemos, con mejor fortuna. Nuestro jugador de hoy, aunque desaparecido, tuvo sus momentos de gloria; jugó en Chivas y América, fue seleccionado, compartió cancha con grandes figuras, era considerado promesa nacional y anduvo por infinidad de equipos, además de haber jugado en el vecino país del norte. Sin más, aquí está Damián Álvarez Arcos.

¿Quién fue? Un delantero mexicano, originario de Boca del Río, Veracruz que tuvo sus mejores momentos en la época de los noventas y que siguó activo gran parte de ésta.

¿Porqué se le recuerda? Por su gran habilidad, por ser de aquellos atacantes gambeteros que con facilidad recortaban, giraban jalando el balón o hacían una bicicleta, pero sobretodo por no rendir tanto como se esperaba de él.

¿Cómo fue su carrera? Inició su carrera en la cantera del Atlas y debutó en el primer partido de la 91/92, fue seleccionado sub-23 en Portugal ’91 (marcó contra Suecia) y en los olímpicos de Barcelona ’92 cuando El Tri fue eliminado en la fase de grupos con tres empates. Se quedó con los zorros hasta la 94/95 y se fue al León donde estuvo dos años, al final del V97 su carta la compró el Dallas Burn de la MLS donde jugó el final de la temporada americana y fue prestado a las Chivas del Guadalajara durante el I97 y V98, alternando con los de Dallas para tener mayor continuidad, de ahí fue transferido al New England Revolution de la MLS donde jugó sólo 2 partidos y fue cedido a préstamo al América en donde militó por 4 torneos.

En 1997 estuvo en algunos encuentros con la selección de Bora Milutinovic que buscaba el pase al mundial de Francia ’98. Al final del V00 salió de las águilas después de un par de torneos sin goles y empezó su peregrinar desatinado por Pachuca, Yucatán, Atlante, Toluca, San Luis y Zacatepec. En todos ellos jugó únicamente un torneo con muy malas actuaciones; en Toluca jugó 20 minutos en total y en San Luis debutó fallando un penal, por ejemplo. En el Apertura ’03 Necaxa lo registró en sus filas pero no jugó partido alguno, al siguiente torneo se mudó a los extintos Trotamundos de Tijuana y con ellos se retiró en el Clausura ’03 después de una mala experiencia por falta de pagos y buenas condiciones.

¿Qué fue de él? Intentó un regreso fallido con los Tecos de Primera A en el Clausura 08, que se quedó en un juego y 8 minutos disputados.  Durante su retiro intentó poner un par de negocios, que en propias palabras del futbolista no han ido muy bien, tuvo una pequeña liga amateur de futbol en Guadalajara, juega amistosos y ayuda en una academia de futbol. Sin embargo en entrevista aseguró que se mantiene viviendo al día, pues nunca tuvo un ahorro y gastó todo lo que ganó sin pensar a futuro, él mismo se considera un ejemplo de lo que no se debe hacer en el futbol profesional.

Algunos Datos: Durante su primer estancia en la MLS le fue bastante bien, anotó varios goles y uno de ellos fue nominado a mejor gol de la temporada ’98. Además cuando debutó en el Burn fue designado jugador de la semana.

Es hijo de otro futbolista profesional; Pedro Damián Alvarez, quien jugara para León, Monterrey ,Veracruz y fuera ídolo en las Chivas. Actualmente su padre tiene un par de escuelas de futbol para niños de comunidades rurales, en es proyecto colaboran Damián y otro jugador grande de los setentas, Gustavo “Halcón” Peña.

Después de su última temporada en León, en 11 torneos no volvió a anotar ningún gol en primera. De esas 11 ligas sólo jugó los noventa minutos completos de 1 partido.

Entre el 97 y 98 fue transferido dos veces en dos ligas de países diferentes, cambió de Guadalajara a América en México y del Burn al Revolution, las transacciones se hicieron en un periodo de una semana.

En los EEUU jugó en la misma liga que grandes figuras de talla mundial como Zenga, Valderrama, Donadoni o Etcheverry.

El destino evitó que enfrentara a su homónimo en la cancha. En 2001 ,cuando él seguía activo en Primera División La Chilindrina se negó a vestir la casaca de Rayados que había comprado su carta, el argentino aceptó venir a México hasta el Clausura 2003 -con Morelia- cuando el mexicano ya militaba en la Primera A.

Estudió hasta el tercer cuatrimestre de la Licenciatura de Comercio Internacional, en Guadalajara.

De su paso por León guarda especial cariño a Carlos Reinoso, técnico del que recordó: Me dejó tantas enseñanzas que me regañaba más que mi papá y opinaba, con razón, que nunca jugó tan bien como en esa época.

Estadísticas. Estuvo en 184 partidos de Primera División, empezó 90 de ellos y completó 31. Anotó 18 goles y puso 12 asistencias. Clubes: De la 91/92 a la 94/95 Atlas, 95/96 a V97 León, 97 Dallas Burn, I97 y V98 Chivas, 98 Revolution, I98 a V00 América, I00 Pachuca, V01 Yucatán, I01 Atlante, V02 Toluca, A02 San Luis, C03 Zacatepec, A03 (necaxa), C03 Trotamundos de Tijuana, (C08 Tecos Primera A).

Video. Acá les dejo un resumen del único partido que jugó completo después de su andar por el León, muy grande en las primeras dos jugadas y en las últimas tres. ¡Era un crack!, una lástima que la indisciplina y la inconsistencia pesaran más.

¿Les recordó a otra promesa rota, tienen alguna anécdota? ¿Prefieren el Té Chai al Té Thai? ¡Comenten!

El de hoy es un defensa y medio centro que actuó casi toda su carrera en Cruz Azul, un defensor ferreo que fue campeón con la máquina en su último campeonato del 97 y disputó 12 liguillas con aquel equipo. A diferencia de otros jugadores, se retiró cuando todavía tenía futbol en sus botines y ganas de seguir en el campo, pues se le detectó cancer y tuvo que dejar el juego para lograr vencer a la enfermedad. Estamos hablando de José Luis Sixtos Lozano, El Flaco.

¿Quién fue? Un defensa central chilango de la década de los noventas y principios de ésta.

¿Porqué se le recuerda? Por ser parte importante del título del 97 y por la larga cabellera que lucía en la cancha.

¿Cómo fue su carrera? Se probó en el Centro de Formación Cruz Azul y de inmediato fue reclutado para el primer equipo, debutó con la máquina en el torneo 1991-1992 y su aportación en la institución fue definitiva durante el campeonato del 97. De ahí salió en calidad de préstamo al Puebla en el verano 2000 y en el siguiente torneo pasó una temporada en León antes de volver a Puebla. Durante el Invierno 2001 un examen de rutina detectó el cancer que se le había formado en la pierna y después de completar ese torneo decide retirarse para llevar su tratamiento. Ya curada la enfermedad después de dos cirugías y dos procesos de quimioterapia el jugador regresó a las canchas registrándose con el Puebla, sin embargo no fue tomado en cuenta y partió a la primera división A en donde jugó con Cruz Azul Hidalgo, Oaxaca y Rivera Maya hasta el Clausura 2004. Después se mantuvo entrenando sin jugar con Cruz Azul y los Lobos Buap hasta el 2008, buscando oportunidades que por diversos motivos nunca llegaron, entonces se retiró por completo.

¿Qué fue de él? Tras el retiro obtuvo su carnet de entrenador y junto a Salvador Cabrera (compañero en Cruz Azul) entrenaron en el Clausura 2009 al Deportivo Conteras de Segunda División. Este año ha participado en varios amistosos de veteranos y se espera regrese a la dirección técnica en algún momento. Sus últimas revisisones médicas indicaron que el cancer había desaparecido por completo.

Algunos Datos Curiosos. Su hermano fue profesor de fuerzas básicas en Cruz Azul y llegó a jugar en las juveniles del América, hasta que una lesión en el tobillo le obligó a un retiro prematuro.

De niño aprendió a jugar futbol en la escuela de futbol del Club América.

Sus padres también eran deportistas de alto rendimiento, jugaron voleibol durante las olimpiadas de 1968 en México.

En el 2005, mientras se entrenaba con el Cruz Azul, Ruben Omar Romano aún lo tomaba en cuenta en los interescuadas aunque no estaba dado de alta en el torneo, de hecho no desapareció de las listas de transferibles hasta 2008.

Antes de algún partido contra América el defensa trató de pintarse rayos azules en el cabello en la estética, sin embargo no pudo lucir los colores de su equipo pues la decoloración le dejó rayos amarillos que más bien se confundían con los colores del equipo rival.

Cuando se enteró de su enfermedad la desesperanza fue tal que su primer deseo fue el de seguir jugando y literalmente “morirse en la cancha”, sin embargo su esposa lo convenció de iniciar el tratamiento del que salió airoso.

Un par de veces se manejó la posibilidad de que fuera a Monterrey y también a Santos, sin embargo cuando salió cedido a Puebla fue por la solicitud del mismo jugador, que pidió a la directiva su salida.

Estadísticas. Jugó 229 partidos en primera división fue titular en 199 y consiguió 7 goles. Clubes. 1991-1992 al V2000 Cruz Azul, Invierno 2000 León, Verano 01 – Invierno 2001 Puebla, Invierno 2002, Cruz Azul Hidalgo, Verano 2003 Oaxaca, Clausura 2004 Riviera Maya.

Video.