Archivos de la categoría ‘Cruz Azul’

Este post sale de una idea de David Ricardo, que ni lee el mugre blog, pero bien que opina. (Lo que sea de cada quien, fue buena idea).

La prensa escrita.

Los Cachirules son tal vez, el momento más vergonzoso del futbol mexicano en Copas del Mundo. Tratándose de un país que ha tenido que levantarse de ser el primer equipo en caer derrotado en un mundial, de tardarse 24 años para marcar el primer gol, 28 para hacer el primer punto y 32 para obtener la primer victoria, el escándalo llegó cuando todo parecía haberse superado; se había logrado el sub-campeonato juvenil de Túnez ’77, la Selección Mexicana de Argentina ’78 era la primera en partir con verdaderas esperanzas de victoria y aunque aquello no salió bien y además nos habíamos quedado fuera de España ’82, el desempeño de México ’86, el de Hugo Sánchez en Madrid, así como el de una gran generación de futbolistas, combinados con el gusto de haber sido la primera nación en repetir mundial en casa, parecían augurar un futuro brillante para El Tri.

Pero no fue así. El proceso se retrasó ocho años debido a un problema del que ya todos hemos oído; la FIFA mandó un comunicado advirtiendo a las selecciones juveniles sobre alinear jóvenes mayores a veinte años, en México se armó una selección juvenil con fechas de nacimiento alteradas, luego se regaló a la prensa un anuario oficial que traía las verdaderas, así un periodista -Toño Moreno- se fijó y lo denunció, luego todos empezaron a hacer reportajes y editoriales, finalmente la CONCACAF se dio cuenta y suspendió a la selección sub-20 por dos años. Luego, como acá no se dejaban de vender periódicos por el escándalo, nadie supo bien que hacer y en Zurich decidieron que el castigo lo ampliaban a la selección mayor. México se quedó sin mundial, sin olímpicos y con harto resentimiento.

Si la culpa es de la prensa, de la federación mexicana o la internacional, no viene al caso. El episodio ya se ha analizado varias veces y en junio de cada año que termine en ocho se hará un nuevo reportaje y se entrevistará a los federativos, que nunca dicen gran cosa, a los periodistas, que siempre hablarán de responsabilidad periodística y a los jugadores, que dirán que ellos eran muy chicos y que además, era una práctica de lo más común. Pero hay algo que yo si quiero rescatar; ¿Qué fue de esos 4 que oficialmente fueron cachados como cachirules?

Esta era la alineación titular del Cachirulazo.

Aurelio Rivera Bueno El Coreano: Fue el que tuvo la carrera más larga de los cuatro, incluso merecedora de un post aparte. Había debutado un año antes del escándalo en Tampico, en la 86/87 y ya empezaba a ganarse un lugar en el equipo titular. Tenía ya 23 años cuando jugó las eliminatorias para Arabia Saudita ’89 y era el capitán de la juvenil. Luego del cachirulazo regresó a La Jaiba, en donde continuó jugando por una temporada más. Consiguió luego su traspaso a Cruz Azul donde fue constante en la defensa durante dos años, hasta la 90/91. De ahí pasó a Puebla y en su primer año se consolidó como central, incluso llevando la banda de capitán de vez en cuando, acompañando al equipo hasta la final contra León, que lamentablemente perdería La Franja, en tiempos extras, con autogol del mismo Coreano y gol de Carlos Turrubiates.

En Puebla ganó una final de CONCACAF en la 91/92 y siguió siendo titular hasta la 93/94, cuando lesionó a Missael Espinoza por una fuerte entrada mañosa que le costó casi un año de suspensión. Luego de aquel incidente regresó al equipo y volvió a ser considerado, hasta la 95/96, cuando a mediados de la temporada atropelló a dos maratonistas mientras iba conduciendo en estado de ebriedad, por lo que fue enviado a la cárcel por casi dos años y aunque durante su tiempo en prisión era ridículamente ofrecido en el Draft, después de cumplir sentencia logró reincorporarse al Puebla de cara al Invierno ’97. Allá siguió jugando hasta Verano ’99 y para el próximo torneo reforzó a los Lobos BUAP, en donde se retiró al final del Verano ’01. Desde entonces ha colaborado en el Instituto del Deporte de Puebla, ha sido director técnico de Alacranes de Durango (1raA) y Ángeles de Comsbmra (2nda), auxiliar técnico en Guerreros de Tabasco (3ra) entre otros cargos como estratega, todos ellos enlistados como masajista o utilero, pues no tiene las credenciales correspondientes.

José de la Fuente Guzmán. Tenía 22 años durante las eliminatorias, había debutado en la 86/87 para Rayados de Monterrey, aunque había jugado pocos partidos en la defensa. La 88/89 fue su mejor temporada, disputando 20 encuentros, pero para la 90/91 tan sólo vio acción cuatro minutos, sin embargo en ese tiempo logró disputar cuatro clásicos regiomontanos, en los que Rayados ganó dos, perdió uno y empató otro. En uno de ellos salió expulsado aunque el partido lo ganó Monterrey 3-1. Durante su estadía allá le apodaban el Chorro y su hermano, Mario de la Fuente Guzmán, también tuvo un paso breve por el futbol. Luego de esa última temporada anduvo de regreso en inferiores y finalmente se quedó sin equipo. Actualmente no se le ha visto vinculado al futbol.

José Luis Mata Santacruz. Llegó directamente al Atlas en 1985 de donde saltó rápidamente a los entrenamientos del primer equipo, pasó un año por el Tepic de Segunda División y regresó para debutar en la 87/88 jugando algunos minutos. Tenía también 22 años cuando les descubrieron las actas de nacimiento apócrifas. Al regresar a Guadalajara continuó su ascenso y en la 88/89 logró marcar su primer gol contra el Atlético Potosino. La 89/90 fue su campaña más activa y marcó 5 goles en 30 juegos, aunque no logró consolidarse en la delantera. Siguió jugando con Los Zorros hasta la 92/93 y después pasó por Pachuca en la Segunda División, aunque allá tampoco logró impactar debido a las lesiones, por lo que finalmente optó por retirarse. En esos días se ganó un apodo que aún conserva: El Cachi, por obvias razones.

Luego de su retiro regresó a Atlas, en calidad de visor. Entrenó en varias divisiones inferiores de Los Zorros y completó el curso de entrenador, su experiencia en la dirección técnica lo llevó a dirigir en Querétaro (1raA), Cuervos Negros de Zapotlanejo (2nda) y el Mérida, también de Segunda División, donde ganó el ascenso a Primera A. Luego de aquellos equipos regresó a Atlas, en donde ha dirigido a Académicos, ha sido Auxiliar Técnico e incluso fue Técnico Interino y debutó en el máximo circuito antes de la llegada de Benjamín Galindo. Esta temporada se mantiene entre el plantel de entrenadores.

Gerardo Jiménez Cantú. Era uno de los más talentosos juveniles, tenía pasados los 20 años cuando ocurrió el desastre, incluso había anotado el último gol con el que la Sub-20 se ganó el boleto al Mundial de la especialidad. La carrera del Shaggy empezó también en Rayados de Monterrey, cuando decidió dejar la carrera de medicina para jugar en las inferiores. Ahí debutó en Primera durante la 86/87 aunque sólo disputó un partido contra Atlético Potosino. La siguiente temporada ganó algunos partidos más y luego del escándalo continuó su desarrollo, jugando de cambio, e incluso marcándole un gol al América.

Así continuó en Monterrey hasta la 93/94, que fue su mejor temporada, pues disputó 14 juegos como titular, otros 10 como cambio y respondió con 3 goles. Ese desempeño le ganó un lugar para reforzar al Tampico en la 94/95, aunque allá no dio los resultados que se esperaban y tras ese único año recaló en Pachuca, de Primera A. Con Los Tuzos tampoco encontró suerte y se fue cedido al extinto Atlético Hidalgo, donde también duró una temporada y después paró un año. Intentó volver con los Correcaminos UAT, pero jugando en Victoria se lesionó del pubis y se quedó fuera otro año. Antes de retirarse, en 1998, entrenó con Coyotes de Saltillo, pero optó por dejar el futbol por la paz.

Después del retiro fue invitado a un torneo mundial de reservas y de ahí pasó a las inferiores de Rayados, donde se encargó de la Sub-17 que disputó la Copa Dallas. Luego se fue a Cobras de Ciudad Juárez, también al mando de las reservas y después de la aventura fronteriza regresó a Rayados de Primera A, donde ha sido Auxiliar y Director Técnico. También debutó como interino en el máximo circuito durante el Apertura ’07, pasó por Veracruz en la Liga de Ascenso y actualmente conforma el cuerpo técnico de los Xoloitzcuincles de Tijuana, que bajo la dirección de Joaquín del Olmo defienden este torneo su corona de campeón del Apertura ’10 y su medio boleto a la Primera División.

El Coreano llegó a ser imagen del Puebla.

 

Video. No supe insertarlo, jeje. Les dejo un reportaje payaso y mamón de ESPN, que parece que dirigió el cuate que hacía Misterios Sin Resolver. Lo interesante son los primeros segundos, en los que se ven algunas imágenes del último partido que jugaron antes del castigo y el gol de Gerardo Jiménez.

Hay que hacer click acá para ver la primera parte.

Y acá para ver la segunda.

Guerrero, Joahan.

Injusto o no, hoy traemos un post de a dos por uno. Se trata de dos jugadores que obtuvieron por separado varios logros, pero siempre venían a la mente del aficionado como un sólo ente. Acostumbrados a aquello de compartir hasta la cara, siendo gemelos idénticos, los originarios de Monterrey debutaron el mismo año, el mismo torneo, en el mismo equipo, jugaban más o menos la misma zona, fueron campeones al mismo tiempo y casi se retiraron en las mismas fechas. Con ustedes los hermanos que ya retirados y pelones se parecen a Vin Diesel sin anfetaminas: Joahan Rubén y Omar Luis Rodríguez Álvarez.

¿Quiénes eran? Un par de jugadores salidos de fuerzas básicas de Cruz Azul; Omar se desempeñaba en la defensa, con recorrido hacia el ataque y Joahan en la media, con recorridos hacia la defensa. Ambos estuvieron activos desde mediados de los noventas a mediados de la primera década del siglo XXI.

¿Porqué se les recuerda? Por ser hermanos y por ser gemelos, por que más. Ambos hicieron gran carrera en Cruz Azul, mientras Joahan destacó también en Santos y Selección Mexicana y a Omar se le toma por bueno su paso en Morelia.

¿Cómo fueron sus carreras? Desde pequeños se mudaron a la Ciudad de México y la comenzaron jugando en una escuela infantil de futbol del club América, pero más tarde les llegó la oportunidad de entrar a fuerzas básicas de Cruz Azul, que los llevó a disputar la copa sub-17 de Italia ’91. Luego de aquel torneo empezaron a ascender y a disputar algunos interescuadras, hasta su debut en el Invierno ’96. En La Máquina colaboraron para el último campeonato del ’97; Omar como titular durante toda la liguilla y Joahan jugando hasta las semifinales contra Atlante.

Al siguiente año Joahan salió a Santos por falta de actividad, en Torreón encontró excelente recibimiento de la afición y fue pieza clave en dos finales, de las cuales ganó una, la del campeonato de Verano ’01. En esos años se ganó sus primeros juegos en la selección de Javier Aguirre que perdió la final de la Copa América ’01 y rescató el boleto al mundial de Corea/Japón ’02 . En dicho torneo participó durante toda la fase de grupos, consiguiendo una buena actuación. Tras el mundial continuó dos años más con Los Guerreros y al acabar el Clausura ’04 emigró a Necaxa, donde jugó tres torneos, como titular al principio, pero volviéndose cada vez menos indispensable. El Clausura ’06 fue llevado a Morelia, donde antes había jugado su hermano, pero alineó poco y salió luego de ese torneo con rumbo a Querétaro, equipo del que se retiró tras participar en dos ligas y reunir pocos minutos en el Clausura ’07.

Mientras tanto Omar permaneció en Cruz Azul tras la salida de su hermano durante seis ciclos más, ahí disputó otra final en el Invierno ’99 contra Pachuca, en la que fue subcampeón y se mantuvo como jugador importante, incluso jugando durante la Libertadores ’01 (esa del Boca Juniors), aunque una lesión lo alejó del partido final. Al finalizar el Invierno ’01 buscó nuevos aires en Morelia y aunque no siempre había sido titular, con Los Monarcas disputó su tercera final, en la que repetiría el máximo trofeo en el torneo del Apertura ’02. Luego de aquel año fue llevado a Chivas como gran refuerzo, sin embargo el rendimiento no fue tan sobresaliente como se esperaba y tras el Apertura ’03, con apenas un año en Guadalajara, fue vendido a Jaguares en donde disputó su último partido luego de cinco torneos en Tuxtla Gutierrez, durante el Clausura ’06.

Omar, en Morelia.

¿Que fue de ellos? Omar Rodríguez se mantiene activo jugando amistosos e incluso ha formado parte del equipo mexicano de ShowBol, sin embargo ha dicho que no tiene proyectos relacionados con ser entrenador o directivo. Joahan Rodríguez se ha visto también en partidos de exhibición, como la inauguración del estadio Territorio Santos Modelo o eventos deportivos en E.E.U.U para jóvenes y actualmente se está preparando para ser auxiliar o director técnico. Mientras tanto ambos se entretienen haciendo negocios con bienes raíces, según sus palabras.

Algunos datos: Su padre también fue futbolista profesional. Alberto El Tubo Rodríguez jugó en Veracruz, Atlante y Tigres. Con este último equipo fue campeón de Segunda División en la 73/74 y ganó el título de ascenso, marcando seis de los ocho goles que la UANL anotaría en aquella liguilla.

Como buenos gemelos tienen varias anécdotas de confusión, desde la educación primaria en la que tuvieron que separarlos para evitarles problemas hasta el futbol profesional, cuando trataron de expulsar a uno de ellos por segunda amarilla, cuando en realidad su gemelo se había ganado la anterior.

Durante algún tiempo ambos estuvieron saliendo con artistas famosas de la televisión nacional; Omar con Betty Monroe y Joahan con Chantal Andere, que yo no se quienes son, pero me suenan.

Otro que sale con alguien de la farándula mexicana es Omar Rodríguez-López con Ximena Sariñana, que no tienen que ver nada con ellos, más allá de que el guitarrista chicano es homónimo de uno, pero lo traigo a colación porque esta canción me mola.

Ahora los dos están felizmente casados con dos hermanas -cada quien con una, pues- y tienen chilpayates de la misma edad.

Joahan se llama así en honor al mítico holandés del barcelona Johan Cruyff, sin embargo su nombre se escribe Joahan por culpa del bendito registro civil.

Curiosamente en esa selección de Corea Japón ’02 estaba otro jugador que también tenía un hermano en primera división, aunque tampoco estaba en selección: Ramón Morales (hermano de Carlos Adrián).

Entre los dos estuvieron presentes en cuatro finales diferentes, obtuvieron un título cada uno y perdieron otro.

Estando juntos les recuerdo un gol del Verano ’97 contra Monterrey en el que Omar, tras asistencia de Francisco Palencia, pone un pase desde la banda a Joahan para el primer tanto de la tarde. Ese día el portero de Rayados era Tirzo Carpizo.

Ambos se retiraron entre pleitos; Omar tuvo que reclamar su contrato ante la Federación Mexicana por un problema con la directiva de Jaguares y eso lo obligó al retiro, Joahan por su parte acabó peleado con el entrenador de Querétaro y éste interfirió para que no encontrara equipo en el último Draft al que asistió.

Omar Luis es unos segundos más grande que su hermano.

Estadísticas Joahan Rodríguez: Marcó 42 goles en 327 encuentros disputados y supuestamente puso 19 asistencias. Acumuló 66 cartones amarillos y 6 rojos. Clubes: Invierno ’96 a Invierno ’98, Cruz Azul. Verano ’99 a Clausura ’04 Santos, Apertura ’04 a Apertura ’05, Clausura ’06 Morelia, Apertura ’06 y Clausura ’07 Querétaro.

Estadísticas Omar Rodríguez: Marcó 8 goles y puso 11 asistencias en 259 juegos, acumuló 82 amarillas y 5 rojas. Clubes: Invierno ’96 a Invierno ’01 Cruz Azul, Verano ’02 y Apertura ’02 Morelia, Clausura y Apertura ’03 Chivas, Clausura ’04 a Clausura ’06 Jaguares de Chiapas.

Video. Primero, gol de Joahan Rodríguez con Santos ante Chivas. Mire usted que celebraba con una playera del Tri de Alex Lora y la Virgen de Guadalupe.

Luego, de Omar me encontré una asistencia, es el último gol de Cruz Azul y hay que adelantar al minuto 3’04. Pero es lo que hay, jeje.

¿Hubieran preferido a Los Gemelos Brenan, tienen anécdotas o paraderos? ¡Comenten!

Glorias Pasadas: ¿Qué fue de Antonio Taboada?

Publicado: 17 noviembre 2010 de Damián García en Cruz Azul, Futbolistas, Irapuato, Querétaro, Toluca

Juro que ese, parando a Zamorano, es Taboada.

El de hoy es un jugador que me han pedido varios lectores por ahí. Un mediocampista sobrio, que nunca hizo mucho ruido en la liga y sin embargo siempre estuvo presente, jugando con mucho peso en la lateral izquierda de los equipos que militó. Nacido en el Distrito Federal, chilango de toda la vida, nuestro protagonista encontró en la cercana Toluca el club que lo llevaría a tocar el cielo con el campeonato nada más tres veces. Con ustedes: Antonio De Jesús Taboada Herrera.

¿Quién era? Un mediocentro zurdo, mexicano, que jugó durante los noventas y hasta principios de esta década.

¿Porqué se le recuerda? Por aportar a la creación del juego, especialmente con los escarlatas, donde influyó en la obtención de sus tres campeonatos. Un poco también por ser de esos que de jóvenes ya mostraban una curiosa calva estilo fraile.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en las fuerzas básicas del Cruz Azul, allá se formó durante todo el proceso juvenil y su debut profesional, que llegó en la temporada 91/92 entrando de cambio contra Atlante. En esa primera liga empezó a ganar minutos e incluso alineó partidos completos. Para las siguientes temporadas se empezó a consolidar en el equipo, en el 94/95 jugó su primera final de liguilla y aunque el título no llegó, para la 95/96 ya se le consideraba titular indiscutible. Aún así salió de la máquina rumbo a Toluca, pues Cruz Azul había preferido reforzarse en busca del ansiado campeonato a continuar trabajando su base, así que lo dejó ir junto a otro canterano; Victor Ruíz.

A su llegada al Toluca empezó a formar una buena pareja de laterales con Efraín El Cuchillo Herrera, aunque ese Invierno ’96 no lo jugó completo por lesión. Para el Verano ’98, con la recuperación de otros jugadores importantes Toluca finalmente cuajó y llegó a la final contra el Necaxa, en ella Taboada marcó uno de sus goles más importantes, pues fue el primer gol para su escuadra en el partido de vuelta, cuando el marcador global era de 4-1 en contra. Finalmente la espectacular remontada llegó y alzó uno de sus primeros tres trofeos. Luego de aquel triunfo se mantuvo como titular hasta el Invierno ’99 y en el ’00 empezó a alternar con la banca.

Para el Verano ’01 buscó suerte en Irapuato donde estuvo por dos torneos antes de que el equipo desapareciera y se convirtiera en Veracruz con todo y plantel. Con el cambio de equipo el jugador no entró en planes y se marchó por una temporada a Querétaro en la Primera A durante el Verano ’02, el último que jugó como profesional.


Disculpe usted la horrible marca de agua ...

¿Qué fue de él? Tan pronto pudo regresó al futbol como auxiliar y director técnico, colaborando con equipos como el Irapuato en Primera A, los Libertadores de Pénjamo y el Club de Futbol Salamanca, en la Tercera División. Actualmente es el director técnico del Cruz Azul Irapuato, equipo que juega en el Torneo Juvenil de Guanajuato, que viene siendo la cuarta división del bajío.

Algunos Datos: Además del ya narrado, también anotó gol en dos finales más, aunque fueron en tanda de penales contra Morelia y Atlas.

En total disputó 5 finales y ganó 3, en todas ellas jugó, aunque peculiarmente contra monarcas no lo hiciera ni un minuto porque entró de cambio sólo para los penales.

Perdió una en Cruz Azul contra Necaxa y la otra justamente esa, en la que se coronó Morelia.

Por culpa de su alineación indebida, en la primer campaña con Toluca su equipo perdió un partido de Copa México en la mesa, contra el mismo Morelia.

Aquella ocasión Toluca argumentó que fue un descuido alinearle, aún así la federación multó al jugador con 50,000 pesos.

En un partido contra Tigres la expulsión del portero Mario Albarrán al minuto ’87, obligó a Taboada a ponerse los guantes por falta de cambios, además el zurdo se dio el lujo de salvar a su equipo con gran atajada a un cañonazo de tiro libre del Matador Hernández.

Sobre ese día Antonio comentó que nunca había entrenado como portero en los interescuadras, pero que siempre le ha gustado hacerlo en cascaritas con los cuates.

Su hijo y homónimo, Antonio Taboada, se encuentra jugando en el equipo sub-15 de Cruz Azul.

Ya hemos hablado de la eliminación en cuartos de final de Cruz Azul contra América de la 93/94, pues resulta que en el partido de ida las Águilas empataron gracias a un autogol del mismo Taboada.

Un año después de haber perdido la final contra Necaxa se volvió a enfrentatr a los entonces bicampeones rayos vistiendo una improvisada playera, blanca con naranja, del combinado de estrellas de la liga, en un cuasi-espectáculo al que llamaron Día del Campeón, que nadie peló, no llenó las gradas y sólo sirvió para humillar a Necaxa 5-0, que llegó frío y sin pretemporada al chou.

Ni él se ha de acordar, pero esa generación de Toluca también ganó la Copa Orgullosamente Mexiquense y el Cuadrangular Internacional de Singapur.

Estadísticas. En Primera jugó 285 encuentros, alineó de inicio en 215, marcó 5 goles y registró 6 asistencias. Sus números de tarjetas se quedaron en 24 amarillas y 3 expulsiones. Clubes. 91/92 a 95/96 Cruz Azul, Invierno ’96 a Invierno ’00 Toluca, Verano ’01 e Invierno ’01 Irapuato, Verano ’02 Querétaro.

Video. Acá su gol en la mágica remontada chorizeña, un ejemplo de se confiaron, gran partido también de Abundis y Darko Vukic.

¿Se acordaron de algún otro futbolista? ¿Saben si la segunda foto es un error garrafal? ¡Comenten!

El de hoy me lo pidió el buen Adrián, quien por cierto ya debe armar una retita pronto, aunque me muera yo de enfisema. Se trata de un portero argentino que llegó a nuestra liga con una importante carrera bajo el brazo, hecha principalmente en Argentina, donde incluso fue jugador de la selección albiceleste y cosechó varios títulos. En México lucía una larga cabellera que aún conserva y salía a jugar con suéteres de colores, no tan chillones como su contemporaneo Jorge Campos pero sí coloridos y extravagantes, además era sin duda un buen titular bajo los tres palos. Con ustedes: Norberto Hugo Scoponi Casanova.

¿Quién era? Un cancerbero argentino de la época de los ochentas y noventas, en México jugó a finales del siglo XX.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en su natal Rosario, jugando desde las inferiores del C.A. Newell’s Old Boys de Argentina. Allá fue portero desde siempre y consiguió su debut profesional en 1982, fue fiel a su club hasta 1994 y entre sus palmares obtuvo tres torneos de liga y un subcampeonato de Copa Libertadores, además fue convocado continuamente entre 1990 y 1994 a su selección. Fue entonces que decidió dar el salto a México y Cruz Azul le dio la oportunidad en la 94/95, a ese torneo se incorporó a la mitad de la temporada y automáticamente le arrebató el puesto a Oscar Pérez, quien apenas se había ganado sus primeros minutos.

Ese mismo año la máquina llegó a la final pero nada pudo hacer para detener a un Necaxa que en esos días estaba que no creía en nada ni nadie. El siguiente torneo lo jugó con la misma intensidad y fue seleccionado el mejor arquero del torneo, sin embargo Cruz Azul se quedó fuera de la pelea por el campeonato en una dolorosa derrota de cuartos de final contra el América. Para el Invierno ’96 una lesión le alejó del torneo por varios partidos y luego, a la mitad del Verano ’97, El Conejo Pérez recuperó su titularidad a base de esfuerzo, así que al terminar aquella liga la directiva, presionada por la falta de títulos (¿les suena familiar?), lo inscribió tarde al draft, sin avisarle que estaba fuera del equipo, de modo que no alcanzó ofertas y salió ciertamente dolido.

Su futuro lo encontró rápidamente en Independiente de Avellaneda, donde jugó dos años más y ya estando casi en el retiro regresó a México con la Piedad, para jugar el torneo de Invierno ’01 de Primera A y retirarse luego de conseguir otro subcampeonato.

Un rockstar cualquiera.

¿Qué fue de él? Supongo que serán pocos los que se sorprendan, pues actualmente lo encontramos haciendo un buen trabajo con el cuerpo técnico de Ruben Omar Romano en Torreón. Antes de eso ha acompañado al mismo Rubén desde el Apertura ’04 en Pachuca, Morelia, Cruz Azul y Atlas, donde ha sido por igual su entrenador de porteros y auxiliar.

Algunos Datos: Su apodo en argentina era uno que hemos oído tropecientas veces: El Gringo.

El primer campeonato que consiguió con Newell’s fue histórico, pues además de él todos los jugadores eran canteranos.

En México no ganó titulos de liga, pero fue campeón de la Copa CONCACAF dos veces.

Aunque asistió a un mundial estuvo muy lejos de jugar, pues aun cuando el titular Goycochea salió del once inicial lo reemplazó el otro guardameta, Luis Islas. Fue en aquel mítico EEUU ’94 donde Maradona fuera expulsado por doping.

Con el D10s jugó también coincidió en sus últimos años en Newell’s cuando Diego pasó por aquel club.

Siempre ha comentado que le gusta mucho México y por eso le sienta bien trabajar acá. Si se fijan no sólo comparte con nosotros el cariño a nuestra tierra, sino que estuvo sentado en la Copa América ’93 como todos los demás mexicanos viendo a Batistuta despedazarnos.

Cuando salió del Cruz Azul en la Noria contrataron a dos porteros de amplia experiencia; el ya nombrado Campos y Nicolás Navarro*, aunque el título lo celebró el canterano Oscar Pérez.

Junto a su mujer es dueño de una tienda de motocicletas, pues el ciclismo motorizado es una de sus pasiones. Si algún día andan en Rosario y necesitan desesperadamente una Ducatti, pasen a Scoponi Motos.

Su hijo y homónimo, Norberto Scoponi Plecito, también juega de portero y salió de fuerzas básicas de Atlas (es naturalizado mexicano) aunque sólo ha tenido oportunidad de jugar un torneo en los Académicos, la filial de Primera A de los rojinegros, en el Clausura ’07.

El día que secuestraron a Romano él fue el último que le vio antes de que se lo llevaran los delincuentos, luego de que cargaron gasolina en la misma estación.

Estadística. En México jugó 74 partidos, todos como titular y aceptó 82 goles en ellos, una media de 1.1 por juego. Clubes: 1982 a 1994 CA Newell’s Old Boys, 94/95 a Verano ’97 Cruz Azul, 1997 a 1999 Independiente de Avellaneda, Invierno ’00 La Piedad.

Video. Acá lo pueden ver en un partido en que Cruz Azul golea 5-1 a Tigres, aunque en el único gol en contra a Scoponi lo sorprenden y sale adelantado.

¿Te acordaste de otro portero, aunque sea e de tu edificio? ¿Tienes anécdotas? ¡Comenta!

El de hoy es uno de los contados ciudadanos estadounidenses que ha jugado nuestra liga sin tener la doble nacionalidad e incluso fue seleccionado por el odiado enemigo de la CONCACAF en el mundial de USA ’94. Era poseedor de una gran altura y forma física que intentaban equilibrar su notable falta de talento y aptitud técnica. Nuestro protagonista empezó su carrera jugando futbol de salón y en su mejor momento llegó a México por la frontera, jugando para Cobras y luego en Cruz Azul, donde incluso alcanzaría el honor de portar el gafete de capitán. Una extraña apuesta de los directivos, sin duda. Con ustedes: Critopher Clemence Kooiman, Cle.

¿Quién fue? Un defensa gringo y californiano de ascendencia holandesa, que estuvo activo desde finales de los ochentas hasta principios de los noventas.

¿Porqué se le recuerda? Por gabacho, aunque también se le recuerda por ser un defensa recio y fuerte que no lo hacía tan mal, especialmente en Cruz Azul, donde dejó algunos buenos partidos y hasta anotó un par de veces.

¿Cómo fue su carrera? Empezó jugando varios deportes en la escuela y finalmente llegó al equipo de la Universidad de San Diego, donde fue llamado a un juego de estrellas. Al finalizar su carrera universitaria entró a Los Angeles Lazers, un equipo de futbol sala en el que permaneció hasta 1987. En la temporada 87/88 se mudó a California Kickers (ya jugando sobre pasto) de la extinta WSA, que luego cambió de nombre a la WSL, antes de fusionarse con la también olvidada ASL para crear la APSL que después perdió el título y ahora es conocida como la USL, una liga formativa del futbol profesional. En ese embrollo de ligas estuvo también con San Diego Nomads en la 88/89.

Así por azares del destino en la 89/90 un promotor lo convenció de buscar el sueño mexicano y venir a jugar para Cobras de Ciudad Juárez. En su primer año el equipo fronterizo se quedó a un mísero punto de clasificar en la liguilla, pero el siguiente fue una decepción y en plena limpia para tratar de mejorar, salió Kooiman, con destino al Cruz Azul para jugar la 92/93. Esa temporada la jugó casi completa y realizó una buena pareja en la central junto a Victor Ruiz. Ese desempeño le ganó su primer convocatoria nacional. Para el siguiente año su rendimiento bajó y al final de la 93/94 se fue a Morelia después de disputar el mundial de USA ’94 con EE.UU. En monarcas estuvo durante la 94/95 pero no jugó ni un partido y regresó a su país.

Cuando regresó al vecino del norte recién se había formado la MLS y se le fichó para jugar con el Tampa Bay Mutiny donde estuvo por dos temporadas antes de cambiar al Miami Fusion del mismo estado y jugar ahí por un año antes de retirarse profesionalmente.

¿Qué fue de él? Tras el retiro ha estado en un sinfín de equipos y escuelas formativas. En 2003 fue asistente del equipo americano sub-20 y hasta hace poco fungió como Director Deportivo y Coach de los equipos juveniles femeniles y masculinos de la escuela oficial de futbol del Arsenal FC en California.

Algunos Datos: Como les decía lució en alguna ocasión el gafete de capitán en Cruz Azul, convirtiendose en el único americano en haber liderado a un equipo nacional de Primera División.

Su juego era definitivamente rudo y nada técnico, en sus primeros dos años en la MLS lideró la tabla de fouls cometidos, con 129.

Para el videojuego FIFA 2000 colaboró con los desarrolladores de EA Sports en la captura de movimientos para aumentar el realismo del juego. Cabe mencionar que en ese entonces Electronic Arts hacía unos juegos bastante malos.

En su rancho le apodaban Wild Men (Hombre Salvaje), pues según ellos tenía una de las personalidades más atrabancadas del futbol norteamericano, onda Bad Boy (Chico Malo).

Un pariente suyo, Noah Kooiman, que le ha acompañado en varios equipos juveniles, fue también jugador profesional universitario y ahora es entrenador de los Coyotes de la Universidad Etatal de California de San Bernandino.

En 2009 intentó incursionar en el negocio de las bebidas alcohólicas con una marca de tequila llamada El Diablo, a saber como le fue en aquello porque la página web oficial venció hace unos días.

Se considera gran estrella del futbol mexicano y portador de un nombre muy famoso en nuestro país, o al menos así lo dice en su reporte de mercadotecnia para dicho tequila.

Aún posee el récord colegial del Inland Empire (región sur) de California con un gol de campo de 59 yardas que anotó en 1980, durante su incursión en el futbol americano. A lo mejor por eso lo querían en Cruz Azul, por los pelotazos.

En la copa de USA ’94 jugó un partido completo, en el empate 1:1 contra Suiza. También jugó toda la fase de grupos de la Copa América ’93 y la Copa de Oro ’93, cuando todavía las ganábamos.

Estadísticas. En México disputó 113 partidos, marcó 3 goles y acumuló 4 expulsiones directas. Clubes: 1982  San Diego University College Team, 1982-1987 Los Angeles Lazers (MISL), 87/88 California Kickers, 88/89 San Diego Nomads, 89/90 y 90/91 Cobras Cd. Juárez, 91/92 y 93/94 Cruz Azul, 94/95 Morelia, 95/96 y 96/97 Tampa Bay Mutiny, 97/98 Miami Fusion.

Video: Como siempre les debo los goles. En este video podrán ver un buen gol de Daniel El Travieso Guzmán ante la marca de Cle, en la repetición se nota como intenta alcanzarlo con toda su corpulencia, sin éxito.

¿Te recordó otro jugador, tienes alguna anécdota? ¿Crees que hacen falta más ratones vaqueros en nuestra liga?

El de hoy es un defensa y medio centro que actuó casi toda su carrera en Cruz Azul, un defensor ferreo que fue campeón con la máquina en su último campeonato del 97 y disputó 12 liguillas con aquel equipo. A diferencia de otros jugadores, se retiró cuando todavía tenía futbol en sus botines y ganas de seguir en el campo, pues se le detectó cancer y tuvo que dejar el juego para lograr vencer a la enfermedad. Estamos hablando de José Luis Sixtos Lozano, El Flaco.

¿Quién fue? Un defensa central chilango de la década de los noventas y principios de ésta.

¿Porqué se le recuerda? Por ser parte importante del título del 97 y por la larga cabellera que lucía en la cancha.

¿Cómo fue su carrera? Se probó en el Centro de Formación Cruz Azul y de inmediato fue reclutado para el primer equipo, debutó con la máquina en el torneo 1991-1992 y su aportación en la institución fue definitiva durante el campeonato del 97. De ahí salió en calidad de préstamo al Puebla en el verano 2000 y en el siguiente torneo pasó una temporada en León antes de volver a Puebla. Durante el Invierno 2001 un examen de rutina detectó el cancer que se le había formado en la pierna y después de completar ese torneo decide retirarse para llevar su tratamiento. Ya curada la enfermedad después de dos cirugías y dos procesos de quimioterapia el jugador regresó a las canchas registrándose con el Puebla, sin embargo no fue tomado en cuenta y partió a la primera división A en donde jugó con Cruz Azul Hidalgo, Oaxaca y Rivera Maya hasta el Clausura 2004. Después se mantuvo entrenando sin jugar con Cruz Azul y los Lobos Buap hasta el 2008, buscando oportunidades que por diversos motivos nunca llegaron, entonces se retiró por completo.

¿Qué fue de él? Tras el retiro obtuvo su carnet de entrenador y junto a Salvador Cabrera (compañero en Cruz Azul) entrenaron en el Clausura 2009 al Deportivo Conteras de Segunda División. Este año ha participado en varios amistosos de veteranos y se espera regrese a la dirección técnica en algún momento. Sus últimas revisisones médicas indicaron que el cancer había desaparecido por completo.

Algunos Datos Curiosos. Su hermano fue profesor de fuerzas básicas en Cruz Azul y llegó a jugar en las juveniles del América, hasta que una lesión en el tobillo le obligó a un retiro prematuro.

De niño aprendió a jugar futbol en la escuela de futbol del Club América.

Sus padres también eran deportistas de alto rendimiento, jugaron voleibol durante las olimpiadas de 1968 en México.

En el 2005, mientras se entrenaba con el Cruz Azul, Ruben Omar Romano aún lo tomaba en cuenta en los interescuadas aunque no estaba dado de alta en el torneo, de hecho no desapareció de las listas de transferibles hasta 2008.

Antes de algún partido contra América el defensa trató de pintarse rayos azules en el cabello en la estética, sin embargo no pudo lucir los colores de su equipo pues la decoloración le dejó rayos amarillos que más bien se confundían con los colores del equipo rival.

Cuando se enteró de su enfermedad la desesperanza fue tal que su primer deseo fue el de seguir jugando y literalmente “morirse en la cancha”, sin embargo su esposa lo convenció de iniciar el tratamiento del que salió airoso.

Un par de veces se manejó la posibilidad de que fuera a Monterrey y también a Santos, sin embargo cuando salió cedido a Puebla fue por la solicitud del mismo jugador, que pidió a la directiva su salida.

Estadísticas. Jugó 229 partidos en primera división fue titular en 199 y consiguió 7 goles. Clubes. 1991-1992 al V2000 Cruz Azul, Invierno 2000 León, Verano 01 – Invierno 2001 Puebla, Invierno 2002, Cruz Azul Hidalgo, Verano 2003 Oaxaca, Clausura 2004 Riviera Maya.

Video.

El de hoy es un jugador que brilló -no tanto, pero no tan poco- como delantero, pero que también se desempeñó como defensa en el futbol mexicano. Un jugador que debutó y jugó principalmente en Tecos, que además nunca necesitó de un apodo pues su singular nombre se quedó grabado en la mente del aficionado mexicano: Eustacio Rizo Escoto.

¿Quién fue? Un jugador mexicano de la década de los noventas y principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda? Por pasar por multitud de equipos, por ser considerado un peligro para las defensas rivales o un refuerzo desesperado y, como varios en este blog, por tener un escándalo de directivas.

¿Qué fue de él? Después de su andar errático por Cruz Azul, Chivas, Irapuato, Veracruz y Puebla regresó a Tecos donde tuvo dos buenas últimas campañas de primera división. Jugo después dos temporadas en la primera división A para los Tigrillos Broncos y se retiró del futbol profesional, sin embargo impartió clínicas y jugó para el Arsenal Banat de la liga amateur de Arizona, donde en 2006 fue campeón de la Food City League. El año pasado jugó varios amistosos con veteranos de Chivas y a principios de este año compitió con la Selección Romita en el torneo municipal Tres Soles, en Guanajuato, donde incluso se le ubicó en una bronca contra el Carnitas Romero, equipo de la misma liga.

Algunos Datos Debutó en Tecos en la campaña 93-94 e incluso jugó la final de liga, en la que la UAdG venció a Santos para obtener su primer y único título en la historia.

Jugó tan sólo 6 partidos y anotó 3 goles en la Selección Mayor. Uno de ellos hace 15 años contra Uruguay, en un amistoso que quedaría 1-0 y que trascendería únicamente porque en él debutó con la verde el mismísimo Cuauhtémoc Blanco.

Como les decía jugó como delantero pero se retiró como defensa, aunque inicialmente esa era su posición en el Tecomán, equipo que lo vio nacer.

Demandó al Puebla en la FMF por falsificar su firma en un finiquito, en el cual supuestamente renunciaba a su liquidación y sus últimos pagos.

Estuvo cerca de fichar por Santos, sin embargo la directiva se decidió en aquella temporada por Jared Borgetti. Buena selección, que ni que.

Fuera de Tecos sólo logró anotar un gol de primera división en todos los equipos que jugó, fue durante su paso con Chivas y contra el América. Él mismo dijo alguna vez que el Guadalajara era el equipo de sus amores.

Estadísticas y Trayectoria Jugó 195 partidos y anotó 52 en primera división, jugó en: Tecos  93-94 al V99, Cruz Azul I99, Chivas V00, Irapuato I00 al I01, Veracruz V02, Puebla C03, Tecos A03 y C04, Tigrillos A04 y C05.

Video. Este video está raro y combina dos juegos distintos, sin embargo al principio podrán ver el gol de Eustacio Rizo o por lo menos su celebración que selló un 3-0 al América en aquella temporada de Invierno 2000.

¿Sabes algo más de Eustacio Rizo, tienes alguna anécdota o te has acordado de algún otro jugador? ¡Comenta!