Archivos de la categoría ‘Yucatán’

Pumas y sus sudamericanos. Cuando hablamos de las contrataciones provenientes del continente hermano en la UNAM hablamos de una larga historia llena de fracasos, jugadores desconocidos, grandes potenciales y promesas que jamás se cumplen. El de hoy es todos esos casos, un jugador carioca que llegó al club sin experiencia que avalara su incorporación y que demostró que tenía talento de sobra, pero que no gustaba de mostrarlo todos los días. Flojo y conflictivo en apenas dos años hizo varios goles, pues tenía un potente disparo, pero igual salió pronto del club para desaparecer poco a poco debido a su falta de compromiso. Con ustedes: Leonel Bolsonello.

¿Quién fue? Un delantero brasileño que jugó en nuestro país durante los noventas.

¿Porqué se le recuerda? Por sus grandes cualidades al disparar a portería, también porque las lucía muy poco, a cuenta gotas, cuando de mejor humor estaba.

¿Cómo fue su carrera? La comenzó en su natal Rio Grande, Brasil. De ahí encontró lugar en el Sociedade Esportiva Matsubara, un equipo divisional de Paraná, que entonces jugaba en el Campeonato Brasileiro Série C de tercera división. Con apenas esa dudosa experiencia saltó a préstamo a nuestra liga, altamente recomendado a su paisano y entonces técnico universitario Ricardo Tuca Ferreti. Desde su primer partido mostró cualidades y lideró la tabla de goleo por varias fechas en la 92/93, peleándola con gente de la talla de Carlos Hermosillo.

Para cuando la afición y los medios empezaron a tomarlo en cuenta como figura del torneo el jugador empezó a tener problemas de disciplina y personales contra el cuerpo técnico, bajando su rendimiento. Así concluyó esa temporada, pero sin duda fue tomado en cuenta para la siguiente liga. A mediados de la 93/94 el jugador seguía peleando la posición de campeón goleador justo cuando la directiva decidía si hacer efectiva su opción de compra o devolverlo, y aunque sus diferencias eran cada vez más fuertes contra el técnico la junta decidió adquirirlo definitivamente. Gran error, porque su rendimiento cayó como castillo de naipes y salió al final de la temporada, argumentando mal trato del club hacia su persona.

Para la 94/95 se fue a préstamo a Veracruz, en donde jugó bien en menos partidos de lo que acostumbraba y al final la directiva escuala tampoco quiso seguir con él. La siguiente temporada la jugó en el Club Deportivo Futbolistas Asociados Santanecos, de la Primera División Salvadoreña y terminó campeón de liga, por lo que una vez más un club mexicano, Toluca, le dio oportunidad de jugar con ellos la Copa México ’96. Una vez más decepcionó a los dueños y le dejaron ir al Zacatepec, para el Verano ’97. Finalmente pasó a Venados y ahí encontró mejor recepción, pues en Yucatán perdonaron todos sus desplantes hasta el Verano ’99, cuando salió luego de haber logrado un campeonato de Primera A y jugado una final por el ascenso contra Unión de Curtidores.

Podríamos decir que esa final fue casi su retiro, pues luego de eso únicamente probó suerte en la A-League de Canadá (ahora convertida en la segunda división americana) con el Lynx de Toronto, donde jugó 7 encuentros en 1999 y marcó 2 goles.

¿Qué fue de él? Reapareció en México en 2001, jugando en el sector amateur de Veracruz con el Deportivo Barradas, en el que compartía cancha con otros ex jugadores como Kalusha Bwalya y El Turco Apud, dicho equipo obviamente arrasó aquella liga. Luego se le vio con otras escuadras de ese torneo como el Gallos de Mendoza y Ciudad Mendoza. En 2005 también compitió con el Moctezuma Emperador de la liga regional de Orizaba, donde fue campeón de la división de veteranos. Actualmente juega amistosos con estrellas retiradas y es promotor de jugadores en nuestro país.

Algunos Datos: A pesar de haber disputado a medias dos torneos con la UNAM se mantiene como el onceavo jugador con más anotaciones en el club, 2 por debajo de un histórico como Alberto García Aspe que marcó 32.

Sus perseguidor más cercano -activo en el club- es Martín Bravo, con un total de 17 tantos en liga.

Tuvo el honor de poner el pase a gol para el primer tanto anotado en el Estadio Hidalgo de Pachuca, además de anotar el segundo en ese mismo partido.

Marcó el gol 200 en la historia del clásico América-Pumas.

En su primera temporada salió mínimo tres veces del entrenamiento de Pumas argumentando cansancio físico.

Alguna vez El Tuca tuvo que terminar el entrenamiento antes de tiempo, harto de la actitud de su compatriota diciendo: “Por tu culpa se suspende el entrenamiento Leonel, váyanse a sus casas”.

En otra ocasión sacó de quicio al médico del equipo cuando fue a visitarlo con supuestos dolores de ingle. Ese día el doctor se negó a atenderle argumentando después: “Bolsonello no tenía nada y la muestra fue que le anotó un gol al América  ayer”.

Y lo que es nuestro futbol; a pesar de haber sido una verdadera molestia para Ferreti, quien es considerado uno de los técnicos con peor carácter de la liga, se le ha visto acomodando jugadores cariocas en Tigres y Pumas cuando ha estado al frente de ellos el mismo Ricardo, pues ahora resulta que son muy brothers.

Antes de probar suerte en el puerto de Veracruz pasó por Cruz Azul intentando acomodarse, pero la directiva de la Noria pasó. Si el río suena es que agua lleva, habrán dicho.

Ese equipo de donde salió, el SE Matsubara, es propiedad de Sueo Matsubara, un empresario japonés/brasileño que se hizo rico en ese país sembrando caña y algodón aprovechándose de los agricultores locales. Su familia es dueña de 10,000 hectareas en Paraná, además de acciones de Volkswagen, una compañía grande de comida chatarra y un equipo de Formula 3, entre otras cosas. A esa fortuna súmenle los 200,000,000 de pesos viejos que le sacaron a Pumas por Bolsonello.

Estadísticas. En México marcó 42 goles en 90 partidos de Primera División, de los cuales completó 67. Clubes: De ¿? a 91/92 SE Matsubara, 92/93 y 93/94 UNAM, 94/95 Veracruz, 95/96 CD F.A.S., Invierno ’96 CD Toluca, Verano ’97 Zacatepec, Invierno ’97 a Verano ’99 CDA Yucatán, 1999 Toronto Lynx.

Video. Tendrán que aventarse una introducción del estadio pero al minuto 1:30′ podrán ver una buena asistencia y el gol, de rebote, de nuestro Bolsonello.

¿Te recordó otro jugador o anécdota? ¿Sabías que pasé todo el artículo tratando de hacer italiano su apellido escribiendo Bolsonelli? ¡Comenta!

Hoy toca servirse con la cuchara grande, como dicen por ahí. Nuestro protagonista es un camerunés que fue superídolo y en nuestras memorias es todo un referente de lo que un equipo debe lograr con un par de buenos fichajes y una correcta dirección técnica. Un delantero veloz y habilidoso que vino a la liga mexicana para impactarla con su desempeño y que formó parte de una campaña histórica que aún se anhela con cariño en los campos del América. Con ustedes Francois Didier Omam-Biyik.

¿Quién fue? Un delantero orginario de Sackbayene, Camerún. Activo desde mediados de los ochentas y durante toda la década de los noventas.

¿Porqué se le recuerda? Por ser referente del futbol total que practicaron las águilas de la temporada 94/95, por formar la dupla de abejas africanas junto a Kalusha Bwalya y por ser considerado uno de los históricos de su selección nacional y artífice de una de las victorias más importantes para aquel país.

¿Cómo fue su carrera? A los 19 años llegó al Dynamo de Douala en su ciudad natal, sin embargo pasó automáticamente al equipo Cannon Youandé, referente de la liga de Camerún en la que debutó. En ese club solamente duró una temporada, pues fue fichado por el Lavalen de Francia en la 87/88. Militó en aquel país hasta 1994, pasando también por el Rennes, Cannes, Marseille y Lens respectivamente y marcando 115 goles en 7 años. En esa época integró la selección nacional de Camerún y jugó el mundial de Italia ’90 donde saltó a la fama mundial por vencer al portero Nery Pumpido con un magnífico cabezazo que significó la victoria de los Leones Indomables en el partido inaugural contra el campeón defensor; la Argentina de Maradona.

Se mantuvo como seleccionado y volvió a marcar en el empate contra Suecia del mundial de USA ’94. Tras ese torneo el entonces vicepresidente del América (Giusseppe Rubbolota) le ofreció conocer nuestro país para hacerle una oferta con el club. Así se integró al cuadro de Coapa para la 94/95 bajo la dirección de Leo Beenhakker y en su temporada debut marcó 33 goles, formando una dupla letal en la delantera con Zague, quien anotó otros 23 tantos. Para el siguiente año el director técnico holandés fue despedido por problemas con la directiva y ocupó su lugar Marcelo Bielsa, con el cambio táctico del chileno Biyik empezó a perder fuerza en la delantera y marcó sólo 16 goles.

Para el Invierno ’96 aunque jugó casi toda la campaña anotó sólo 3 goles. Tras esa desastrosa temporada la directiva americanista contrató nuevos refuerzos extranjeros y las plazas para foraneos fueron ocupadas, por lo que se precindió del camerunés argumentando que no se repuso por completo de una lesión en la rodilla. Francois no tuvo más remedio que irse a préstamo a Venados de Yucatán en la Primera A, donde jugó dos torneos y una semifinal. Después de ese año salió a préstamo con el Sampdoria de Italia y jugó el mundial de Francia ’98. Regresó a Puebla en el Verano ’99 pero sus 5 goles no pudieron evitar el descenso de la franja. En la 99/00 jugó para el Cháteauroux de segunda división francesa y allá se retiró.

¿Qué fue de él? Luego de su retiro residió en Colima por mucho tiempo y ahí estuvo trabajando y dirigiendo en varios equipos del estado; los Palmeros-Loros de segunda y los Tuberos Real Colima de Primera A. En aquella ciudad también trabajó en una escuela privada como instructor. El año pasado estuvo al frente de las fuerzas básicas del Cháteauroux de la Ligue 2 donde también dirigió y después del mundial de Sudáfrica tomó el cargo de asistente del español Javier Clemente, en la selección de Camerún.

Algunos Datos. Entre sus récords posee el de más goles en una temporada en México (33), mayor cantidad de partidos en línea anotando (11) y el jugador camerunés con más juegos de copa del mundo en su selección.

También posee la nacionalidad Francesa.

Su padre era profesor de educación física e instó a Francois a entrar al Instituto Superior de Deportes para estudiar lo mismo, sin embargo él y su hermano prefirieron buscar la carrera de futbolistas.

Su hermano André Kana-Biyik jugó también en Francia para Le Havre y Metz. Además su primo Fransis Eliezer Omam también fue profesional en la primera división de Malta, así como la segunda división rusa e italiana.

Como asistente en Camerún trabajará al lado de otro internacional mundialista, Jacques Songo’o, con quien compartió equipo en selección y en su primer club, el Canon.

En México anotó 4 goles en un partido, contra Morelia en una histórica goleada 7-3.

En el Club América marcó la impresionante cantidad de 54 goles en 85 partidos.

Siempre se sintió ofendido por la forma tan misteriosa en que salió de las águilas. En realidad esa temporada la directiva prefirió dejarlo ir para traer a Goran Milojevic e Illie Domitrescu, delanteros mundialistas que marcaron 4 goles entre los dos y jugaron una sóla temporada en América.

Estuvo a punto de ser transferido a Toros Neza antes de emigrar a Italia pero el equipo se decidió finalmente por Juan Ramón Fleita y la directiva le ofreció ir al Zacatepec, oferta que rechazó.

En la red corre el rumor de que estuvo en un club llamado Telamon FC. En realidad se refieren al Atlante de México (Telamón y Atlante son sinónimos en latín) equipo con el que se depositó su carta en el Invierno ’98 pero el cual tampoco se decidió a contratarlo.

Su segundo hijo, Emilio, es ciudadano mexicano a diferencia de Antoir, el mayor, y aunque éste último  jugó en el partido de homenaje realizado a su padre en 2005 no se dedica al futbol. Emilio, el mexicano, fue encontrado hace poco jugando en las fuerzas básicas del Châteauroux de la League 2 francesa. Estos datos y otros sobre nuestros jugadores fuera del país los pueden encontrar en el magnífico foro de Embajadores Aztecas, que siempre me ayuda en estas cuestiones de la prole.

Estadísticas. En México jugó 102 partidos, 85 como titular con 57 goles en Primera División. Además marcó otros 9 en la liga de Primera A. Clubes: Canon Yaounde 86/87, Laval 87/88 y 88/89, Rennes 90/91, Cannes 91/92,  Marseille 92 , Lens 92/93 y 93/94, América 94/95 a I96, Yucatán V97 e I97 ,  Sampdoria 98/99, Puebla V99,  99/00 Cháteauroux.

Video. Acá ese partido contra Morelia con gran actuación de Biyik.

¿Recordaste otro jugador mítico? ¿ Crees que las abejas negras son los mejores africanos que han venido o prefieres a Nkong? ¡Comenta!

Esquina sup. derecha

Si usted está a punto de tener un hijo déjeme recomendarle un nombre que adorará desde el primer momento y querrá correr a apartarlo al juzgado cívico: Juvenal. El de hoy fue bautizado de la misma manera y quedó grabado en nuestras memorias por aquel singular nombre, además de haber resultado un medio de contención bastante rentable para escuadras como el Celaya e Irapuato mientras estvuieron en Primera División. Les presento a un hombre que ha vivido un sinfín de cambios de franquicias en nuestro futbol: Juvenal Patiño Hernández.

¿Quién fue? Un medio defensivo mexicano, originario de Cuernavaca Morelos, que jugó la década de los noventas y principios de ésta.

¿Porqué se le recuerda? Como ya decía; por su peculiar nombre, por usar un bigote estilo Cantinflas y por ser parte fundamental de las escuadras de Irapuato y Celaya cuando alcanzaron el soñado ascenso a la máxima categoría.

¿Cómo fue su carrera? Debutó en los extintos Toros del Atlético Cuernavaca por ahí de la 92-93 en la Segunda División A. Tiempo después dicha división se unió con la Segunda B para dar paso a la actual Primera A en la 94-95,  obligando a aquel equipo a fusionarse con la Escuadra Celeste de Celaya para crear a los también finados Toros del Atlético Celaya y cumplir así los nuevos requerimientos de la federación. Juvenal se mudó a Guanajuato con el novel equipo y esa misma temporada ganó la final de ascenso contra Pachuca, fue subcampeón de la Primera División al año siguiente contra Necaxa y se mantuvo en Celaya hasta el Verano ’97, al siguiente torneo fue cedido a Bachilleres de Primera A por úna temporada y regresó en el Verano ’98 para un último torneo con los Toros.

De ahí se fue vendido a Irapuato y luego de 4 temporadas, en el Verano ’00, jugó y ganó su segunda final por el ascenso contra el Cruz Azul Hidalgo. Se quedó con la Trinca  Fresera durante toda su aventura en primera hasta el Verano ’02 cuando el equipo fue mudado a Veracruz. No entró en planes con los Tiburones y fue cedido a Toros Neza de la división de ascenso, para la siguiente liga pasó a Venados de Yucatán y finalmente se retiró después de dos temporadas, en el Apertura ’03.

¿Qué fue de él? Después del retiro consiguió su título de director técnico y su primer aventura fue con el Valle de Santiago de Cuarta División en 2006, al año siguiente dirigió a los Cajeteros de Celaya F.C. de tercera aunque fue cesado pocas fechas después. Fue profesor de futbol para la UTEC de Celaya y actualmente dirige en fuerzas básicas y actúa como visor para el Patronato del Sistema de Futbol para Veracruz y se mantiene activo jugando amistosos y homenajes.

Algunos datos. Realmente fue un jugador que se caracterizó por poco estético. Cuentan que en un partido del Celaya, Bonifacio Nuñez lo amonestó cuando apenas entraba de relevo; al preguntar el porqué, el árbitro le respondió: “por feo”, aunque realmente fue por entrar antes de que saliera su compañero.

Esa no fue la única razón por la que se ganaba amonestaciones, en su carrera fue un jugador colmilludo y bastante sucio para meter la pierna. Tan solo en Primera División acumuló 30 amarillas y 4 rojas en 96 encuentros.

De entre sus altercados recuerdo que alguna vez metió una fuerte plancha a Ricardo Peláez contra Necaxa que no fue sancionada y en otra ocasión el Cabrito Arellano salió expulsado de un partido por escupirle en la cara, momentos antes Juvenal le había recetado un buen golpe en el rostro que el árbitro no vio.

Durante su estadía como técnico del Valle de Santiago un amistoso contra el Celaya fue suspendido cuando sus pupilos agredieron físicamente al árbitro por un penal marcado en contra. Iban perdiendo 4-0.

Se le recuerda en algunos lugares como el primer morelense en jugar contra el Real Madrid en España, dicha hazaña la logró dos veces durante una gira europea que hicieron los Toros de Celaya acompañados de sus figuras como Hugo Sánchez y Emilio Butragueño.

Usualmente era compañero de cuarto del Buitre.

Consiguió una final de Primera División y ganó tres en Primera A obteniendo dos ascensos, además se podría decir que estuvo en el regreso del Veracruz a la máxima categoría durante el cambio de franquicia, aunque nunca jugó para ese equipo.

Como decía atestiguó muchos cambios de nombre; fue el primer director de los Cajeteros de Celaya F.C. pues ese equipo apareció en la Tercera tras adquirir la franquicia del Unión de Curtidores.

Tiene una hija llamada Leslie Valeria y el amor por su pequeña es tal, que se tatuó su rostro en un brazo.

Su nombre no es tan poco común como uno quisiera, en 2006 militó un jugador homónimo con el Deportivo Tlahuicas de Tercera División.

Estadísticas. Jugó 96 partidos en Primera División, fue titular en 87 y anotó tres goles. Clubes: V03 -I02 Yucatán, V02 Toros Neza, I01-V98 Irapuato, I97 Celaya, V97 Bachilleres, I96-T93/94 Celaya, 92/93 y 93/94 Atlético Cuernavaca.

Video. Como ya se habrán dado cuenta la videoteca de esta página es lo peor. Acá la final contra el Necaxa y si son rápidos y audaces hay una toma de la alineación del Celaya donde podrán ver a Juvenal Patiño. Wow.

¿Te acordate de alguna anécdota, tienes idea de quienes son los otros dos en la foto aparte del Buitre y Patiño?, ¡comenta!